www.diariocritico.com
El debut de Jáuregui (Ramón)

El debut de Jáuregui (Ramón)

No se trataba de una prueba de fuego, aunque se le parece. En esta crisis global y con estos aires sucesorios y de fronda que sacuden al Partido Socialista, hace falta valor para sentarse en la mesa de la portavocía del Gobierno y no descarriar. Pero Ramón Jáuregui es un político de raza. No es como Rubalcaba, ácimo, sino más dúctil, pero nada tiene que envidiar al vicepresidente primero en cuanto a regatear a los medios y sortear las cuestiones espinosas que suelen plantearse los viernes tras el Consejo de Ministros. Es verdad que Rubalcaba es más duro. Para empezar, selecciona muy bien a los preguntantes, y les da la palabra o no, según convenga. Es cierto también que se escurre como una anguila en las respuestas, pero en su ironía subyacente –por no llamarlo de otra manera- deja abierta la puerta a una crónica que de seguro no le va a gustar. Ahí le gana Jáuregui: su amabilidad y afabilidad le granjea sentimientos amistosos que hasta evitan las tentaciones de intentar poner en apuros a quien tiene la llave del micro. Es igualmente cierto que Jáuregui, al igual que Rubalcaba, no contesta a aquello que no interesa, pero su expresión más suave y contemporizadora no deja regustos amargos como cuando a Rubalcaba le da por responder con el chiste fácil, y a veces típico-tópico-hiriente. Pero ya lo dijo Newton: "Cada acción tiene una reacción igual y opuesta". Es de creer. Buen debut, por tanto, el del ministro de la Presidencia en el asiento de portavoz del Consejo de Ministros. Ha evadido muy bien las preguntas sobre la sucesión del ¿líder? Zapatero –“en el Gobierno no tenemos ninguna molestia con ningún ruido” en el Partido Socialista sobre la sucesión-, o sobre Sortu, o sobre si las últimas detenciones de etarras, todos ellos del sector duro-durísimo de los malos-malísimos, pueden propiciar un comunicado de ETA ahondando más en el final de la violencia. Lo demás era hasta cierto punto fácil, es verdad. No estando Rubalcaba, apenas hay ‘pájaros_faisanes’ sobrevolando el firmamente tecnológico, o preguntas más aceradas sobre la lucha antiterrorista y otros asuntos de igual valía, tales como si siete años después la masacre del 11-M es un 'caso cerrado'. No es que no sean de competencia de Jáuregui, que al fin y al cabo es ministro, sino que parece que Rubalcaba, precisamente por serlo de Interior, es más imán para la atracción de tales cuestiones. En todo caso, del Consejo de Ministros sabemos lo mismo que siempre: que se reunió en Moncloa, y poco más.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios