www.diariocritico.com

Saénz de Santamaría, Hernando y Gil Lázaro, azotes del vicepresidente primero

Rubalcaba se 'estrena' recibiendo acusaciones de manipulación y de situar al Estado 'en las cloacas'

Rubalcaba se 'estrena' recibiendo acusaciones de manipulación y de situar al Estado "en las cloacas"

"Esto no va a quedar así", decían, al término del control al vicepresidente primero, algunos destacados socialistas. Y es que el ‘estreno’ parlamentario de Pérez-Rubalcaba como vicepresidente primero no ha defraudado. Rubalcaba ofrecía ‘pax socialista’, pero la oposición le ha pegado fuerte en los temas que más le duelen: pensiones y corrupción policial. Ha escuchado de todo en el hemiciclo, pero lo que más le ha dolido es la definición que le han hecho de la ‘marca Rubalcaba’: “La marca de la manipulación, de la mentira y del escándalo”… y de ser, quizá, la X del chivatazo del Faisán.

Los muertos del GAL se han mezclado en la sesión de control al Gobierno con el chivatazo policial a ETA en el bar Faisán, y la supuesta corrupción policial en Marbella (el enigmático J. A. G.) se ha aleado con la ‘insensibilidad social’ del Gobierno y el supuesto ‘atraco’ perpetrado contra las pensiones. “Ustedes, lo que quieren es hacerse más fuertes con las más débiles”, que le ha espetado sin contemplaciones Soraya Sáenz de Santamaría, quien ha hecho juegos florales con la profesión real del ahora vicepresidente (químico): “Hace falta mucha más ‘química’ para transformar las mentiras en verdad”. Ha sido una sesión de control primeriza realmente poco satisfactoria para el vicepresidente primero y ministro del Interior que augura un resto de legislatura sumamente agrio.

       Para este primer duelo, ha actuado un auténtico tridente del PP: la portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha visto arropada en una estrategia envolvente por los diputados Rafael Hernando e Ignacio Gil-Lázaro, de manera que el tan esperado ‘duelo a dos’ se ha convertido en un ménage à cuartre, con ramificaciones hacia Zapatero y Rajoy, presentes en la discusión.

         Sáenz de Santamaría, que ha pasado con un suficiente su papel frente al ‘temible’ Rubalcaba, abrió el fuego exigiendo al Gobierno que retire el decreto-ley de congelación de las pensiones y diciéndole a Rubalcaba que “lo que se exige al Gobierno es un cambio de política”, no de ministros, y que empiece por “pagar a los pensionistas lo que les corresponde”. En ese punto, Rubalcaba se limitó a afirmar que “vamos a aplicar la ley”, es decir el decreto del Gobierno convalidado por el Congreso el pasado 25 de mayo.

         A partir de ahí, la bronca: “O sea, señoría, que más de lo mismo con los mismos: mismas políticas y mismos fracasos”; “ustedes lo que quieren es hacerse más fuertes con los más débiles”, o “hace falta mucho más que química para transformar las mentiras en verdad”.

         Rubalcaba quiso entonces hacer el vacío a Soraya y atacar al líder, Mariano Rajoy, sentado –esta vez sí- en su escaño: “Voy a conseguir que me oiga el señor Rajoy” (ni Rajoy ni Zapatero se quedan a toda la sesión de control al Gobierno, por lo que no suelen escuchar las interpelaciones a los ministros, pero sí las referidas a los vicepresidentes primeros).

         Y ahí salió el Rubalcaba del ‘y tú más’, una táctica que ya suele utilizar abundantemente Zapatero en sus duelos con Rajoy: la estrategia del PP es “lavar su imagen de antisocial” pero nunca se ocuparon de los pensionistas, porque “son los adalides, los campeones de la políticas sociales sólo cuando están en la oposición”. “El PP”, en definitiva, “es un partido profundamente antisocial”.




La ‘galopante’ corrupción en anti-corrupción

Como el vicepresidente cierra el debate, no se admiten réplicas y ahí es donde actuó el ‘comando Soraya’ de forma concatenada. Cogió el testigo Rafael Hernando para devolverle la pelota al ministro: “Sí, por fin vamos a conseguir que nos escuche Zapatero” (como decimos, suele abandonar, como Rajoy, el pleno después de las preguntas al vicepresidente primero). Y desde ese momento, palos a Rubalcaba sobre la supuesta corrupción en alguna Comisaría General a cuenta de las famosas siglas ‘malayas’ de J. A. G. (supuesto soborno de 200.000 euros en Marbella a un supuesto policía de la supuesta confianza de Rubalcaba).

“Usted ha unido su destino al de J. A. G. –siglas que algunos han querido identificar con el comisario general de Policía Judicial-; sabremos por qué”, le dijo Hernando, al que no le gusta el actual aspecto físico del ministro: “Usted pierde pelo, pero no el vicio” de manipular e intoxicar.

Rubalcaba se defendió atacando: el fiscal archivó la investigación sobre J. A. G. porque no había relación con el comisario en activo; el abogado de ‘Sandokan’ lo sacó en el juicio de Malaya para poner en cuestión el procedimiento, y “lo grave es que usted traiga aquí esa táctica”. De ahí, al ataque: “En lugar de atacar a los presuntos corruptos, que los tienen [caso Gürtel], están ustedes en atacar a las instituciones”.

El Faisán, un pájaro que renace

La tercera pata de la ofensiva la dirigió Ignacio Gil Lázaro, que atacó al ministro con el chivatazo policial a ETA en el bar Faisán. “Lo que hacen ustedes es volver a situar al Estado en las cloacas”, le dijo, para definir seguidamente qué significa la ‘marca Rubalcaba’: “Es la marca de la manipulación, de la mentira y del escándalo”.

Como los anteriores, Gil Lázaro le dijo directamente que ante su “agónica desesperación”, Zapatero le ha entregado el poder al hombre -Rubalcaba- sobre el que podría recaer la X del Faisán. La respuesta fue igual de contundente, acusando al diputado popular de “calumnias” a él, al Gobierno y a la Policía, pero sin responder a la pregunta concreta que le había formulado el diputado: “¿Mantiene el ministro del Interior que la autoridad judicial francesa fue la única responsable de que el 4 de mayo de 2006 no se ejecutara la operación prevista contra la red de extorsión ETARRA que tenía como referencia principal al dueño del bar ‘Faisán’, operación que se frustró como consecuencia del chivatazo”.

- VEA LAS INTERVENCIONES ÍNTEGRAS:

 

  • Herrera se despide del Congreso dando un 'toque' a Rubalcaba
  • Soraya no se amedrenta en su duelo con el 'todopoderoso' Rubalcaba
  • Objetivo cumplido: Rubalcaba pone nerviosos a sus adversarios
  • e-Xclusivo: Iglesias y Rubalcaba, a disposición "día y noche"
  • Rubalcaba dice que Rajoy y Aguirre son ejemplos de "fracaso escolar"
  • ¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

    +

    0 comentarios