www.diariocritico.com
La demanda de la seguridad es urgente

La demanda de la seguridad es urgente

La inseguridad ha llegado a tales extremos que hay un verdadero clamor por parte de la ciudadanía para que se tomen las medidas necesarias en forma urgente. Las cifras y los hechos son elocuentes hay una escalada de la delincuencia que requiere medidas heroicas. Las autoridades de todos los niveles deben asumir sus responsabilidades, el país entero les dice: basta de inculpaciones y de lavado de manos, exigimos respuestas y resultados. Ya es hora que el Presidente Correa demuestre que es un estadista, lleva ya cuatro años en el poder, debe terminar con las confrontaciones y crear un ambiente de confianza para mantener  un diálogo de respeto franco y sincero con todos los ecuatorianos para  juntos, hacerle frente a este  flagelo.

Hay una verdadera  psicosis, los ciudadanos tratamos de darnos nuestra propia seguridad, ya sea colocando alarmas en los vehículos, dispositivos anti balas en los vidrios, localizadores satelitales, etc. lo mismo en nuestros hogares, ya no son lugares seguros, colocamos cercas eléctricas, guardianes, perros amaestrados y otros artilugios electrónicos. Tampoco son seguros los bancos, locales comerciales, restaurantes; amén de las calles donde transitamos, todos los ciudadanos nos encontramos indefensos y con el temor permanente porque en cualquier momento corremos el riesgo de ser asaltados y quién sabe agredidos brutalmente o asesinados.

Los asesinatos por encargo a manos de sicarios se ha vuelto noticia cotidiana; los muertos por “ajuste de cuentas”, el “secuestro exprés”, la audacia y agresividad de los delincuentes ha llegado a grados extremos jamás vistos en nuestro país; desgraciadamente la Policía, a partir del 30-S sufre un ensañamiento despiadado. Las autoridades del Estado están en la obligación de hacer los cambios urgentes que la sociedad demanda, los cambios que se debe hacer en la policía para que sea eficaz y tenga la confianza ciudadana, se debe hacer ¡ya! sin cálculos políticos y conveniencias. La policía ha estado obligada a ejecutar un sinnúmero de misiones que le resulta imposible cumplir con la fundamental -seguridad ciudadana-, tenemos Policía de Tránsito, judicial, de Migración, de Turismo, Ambiental y varios grupos especiales; además da seguridad a las autoridades de todos los niveles y a sus familiares, a las embajadas,  a bancos, etc. Se hace necesario hacer un estudio serio y realizar los cambios estructurales que requiere nuestra Policía.

Los gastos exorbitantes  que hace el gobierno en propaganda a través de todos los medios y a toda hora, especialmente las permanentes cadenas invasivas; ese gasto inútil debería orientarse a campañas educativas para que todos los ciudadanos adoptemos normas de seguridad apropiadas; además, de crear un ambiente de confianza,  incentivar a cada uno de los ecuatorianos y extranjeros residentes en nuestro país a colaborar en esta tarea que debería ser de todos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios