www.diariocritico.com

Crítica de la película

'Biutiful': Un gran solo no hace una gran canción

'Biutiful': Un gran solo no hace una gran canción

jueves 02 de diciembre de 2010, 18:52h
A la hora de valorar 'Biutiful' se han ido repitiendo ciertas afirmaciones como mantras, que la actuación de Javier Bardem es inmensa, que se trata de una historia lineal y no una amalgama de historias como en las anteriores obras del director, que se echa en falta a Guillermo Arriaga, guionista habitual de González Iñarritu, que es una película oscura y feísta en donde sale una Barcelona que no tiene nada que ver con esa ciudad de postal que aparecía en Vicky Cristina Barcelona. Todo esto es cierto, así que vayamos por partes.

La actuación de Bardem es muy destacable, sobre sus hombros recae todo el peso de la película y el actor responde con creces. No se pueden poner peros a su premio en Cannes. Lo malo es que la película se cae en los pocos momentos en los que el actor no aparece. Se trata de una obra coja, en la que el solista es un virtuoso pero el director es incapaz de acompañar el resto de la pieza.

Esto tiene que ver con la segunda verdad sobre esta película, 'Biutiful' es una historia lineal, no varias cruzadas como ocurría en 'Amores perros' o '21 gramos', sin embargo, es una película mucho más recargada, parece como si Iñarritu hubiese querido hablar de todo en su película; paternidad, inmigración, relaciones familiares, muerte, matrimonio y hasta de cosas paranormales; lo que no ayuda para nada a una película que busca desgarrar en cada momento y que, en cambio, sólo llega a emocionar a través de la mirada de su protagonista.

Lo anterior provoca que, irremediablemente, se eche de menos a Arriaga a la hora de armar el guión. Si el guionista no pasó la prueba de fuego a la hora de ponerse tras la cámara con 'Lejos de la tierra quemada', lo mismo puede decirse de Iñarritu con 'Biutiful'.

Y sí, la Barcelona que sale en esta película no tiene nada que ver con la que aparecía en 'Vicky Cristina Barcelona' de Woody Allen, pero eso no quiere decir que no existan las dos. Como cantaba Pata Negra: "Sevilla tiene dos partes bien diferentes, una la de los turistas y otra donde vive la gente". Esto se puede aplicar a Barcelona, la mirada del director mexicano se aleja de los territorios de postal para mostrarnos en todo su descarnado esplendor el lugar donde vive la gente, la gente pobre claro. A pesar de su vocación feísta, lo de Biutiful es irónico, Iñarritu vuelve a demostrar su innegable talento visual.

En definitiva, una película fallida de la que muy probablemente saldrá una nominación al Oscar para Javier Bardem, pero que supone un pequeño resbalón para un director que hasta el momento contaba con una filmografía inmaculada.




 Todos los estrenos de cine, en vídeo...


Vea también:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios