www.diariocritico.com

Esta noche, Zapatero y Felipe González cierran la campaña del PSC con Montilla

Elecciones catalanas: la abstención amenaza con convertirse en la 'tercera fuerza política'

Elecciones catalanas: la abstención amenaza con convertirse en la 'tercera fuerza política'

A tres días para la apertura de las urnas en Cataluña, los partidos que se enfrentan en estos comicios no han conseguido ni ilusionar al electorado ni mucho menos alejar el fantasma de la abstención. "Si la tendencia que marcan las encuestas se mantiene", dicen a Diariocrítico en ámbitos catalanes, "la abstención será la tercera fuerza política catalana". De lo que nadie duda es de que a la tercera va la vencida: Artur Mas presidirá la Generalitat en solitario con una minoría mayoritaria. La incógnita es si fuerzas un tanto 'folklóricas' como la de Laporta conseguirán entrar en el Parlament con dos diputados. Esta noche, se vive en Barcelona el cierre de campaña del PSC con Felipe González y Zapatero apoyando a Montilla.

Los grandes partidos catalanes afinan sus sondeos internos -ya no podrán hacerlos públicos aunque quisieran- para conocer qué puede ocurrir el próximo domingo. Pero las encuestas de verdad, no 'cocinadas' para el conocimiento público sino que quedan intramuros, parecen coincidir: si se mantiene el nivel detectado de 'pasotismo' -abstención, en términos más técnicos, que algunos cifran próximo al 50 % entre abstención como tal y votos en blanco y nulos-, el líder de CiU, Artur Mas, obtendrá entre 60 y 62 escaños. Mas será entonces molt hornorable president y gobernará en solitario, aunque la mayoría absoluta se sitúe en 68 escaños.

Según medios de CiU, en ese supuesto que parecen reflejar los sondeos, Mas no querrá coaliciones, sino que se apoyará en un extremo o en otro de la horquilla política para sacar adelante su labor de Gobierno. Es decir, que no habrá 'sociovergencia', y ahí es donde se inscribe la oferta -una vez más- de Artur Mas a José Montilla para que PSC y CiU se apoyen de forma recíproca en una eventual investidura, de manera que gobierne la lista más votada.

Si el tripartit suma, nadie duda de que Montilla gobernará, pero los sondeos que manejan en la sede de CDC, el partido de Mas, no auguran tal cosa. En CiU saben que pese a esa 'gran victoria' que creen que van a tener, retroceden en los sitios más 'españolistas', como en Lérida y en Tarragona, lo que parece que amenguara la caída electoral que todos anticipaban antes de la campaña electoral del PSC de Montilla. Pero más beneficiaria será la popular Alicia Sánchez-Camacho, a quien los sondeos le dan, incluso, un escaño más en el Parlament.

"Montilla ya está amortizado"

Pero de lo que no cabe duda -al menos según los sondeos de los convergentes- es de que la ERC de Joan Puigcercós se hunde irremisiblemente. Así que, aunque la ICV de Joan Herrera mantenga el tipo, el tripartit no suma y Montilla saldrá de la Generalitat. "Montilla ya está amortizado", piensan en la sede de la barcelonesa calle Córcega, por lo que se espera su 'pronta retirada' de la vida política catalana.

Con la Ciutadans de Albert Rivera no parece que vaya a haber sorpresas: mantiene escaños, según todos los sondeos. Su campaña parece haber calado en un sector que se le decanta como fiel. Pero quien sí puede dar la campanada es el ex presidente del Barça, Joan Laporta, con su Solidaritat Catalana: si el bajo nivel participativo que anuncian los sondeos se hace realidad el próximo domingo, Laporta podría entrar en el Parlamento catalán con dos diputados.

Sería la nota realmente 'exótica' para poner el broche de una campaña electoral que se ha revelado como excesivamente plana, porque así parece haber interesado a las dos grandes formaciones políticas, PSC y CiU. Ni Mas ni Montilla han querido forzar la maquinaria y ni Montilla ni Mas querían debatir en directo en un cara a cara. De hecho, no es que la Junta Electoral Central haya impedido el debate, que lo ha hecho por imperativo de la ley, sino que ambas formaciones apuraron los plazos al máximo para consentir en ese debate de tal manera que cuando fuera a realizarse no fuera permitido por no haber cumplido los plazos legales de cinco días de anuncio anterior a su celebración.

Desmovilización de la izquierda metropolitana

Estos sondeos a los que hacemos referencia están basados en una abstención importante, pero que afecta fundamentalmente a la izquierda. Se tiene la percepción de que la marcha general de la economía, los vaivenes de todo tipo del presidente Rodríguez Zapatero, los bandazos del tripartit en la Generalitat, etcétera, han originado una amplia desmovilización de la izquierda. Si esa desmovilización, incluso pasotismo, se revela como cierta en las urnas, PSC e ICV, sobre todo, pagarán las consecuencias y CiU recogerá las ganancias. De hecho, los sondeos sitúan a Joan Herrera, de ICV, en una horquilla que va de perder dos diputados a ganar uno.

A ERC, por su parte, le afecta también lo anterior, pero le pierde sobre todo la atomización de los independentistas. Primero, porque Joan Carretero y su Reagrupament, aunque sin gran tirón político, sí araña votos entre los más radicales a ERC. Segundo, porque también Laporta disputa votos en ese mismo espacio.

De ahí las posibilidades que -según los citados sondeos- puede tener Laporta de lograr dos diputados en el Parlament. Laporta ha hecho una campaña muy agresiva, pasando por la izquierda y por la independencia a la propia ERC, lo que sin duda agrada a determinado electorado izquierdo. Pero en CiU temen que ese supuesto 'tirón Laporta' le arranque a ellos mismos unos votos que ahora les son más necesarios que nunca. De ahí que algunos piensen que la denuncia de Sandro Rosell, nuevo presidente del Barça, contra Laporta por malversación no sea precisamente 'casual'.


Lea también:

   | 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios