www.diariocritico.com

Segunda oreja venteña a base de valor y torería

Fandiño se abre paso a dentelladas toreras: nuevo triunfo en Madrid

Fandiño se abre paso a dentelladas toreras: nuevo triunfo en Madrid

¿Recuerdan aquel que diu? Pues, eso, recordando al gran Eugenio, descomponemos la tópica frase futbolera de "Así, así, así gana el Madrid" en otra torera: "Así, así, así se viene a Madrid". En honor de ese jabato y torerazo que es Iván Fandiño, que dejó una nueva llamada en Las Ventas: cortó una oreja de ley sobre la base del valor y la torería a tope. ¡Aúpa Fandiño! Y olé.
Toros de EL MONTECILLO, bien presentados en general, aunque con desigualdad de hechuras. Manejables en general, con 3º, 5º y 6º, mansos. UCEDA LEAL: ovación tras petición; silencio. IVÁN FANDIÑO: oreja; gran ovación petición. MIGUEL TENDERO: silencio; silencio. Plaza de Las Ventas, 14 de mayo. LLeno en tarde lluviosa. ========================================================================================= Así, así, así entró en San Isidro. O sea, en la sustitución de este sábado en el que el dios de la lluvia también quiso ser testigo de una gran actuación de Iván Fandiño. Tras su primer aldabonazo en Las Ventas el pasado 2 de mayo con su triunfo en la goyesca, el percance de Curro Díaz le abrió las puertas al coletudo vasco, anunciado en principio sólo para el 2 de junio con una dura -como siempre- cual la de Cuadri. Pero ya se encarga él de seguir abriendo más puertas en su carrera, y si no descerrojó la Grande del coso Monumental fue por la nula colaboración de su segundo bicorne. Porque frente al primero se la jugó de principio a fin sobre el fundamento esencial del valor, del derroche de testosterona. Firmeza, quietud y, claro, calidad en su faena, mucha calidad con redondos y naturales de profundidad oceánica, por utilizar un símil acuático, porque llovía a mares. Lástima que el colaborador burel se acabase pronto, lo que no arredró a Fandiño, quia. Se echó la muleta a la espalda y asustó al bicho y a los espectadores -con una aguja de miedo en el esófago- con unas bernadinas -ver foto- en la que los pitones rozaron alamares y femoral. Tan ajustadas como el quite por gaoneras al primero de la tarde. Después se lanzó a morir o matar, logrando lo segundo: un estoconazo de ley. Salir a por todas Salió a por todas frente al quinto, porque este Fandiño, tanto tiempo en la balasutrada de la Fiesta esperando su ocasión, aspiraba a dar la dentellada definitiva, pero la mansedumbre cercana al descastamiento del toro se lo impidió. A pesar de lo cual, pisando terrenos inverosímiles, le extrajo emocionantes suertes, que volvió a redondear con otro espadazo. Figuritas, figuras y figurones: ataros los machos, que viene Fandiño. Uceda Leal no es figura, sino la eterna promesa, aunque nadie discute su clasicismo, el que demostró, en parte, un día antes con otra oreja que le llevó a sustituir en este festejo a Leandro. El madrileño volvió a actuar con ortodoxia frente al primero, aunque sin romperse, dejando, eso sí, bellos muletazos. Lo que en el cuarto ya no logró mitad por el bicho, mitad por su falta de ambición. Miguel Tendero tampoco es figura de los matadores, sí lo fue entre la novillería, y quizás alcance tal condición ahora. Para ello necesita mejores lotes que el de este sábado, con dos bureles reservones y mansos que sólo le permitieron algún destello artístico. Dicho lo cual, también es cierto que se echó en falta una actitud más decidida y menos conformista, tipo Fandiño, que no apareció en ningún momento y que siempre se agradece tanto en la cátedra venteña.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios