www.diariocritico.com

Máxima descoordinación entre el Gobierno y su Grupo Parlamentario

El PSOE desautoriza a sus propios diputados que condenaban a Marruecos

El PSOE desautoriza a sus propios diputados que condenaban a Marruecos

El Grupo Socialista pone la firma de otros grupos en un documento no negociado sobre el Sahara

Lío en las filas socialistas a cuenta de la violencia de Marruecos: diputados socialistas capitaneados por la coordinadora del Intergrupo para el Sahara del Congreso de los Diputados, Fátima Aburto, distribuyó un comunicado en el que, "en solidaridad con el pueblo saharahui", expresaban "su más profundo rechazo a la violencia que ha sido ejercida contra su población tanto en el Campamento Dignidad como en El Aaiún, incluyendo su más enérgica condena ante la pérdida de vidas humanas que se ha producido". Lo curioso es que este comunicado, que decían que 'firmaban' seis grupos políticos, sólo había sido suscrito en realidad por el PSOE y por el PP. Pero ahora, la dirección del Grupo Socialista ha desautorizado a Fátima Aburto y ha convertido ese comunicado, el único en el que se condena a Marruecos, en papel mojado. Otra muestra más de la descoordinación entre el Gobierno y el Grupo Parlamentario que lo sustenta.

A primeras horas de la mañana los socialistas repartieron en la Cámara Baja una declaración del Intergrupo para el Sahara del Congreso de los Diputados que, supuestamente, firmaban seis grupos políticos: PSOE, PP, CiU, PNV, IU y Grupo Mixto. En esa declaración, coordinada por la diputada socialista por Huelva, Fátima Aburto, se condenaba por primera vez la extremada violencia ejercida contra el pueblo saharaui tanto en el Campamento Dignidad como en El Aaiún.

A esas horas, la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, hacía unas declaraciones en la radio en las que afirmaba que España ha estado siempre a favor de la aurtodeterminación del Sahara, pero, sin embargo, seguía resistiéndose a condenar la violencia ejercida por Marruecos alegando que nadie lo había hecho.

No obstante, el comunicado del Intergrupo para el Sahara del Congreso de los Diputados no dejaba lugar a dudas al respecto, lo que fijaba la posición del Grupo Parlamentario Socialista -en claro desfase con el Gobierno de Zapatero-. A esas horas, el comunicado sólo había sido suscrito por el PP, que inmediatamente puso el acento en lo que significaba de descoordinación entre socialistas -los que condenan frente a los que no condenan-. Sin embargo, ningún otro grupo lo había suscrito, pese a que sus siglas estaban reflejadas en la nota de Aburto.



Llamazares exige la condena total de Marruecos

La voz de alarma la dio Gaspar Llamazares cuando se enteró de que estaba circulando un comunicado con el que no estaba de acuerdo. Según ha sabido Diariocrítico, Fátima Aburto contactó durante el fin de semana con sus interlocutores del Intergrupo del Sahara, pasándoles un borrador de comunicado. Llamazares lo leyó y exigió dos condiciones para firmar: que se expresara una "condena" sin ambages llevada a cabo contra los saharauis por "las fuerzas de seguridad y el ejército marroquí" y que se planteara alguna acción para impedir una limpieza étnica en la zona.

El comunicado filtrado a la prensa no contenía ninguna de esas condiciones -aunque se entendía que se condenaba la violencia de Marruecos, este país no aparecía citado expresamente-, por lo que Llamazares no firmó. Alertados otros representantes en el Integrupo, decidieron que, ya que no fueron consultados para la redacción final del comunicado, tampoco lo firmaban: PNV, CiU y BNG.

Se montó entonces un lío fenomenal, de forma que el asistente de Fátima Aburto tuvo que remitir un e-mail a los diputados de los diferentes grupos pidiendo disculpas por la forma en que se había hecho público el comunicado. El e-mail lo recibieron Carlos Salvador (UPN); Francesc Ricomá y Guillermo Mariscal (ambos del PP); Aitor Esteban (PNV); Gaspar Llamazares (IU); Jordi Xuclá (CiU), y María Olaia Fernández (BNG).

A raíz de la violencia desplegada por Marruecos contra los saharuis, pero también del aplazamiento de la cumbre del Mediterráneo, que debería haberse celebrado el 21 de noviembre en Barcelona, pero que se ha aplazado por segunda vez, el Grupo Popular ha pedido en el Congreso la comparecencia en la comisión de Asuntos Exteriores del Congreso del ex ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, para explicar las gestiones desarrolladas en varios países del Magreb y en calidad de qué las ha realizado, y de la actual titular de Exteriores, Trinidad Jiménez, para que explique esas gestiones realizadas por su predecesor.



El texto del comunicado del Intergrupo

El texto íntegro del comunicado suscrito por PSOE y PP hasta ese momento era el siguiente:

"El Intergrupo para el Sahara del Congreso de los Diputados, en solidaridad con el pueblo saharahui, desea expresar su más profundo rechazo a la violencia que ha sido ejercida contra su población tanto en el Campamento Dignidad como en El Aaiún, incluyendo su más enérgica condena ante la pérdida de vidas humanas que se ha producido.

"El Integrupo parlamentario denuncia asimismo la férrea censura que impide el ejercicio de las libertades básicas de reunión, expresión y opinión en los territorios ocupados del Sahara Occidental, y que asimismo está siendo ejercida contra periodistas españoles, lo que impide una información transparente sobre la dramática situación que se vive en la zona.

"El Intergrupo parlamentario destaca, por último, la necesidad y urgencia de que la MINURSO se ocupe de la preservación de los Derechos Humanos en la zona, e insta a que la UE y el conjunto de la comunidad internacional ejerzan una acción más comprometida en apoyo de los esfuerzos para una solución pacífica en el Sahara Occidental, y en apoyo de las negociaciones entre las partes auspiciadas por NNUU para alcanzar un acuerdo satisfactorio para las partes, duradero y acorde con las resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad.

"(PSOE, PP, CiU, PNV, IU y Grupo Mixto) (sic)".



El PSOE se escuda en la Internacional Socialista

En el PSOE, sin embargo, si se siguen las directrices estrictas del Gobierno para guardar silencio. Así, a última hora de la tarde, la dirección del Grupo Parlamentario desautorizaba a Aburto y su comunicado -que a esas horas sólo suscribía el PP-. Y, así también, el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, anunciaba que el PSOE, a través de su secretaria de Política Internacional, Elena Valenciano, estaba manteniendo una reunión en París con el Frente Polisario y que, tras ella, se impulsará una posición conjunta sobre el conflicto del Sáhara de los partidos socialistas del Magreb, en el seno de la reunión del Consejo de la Internacional Socialista, que se está celebrando en París.

Una iniciativa que, según explicó Iglesias, se enmarca en el objetivo del PSOE y del Gobierno de activar “todos los resortes, todos las posibilidades que tenemos para buscar una solución lo más rápida posible a este asunto”, y que responde a que los socialistas son conscientes de que es un tema “extraordinariamente sensible para la opinión pública española y también dentro del propio Partido”.

No cargó Iglesias, por tanto,  contra el régimen de Mohamed VI, pero sí lo hizo contra Rajoy, del que denunció su “irresponsabilidad” en este tema, puesto que “Rajoy fue ministro del Interior y conoce perfectamente todas y cada una de las claves de nuestras relaciones con Marruecos”.


- Lea también:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.