www.diariocritico.com
Borrell dijo 'no' a Montilla para la Alcaldía de Barcelona

Borrell dijo 'no' a Montilla para la Alcaldía de Barcelona

Desesperación de los socialistas catalanes: las encuestas dicen que no sólo pierden el Govern de la Generalitat, sino, lo que es lo más importante, la Alcaldía de Barcelona, que podría pasar a manos del convergente Xavier Trias.

Los sondeos son tan malos, decimos, hacia el actual alcalde, el socialista Jordi Hereu, que el apparathick de José Montilla le pidió, de forma suplicante -nos dicen-, a Josep Borrell que, por favor, aceptara la candidatura para la Alcaldía de la Ciudad Condal, sustituyendo a Hereu.

Lo cierto es que, según nuestras fuentes, Borrell ni se lo pensó: dio un escueto, frío y definitivo 'no' por respuesta. En su mente, nos comentan, han quedado muy grabadas las imágenes de cuando, allá por los albores del 2000, tuvo que dimitir por la corrupción de ex altos cargos de la Inspección de Hacienda que él había arropado años antes, cuando mandaba en ese departamento. Fue tan 'sucia' aquella jugada -que muchos han interpretaron en clave interna- que a Borrell aún le duele.

Dadas las calabazas por Borrell, Montilla ya no sabe qué hacer para la Alcaldía barcelonesa, para la cual Trias es un terrible oponente, según encuestas. El candidato socialista -nos siguen diciendo- no se fijará, por tanto, hasta enero, y existen tres posibilidades: que repita Hereu -que quiere repetir, aunque pierda-, o que se nombre a Montserrat Tura -sobrina del ex ministro de Felipe González, ya fallecido, Jordi Solé Tura- o al consejero de Economía y Finanzas de la Generalitat de Cataluña, Antoni Castells.

Ahora bien, si la primera de estas opciones -aunque tal vez suicida- pueda ser posible, más difícil parece que Tura, que figura en las listas al Parlament como número dos de Montilla, acepte el cargo. No por una incompatibilidad, que no existe, sino porque los destinos de la política socialista parecen más encaminados, por voluntad propia, a centrar esfuerzos en, quién sabe, si ser candidata socialista a la Generalitat: una derrota como alcaldable perjudicaría esa carrera.

Tampoco Castells parece estar muy por la labor, después de haberse retirado de las listas al Parlament precisamente por discrepancias ideológicas -básicamente, por cuestiones de nacionalismo- con el PSC.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios