www.diariocritico.com

La diversificación de segmentos, clave para acabar con la estacionalidad

Una veintena de hoteles de Andalucía aún no ha abierto sus puertas esta temporada

Una veintena de hoteles de Andalucía aún no ha abierto sus puertas esta temporada

La lacra de la estacionalidad sigue afectando al sector turístico e incluso incrementándose en estos últimos años. Los meses de marzo y abril son los que marcan el inicio de la nueva temporada para muchos establecimientos hoteleros del litoral de Andalucía, sin embargo, según datos del sindicato CCOO, aún hay 26 hoteles que no han abierto sus puertas al público en la región, lo que representa más de 9.600 plazas hoteleras.    En concreto, el invierno pasado --2010/2011-- se cerraron en el litoral de Andalucía más de 82.000 plazas de las 206.839 totales, lo que representa cerca del 40 por ciento, según los datos aportados a Europa Press. De hecho, en este periodo ha habido más hoteles cerrados que en el mismo periodo de 2009, pese a que éste fue "un año para olvidar" dentro de la industria turística.    El secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO-A, Gonzalo Fuentes, ha apuntado que ese año fue cuando se produjeron cierres de establecimientos y un incremento del desempleo, con pérdida de puestos de trabajo tanto directos como indirectos. Este 2011, la cercanía de la Semana Santa, que se inicia el próximo 17 de abril, no ha significado, de momento, la apertura de algunos de los establecimientos que han permanecido cerrados durante este invierno, a pesar de ser el primer periodo del año de llegada masiva de visitantes y, para muchos, el termómetro del verano.    La provincia donde más hoteles hay de Andalucía es Málaga y es también donde más cerrados hay todavía, en concreto 10, que suponen unas 2.900 plazas, según los datos del sindicato. Le sigue la provincia de Almería, con nueve cerrados --3.714 plazas-- y Cádiz, con siete --unas 2.900 plazas--; mientras que en Huelva los hoteles del litoral sí están abiertos y los de la costa granadina abrirán estos días.    Los representantes de los trabajadores han confiado en que antes de Semana Santa todos los establecimientos hoteleros estén abiertos ya que el recorte en los periodos de apertura también conlleva consecuencias negativas para el empleo y para los propios municipios turísticos: "muchos comercios o actividades complementarias acaban cerrando y dejan la zona como un desierto, lo cual no es atractivo para el visitante".    "Desgraciadamente una vez más tenemos que denunciar que hay más hoteles en el litoral andaluz que abren sus puertas menos de cinco meses al año", ha criticado Fuentes, al tiempo que ha precisado que esto perjudica a "miles de fijos-discontinuos, que tiene menos prestaciones por desempleo". A ello se une, según el sindicalista, el hecho de que muchos de estos empleados aprovechaban el invierno para trabajar en la construcción, "que ha caído en picado".    "Cuando se cierra un hotel se cierra un trozo de ciudad", ha reiterado Fuentes, quien ha añadido que esto implica "perder mucha de la riqueza que genera el turismo".  Así, ha recordado que 2009 fue el peor año en cuanto a estacionalidad turística desde 1993, a lo que se suma que los hoteles de temporada de las cinco provincias han permanecido abiertos menos tiempo, lo cual es, a juicio del responsable andaluz de Turismo de CCOO, una muestra de que "muchos empresarios han tirado la toalla porque, según ellos, no les compensa por falta de rentabilidad".    A este hecho se suma que el Gobierno central haya recortado 200.000 plazas del programa del Imserso para el invierno, a pesar de que "muchos hoteles se mantienen abiertos por este turismo social". No obstante, Fuentes ha resaltado que la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía haya apostado por el programa de Turismo Senior Europeo con 80.000 plazas, el doble que en el primer año, cuando fue líder, por delante de Baleares.    En esta línea, el sindicalista ha apostado por proyectos innovadores para el sector, no incluyendo únicamente la oferta de sol y playa. De esta opinión es también la Consejería y ayuntamientos como el de Málaga, así como los profesionales, que están apostando por la diversificación de segmentos: cultural, rural, de golf, gastronómico, belleza y salud, congresos, nieve, etcétera.    Todo ello para ganar una lucha de la industria turística, la estacionalidad, que se ha incrementado con la crisis económica y porque, según Fuentes, "se ha bajado la guardia debido a la bonanza turística de los últimos 15 años".  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios