www.diariocritico.com

También se ven salpicadas Portugal y Grecia

Irlanda rechaza ayuda europea para salir de la crisis y se dispara el riesgo español

Irlanda rechaza ayuda europea para salir de la crisis y se dispara el riesgo español

España se ve salpicada sin quererlo y ve cómo el riesgo de comprar deuda española crece hasta los 216 puntos básicos, mientras Irlanda rechaza la ayuda de la Unión Europea para combatir su crisis. Lo que no ha podido evitar que la presión de los mercados haya elevado la prima de riesgo de los bonos de Irlanda a 612 puntos, con una rentabilidad del 8,6%, y haya contagiado a Portugal, Grecia y España.



 
El Gobierno irlandés insistió este jueves en que no ha perdido soberanía sobre su política fiscal y que no necesita ayuda económica de la Unión Europea (UE) para salir de la crisis, a pesar de que su deuda alcanza niveles históricos. Así, los mercados de deuda han situado el bono irlandés de diez años respecto al alemán de referencia a un interés del 8,90 por ciento, después de alcanzar ayer en algunos momentos el 8,95 por ciento, mientras su diferencial superó los 600 puntos básicos, una cifra récord.

Según un portavoz del Ministerio de Finanzas, Irlanda "está en condiciones de pagar", como demuestra el hecho de que volverá a emitir deuda del Estado el próximo año para "refinanciar" las arcas públicas. La desconfianza de los mercados en Irlanda, explicó la fuente, se debe a la incertidumbre que rodea a "ciertas economías" periféricas europeas sobre su capacidad para pagar los altos intereses que acumulan sus deudas.

Esta misma semana, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, indicó en Dublín que los recortes presupuestarios previstos por el Gobierno irlandés para cumplir con las directrices comunitarias se podrían renegociar dependiendo del crecimiento que experimente su economía en los próximos años.

Rehn dejó entrever esta posibilidad en el transcurso de varias entrevistas mantenidas con los líderes de la oposición irlandesa, con quienes analizó los presupuestos generales del Estado para 2011, considerados como los más duros de la historia de Irlanda y cuyo objetivo es recortar 6.000 millones de euros de su déficit público, el doble de lo estimado hace un año.

Esa cifra forma parte de un plan más amplio del actual Ejecutivo irlandés, que busca reducir en los próximos cuatro años el déficit público hasta el 3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) desde el 32 por ciento actual, el porcentaje más alto de la Unión Europea (UE). Para entonces, en 2014, el Gobierno de Dublín espera haber impuesto unos ajustes con los que confía en ahorrar hasta 15.000 millones de euros, casi el doble de lo anticipado, situación que preocupa a la oposición por las consecuencias sociales que podría acarrear

Salgado echa la culpa a las autonomías


Por otra parte, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, afirmó este miércoles en la sesión de control que el cumplimiento de los objetivos de déficit de las comunidades autónomas es "una preocupación de los mercados", aunque destacó que la prima de riesgo española es menor que la de Portugal o Irlanda. "Los mercados entienden perfectamente que España no está en ese grupo de países", destacó.

Pero no opinó igual el responsable de economía del PP, Cristóbal Montoro, quien culpó de la escalada de la prima de riesgo a "la indecisión del Gobierno a la hora de acometer reformas". A su juicio, "aunque los fundamentos de la economía española son positivos, mejores incluso que los de la mayoría de economías europeas, los mercados saben que hay un gobierno sin credibilidad".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios