www.diariocritico.com

Crítica de la película

Harry Potter y las reliquias de la muerte, Parte I: Voldemort contraataca

Harry Potter y las reliquias de la muerte, Parte I: Voldemort contraataca

jueves 18 de noviembre de 2010, 12:24h
Estamos ante la séptima parte de Harry Potter, que a su vez es la primera parte del capítulo final de esta extensa saga. Evidentemente si alguien se ha perdido, será mejor que no continúe adelante, porque engancharte a estas alturas a la serie sería un galimatías aún mayor. Las reliquias de la muerte hará disfrutar a su público, cumpliendo a la perfección el papel para el que está diseñada: Entretener.
La saga ha ido creciendo en intensidad y oscuridad con cada película, dentro siempre de un margen tolerable, que no se preocupen los 'muggles' más sensibles, Las Reliquias de la muerte, parte I no es una película de David Lynch. Solo es un producto bien diseñado que cumple sobradamente las expectativas del público al que va dirigido. Y lo hace sin insultar la inteligencia, ni resultar demasiado edulcorado.

Sus similitudes con otras obras de ficción son enormes y a veces te preguntas donde acaba el homenaje y empieza el plagio. Claro que esta historia nos la han contado miles de veces, la lucha entre el bien y el mal, el elegido, el mago, brujo o aprendiz que le guía... Arturo y Merlín, Frodo y Gandalf, Luke Skywalker y Obi Wan Kenobi, Neo y Morfeo, Harry y Dumbledore. Son historias que están en la mitología de todas las civilizaciones, con lo que nadie espere grandes dosis de originalidad en la misma, sólo es la misma canción con distinta letra.


Esta entrega se centra mucho más en sus tres protagonistas principales. Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson aguantan el envite por sí solos y durante la parte central de la película no aparecen la mayoría de secundarios que nos tenían acostumbrados. Los actores cumplen con unos papeles que les perseguirán durante toda su carrera, es el acierto y el peligro de interpretar un mismo papel siete veces. Los secundarios son los grandes nombres de siempre, Alan Rickman, Ralph Fiennes o Helena Bonham Carter, pero su presencia en esta nueva entrega es prácticamente testimonial.

Uno de los problemas de la cinta es que si la historia, como ya hemos dicho, no es original tampoco lo es en el apartado visual donde las reminiscencias de El Señor de los Anillos son mucho mayores que en anteriores películas. Eso no quiere decir que la película esté mal rodada, el señor Yates está muy alejado de ser un 'autor', a la manera de Cahiers du Cinema, pero tampoco lo pretende. Tras sus dos películas anteriores, parece amoldado totalmente a la serie y con esta película se ha apuntado su mejor tanto, aunque siempre habrá quien eche de menos a Alfonso Cuarón.

Evidentemente otra cosa que jugará en su contra es el hecho de que la productora haya decidido ingresar más dinero en el Banco de Gringrotts, partiendo el último libro en dos películas, aunque ese mismo inconveniente puede jugar a favor de la película al dejar a los espectadores con ganas de más; siendo el equivalente, que Joda me perdone, de 'El Imperio Contraataca' en la saga de 'La Guerra de las Galaxias'.


Uno de los momentos más destacados es la escena de animación que sirve para ilustrar una historia paralela con un estilo de cuento gótico al más puro estilo Tim Burton. Mención especial se merece la escena en la tienda de campaña de Harry y Hermione, muy alejada de la ñoñería a la que nos tienen acostumbrados otras producciones para adolescentes (no miro a nadie, Pattinson) Una sorpresa tan grande como encontrar una canción de Nick Cave en una película de Harry Potter. 

Tras seis películas anteriores todo el público de Harry Potter sabe lo que busca cuando entra a ver una nueva entrega y Las Reliquias de la muerte, Parte I no les defraudará. No entrará en la historia del cine pero el espectador tendrá dos horas y veinte de diversión y saldrá del cine con una sonrisa en la cara, lo que a día de hoy no es como para despreciar. En definitiva, una superproducción que cumple su misión, dejar a todos deseando volver a pasar por caja para ver el final de la saga.


Vea también:


'The Runaways': Sexo, drogas y... falta de imaginación

'Conocerás...' una falsa ilusión de Woody

'Origen', una joya con mil vueltas de tuerca

'Crepúsculo: Eclipse': el festival del humor

'El retrato de Dorian Gray': Una película sin alma

'Habitación en Roma': Al revés se dice Roma y al derecho Amor

'Furia de Titanes': Deberían pedir perdón a los Dioses

'El escritor': Un 'thriller' político con el sello de Roman Polanski

'The Road': una carretera apocalíptica y desesperanzada

'Invictus': La mirada de Eastwood sobre Nelson Mandela
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios