www.diariocritico.com
Aznar al rescate

Aznar al rescate

Yo descarto que Aznar quiera perjudicar al PP y ayudar a los socialistas, pero les ha vuelto a poner en los pies el balón, y a Zapatero y a Rubalcaba les ha faltado, como es natural, para rematar a puerta. La precampaña de las elecciones de mayo ya ha entrado en la fase del mitin de fin de semana, y este Rajoy tenia el mitin hecho con los ecos (y las consecuencias) del ridículo mundial que ha hecho en China Zapatero al vender los 9000 millones para las Cajas ante de de "cazarlos" en otro ataque de prisas y ego. Que los chinos siempre cumplen y ahora también cumplirán, como dijo para arreglarlo, pienso que cojea del mismo pie voluntarista: igual sí pero igual no, otro anuncio imprudente y precipitado, porque, más allá de expresar una educada y diplomática intención de ayudar, nada concreto han prometido los chinos ni en fechas ni en euros. Después de la (para mí) desafortunadísima semanita de "poli malo" y "poli bueno" que se han traído Cospedal y Trillo con ETA y Rubalcaba (mientras Rajoy silbaba y hacía equilibrios por ponerse de perfil), lo de China era un regalito para el PP. Pero, en estas llegó Aznar... en auxilio de Zapatero    Ni medio segundo tardaron los socialistas en colgar en la red y pasarle a las teles y las radios el audio de Aznar llamando "amigo" a Gadafi y cuestionando la solvencia de la deuda española en un inglés de lo más castizo, durante su última conferencia en la universidad estadounidense de Georgetown. A Rubalcaba le correspondió una vez más la tarea de allanarle el camino al presidente haciendo el trabajo burdo de convertir en un juicio sobre las intenciones de Rajoy unas palabras que, desafortunadas o no, no eran de Rajoy sino de Aznar, lo que piensa el uno es lo que piensa "el otro porque al final manda quien manda", sentenció. Y Zapatero se hizo con ese juicio de intenciones otra medalla para el traje de "sufrimientos por la Patria", a costa de otra "deslealtad" con España del PP... de Rajoy; que me pongan a mi todas las zancadillas que quieran, "pero que no le pongan zancadillas a España", fueron sus palabras    La fundación que preside Aznar, FAES, ha mandado una documentada aclaración puntualizando que lo que dijo sobre Gadafi y la deuda es mucho más matizado, pero en política lo que llega es el mensaje, y más en campaña, y los mensajes no son las notas a pie de pagina de una investigación científica sino la sal gorda de los discursos. Utilizar medidas verdades para construir medias mentiras es retorcer la realidad, y eso es lo que ha hecho el PSOE. Pero quien se ha equivocado al no medir lo tiempos es Aznar. Pendiente ya solo de sí mismo y de su mayor gloria, Aznar ha vuelto a pegarle otro tiro en el pie a su partido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios