www.diariocritico.com
ZetaPaz, cómo hemos cambiado...

ZetaPaz, cómo hemos cambiado...

Sí, sé que algunos me dirán que soy un demagogo, pero… ¿se acuerdan de aquel ZP que llegó a Moncloa con la bandera blanca de la paz en mano? ¿Del que nos sacó de Irak, ese terrible error? Poco después terminamos metidos en una guerra en Afganistán. No ilegal, están Naciones Unidas, no como en el ex país de Saddam Hussein, invadido por EEUU con el beneplácito de Reino Unido y la España de Aznar. Pero eso da igual. El tema es que 7 años después aquí estamos: dispuestos a entrar en Libia. Hacemos bien, no lo niego. Gadafi va a realizar una masacre con su pueblo por rebelarse a su látigo. Pero la cuestión es que el líder libio es dictador desde hace décadas, y a Occidente le dio igual porque no le daba problemas. Tras la oleada de revueltas árabes es cuando hemos visto el problema. Y sí, otra vez de manera ‘legal’, que conste, la ONU ha decidido intervenir mediante una resolución, no como en Irak. Pero miren, dan igual las formas. El fondo es siempre lo que importa. Ayer fue Saddam. Hoy Gadafi. Mañana podría ser Castro o su primo. El tema es que España sigue haciendo lo mismo, embarcándose en guerras. Y más allá de que sea con la Justicia humanitaria por bandera, el caso es que ZP, Zeta Paz, ya no es tal. El del talante es el hombre que ha perdido la confianza de su país y de su partido. A veces sin razón, porque ha tenido que acometer reformas económicas y sociales necesarias e importantes para España, más allá de lo poco populares que son y resultan de cara a las urnas. No todo se mide en peso de urnas. En votos. También existen los principios. Y el que a todos llamaban Zapatero el Rojo al inicio de su mandato entre 2004 y 2008, su primera legislatura, ahora es otro presidente más metido en el ’sistema’. Embebido y absorbido por el orden internacional. Sí. Zeta Paz comenzó a hacerse ‘famoso’ por no levantarse en un desfile de la Fiesta Nacional al paso de las tropas de los aliados Estados Unidos, en 2003. Ahí comenzó una especie de ‘leyenda’ en torno a su figura. Ahora cede las bases a ese mismo país para que pueda sobrevolar Libia. Insisto: da igual la razón, si es justa o menos justa que en Irak. Lo que verdaderamente importa es cómo hemos cambiado. Cómo Zeta Paz ha cambiado. España no pondrá sólo las bases: podría entrar en combate en Libia
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios