www.diariocritico.com

Severas fricciones internas en el PSOE andaluz

Es previsible que al anuncio de Zapatero de que dejará la presidencia del Gobierno, y verosímilmente el liderazgo del PSOE, le sigan algunas fricciones internas entre quienes desean cubrir esos importantes huecos. No es descartable que, 'por sí mismo, o por sus  correspondientes “equipos”, podamos adivinar algunas tensiones entre quienes ya aparecen como candidatos socialistas a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón. Tampoco hay que descartar, como lo hace el europarlamentario López Aguilar, que aparezca algún otro candidato: No está escrito que deban ser tan sólo dos.., dice el ex ministro canario. Pero tampoco hay que descartar que alguno de los actuales candidatos opte por autoinmolarse, o esperar a una siguiente oportunidad, en aras de la unidad y unanimidad...  Pero era menos previsible lo que ya ha estallado en  Andalucía: una fractura interna que viene acompañada de lo que algunos no dudan en describir como un pulso al presidente andaluz. Naturalmente, Griñán ha tratado de resolver el conflicto con la mayor urgencia y a la mayor velocidad, pero el episodio se teme que pudiera llegar a más y pudrirse, en una situación ya de por sí preocupante en el PSOE andaluz, donde la presión del PP ha venido ejerciéndose con eficacia por virtud de los datos de las encuestas y por la acción de la Oposición. La guerra interna en la federación más importante del PSOE se ha producido ql presentar su dimisión el hasta ahora, y durante los últimos 14 años, número dos de los socialistas andaluces, el hasta ahora consejero de Gobernación y Justicia de la Junta andaluza Luis Pizarro. Pizarro abre esta crisis por causa del cambio del delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, Gabriel Almagro, una persona que se describe como afín a la mayoría de la ejecutiva provincial y al propio Pizarro, y hasta “protegido de Chaves”, que se venía dedicando a controlar la dirección provincial y decidido a sustituir a la candidata oficial a la alcaldía de Jerez. Se da la circunstancia de que al socialismo gaditano pertenecen tanto Pizarro como Manuel Chaves, el anterior presidente de la Comunidad y actual vicepresidente del Gobierno y presidente del PSOE. Señalan los cronistas andaluces que las discrepancias entre los socialistas gaditanos han sido continuas desde  que Griñán forzó un congreso regional para hacerse con las tiendas de la Federación socialista más numerosas del PSOE tras suceder a Chaves en la presidencia de la Junta. Desde ese Congreso, el PSOE gaditano no ha encontrado la paz interior, ni tampoco su buena relación con Griñán. De ahí que todo se describa como una nueva demostración de las desavenencias del presidente andaluz con la federación de Cádiz y alguno de sus nombres más significativos, que no han dudado en actuar “por libre” y al margen del propio Griñán.  Pizarro ha considerado el cambio del delegado del Gobierno en Cádiz como una maniobra para desestabilizar la ejecutiva local. De manera que Pizarro ha pasado a ser la referencia para los descontentos con la gestión de Griñán, aunque se duda de si querrá plantar cara al presidente. Como describe un cronista, “Pizarro, para muchos militantes, es el Partido”, ni más ni menos.  Se da la circunstancia de que, con la marcha de Pizarro, son ya cuatro los gobiernos constituidos por Griñán en tres años, los efectuados en 2009, los dos de 2010, y éste de ahora... Otras cuentas hablan de seis “remodelaciones” en dos años... La crisis andaluza resulta especialmente escandalosa y alarmante. Describe un cronista la situación creada, de tensiones visibles en el socialismo andaluz, como el efecto de una bomba que rompe el espejismo de una posible recuperación electoral del PSOE andaluz. Porque a la división interior hay que sumar escándalos bien conocidos y aireados en los últimos tiempos, particularmente, los Expedientes de Reegulación de Empleo en los que fueron incorporadas personas fraudulentamente prejubiladas, que nada tenían que ver con tales empresas en fase crítica..  Este mismo martes se añaden nuevas sospechas sobre las eventuales actuaciones de un hijo de Chaves en una sociedad vinculada a la empresa pública de comercio exterior de la Junta. Por si fuera poco, o si algo faltaba,  se asegura que el vicesecretario José Blanco dio el visto bueno a Griñán para esta remodelación de ahora, que bien puede interpretarse como una bofetada a Chaves...  O sea, que las turbulencias pueden no haber concluido... Lo que, en vísperas de fechas electorales, es una pésima noticia y una pésima imagen de marca. Análisis: Pizarro se divorcia del gobierno andaluz Pizarro dimite y provoca la mayor crisis del gobierno andaluz El actor Willy Toledo irá en una candidatura municipal de IU- Andalucía
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios