www.diariocritico.com

Desde la base Vanderberg de la Fuerza Aérea estadounidense

Lanzaron con éxito el cuarto satélite argentino

Lanzaron con éxito el cuarto satélite argentino

El cohete Delta II de la NASA puso en órbita al satélite argentino SAC-D Aquarius. El director de la Comisión Nacional de Asuntos Espaciales (Conae), Conrado Varotto, aseguró que "estamos en el máximo punto tecnológico a partir de los recursos económicos con los que contamos".
El cohete Delta II de la NASA se  lanzó desde la base Vanderberg de la Fuerza Aérea estadounidense, al satélite argentino SAC-D Aquarius. "Estamos en un punto muy avanzado de la tecnología espacial", dijo el director de la Comisión Nacional de Asuntos Espaciales (Conae), Conrado Varotto. Varotto explicó que el organismo que conduce "va a utilizar información espacial con objetivos claros de necesidades del país". "En toda la actividad espacial buscamos socios del máximo nivel, para la ejecución de los proyectos", señaló y explicó que Argentina utiliza este tipo de iniciativas "como herramienta de politica exterior, puntualmente de integración y por eso trabajamos la información con el resto de los países de Latinoamérica". Señaló que, además de medir la salinidad del agua, el satélite permite analizar la humedad de la tierra en las áreas continentales. Esto "permite anticipar las inundaciones y también prevenir la propagación de enfermedades como el dengue y la malaria", indicó. "Esta misión es de una complejidad única vista desde la Argentina, porque estamos probando un sistema que van a servir para el control de altitud del satélite y para el control de nuestro propio sistema de acceso al espacio", detalló. Cuando le consultaron sobre cuál es el rol de la Argentina en el desarrollo de la tecnología espacial, Varotto dijo: "Si queremos podemos llegar a la luna". "Estamos en el máximo punto tecnológico a partir de los recursos económicos con los que contamos", detalló. “Hace 10 años estábamos lanzando piedras y hoy lanzamos satélites” La presidenta Cristina Fernández de Kirchner renovó el compromiso del gobierno de "seguir apoyando intensamente" el desarrollo científico tecnológico tras el lanzamiento del satélite argentino SAC-D/Aquarius y recalcó que “hoy es un gran día para todos”. "Hoy es un gran día para todos los argentinos. Siento una profunda emoción. Voy a seguir apoyando este desarrollo porque aquí está el futuro de toda la Argentina", expresó la mandataria, tras participar -mediante una teleconferencia- del lanzamiento que se realizó desde la base Vanderberg de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, en California. La mandataria aseveró que "hoy podemos poner en marcha esto porque ha habido desde el 2003 a la fecha un formidable esfuerzo e inversión que hemos hecho en todas las áreas como el CONICET, la CONAE, las universidades, donde pusimos todos los recursos que se necesitan para el desarrollo". "No nos olvidemos que somos un país que pudo construir vectores, que pueden ser misiles, por exigencias impuestas desde afuera en los años `90", recordó. "Siento mucho orgullo y esperanza de lo que podemos hacer los argentinos. Hace apenas 10 años lanzábamos piedras y hoy, lanzamos cohetes y satélites", añadió. Tras una teleconferencia con el canciller Héctor Timerman y el titular de la CONAE, Conrado Varotto -quienes participaron del lanzamiento en California-, la jefa de Estado remarcó que "debemos sentirnos contentos y orgullosos" y que este tipo de acontecimientos "reflejan al verdadero país, a la Argentina que queremos". "Si salimos a la calle y le preguntamos a los chicos seguro saben que es la NASA pero no saben qué es la CONAE o la CNA. Pero no es culpa de la sociedad, es culpa de que estas cosas nunca son noticia en los medios de comunicación", señaló. En una crítica al tratamiento que los medios de comunicación hacen del tema, la mandataria dijo que éstos "pueden saber cuál ha sido el último incidente o corte de ruta, pero no saben de los miles de científicos que están construyendo diferentes cosas necesarias para la humanidad". Por último, dijo que Argentina "necesita nuevos científicos; hay tantos abogados y contadores y psicólogos, pero ahora quiero muchos ingenieros, biólogos, físicos porque ahí está el futuro; la salida laboral esta ahí". Minutos antes del despegue del satélite, la mandataria también mantuvo una comunicación con el Centro Espacial “Teófilo Tabanera”, sede de la estación terrena de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) en Córdoba, donde se encontraba Sandra Torrusio, investigadora principal del SAC-D. Desde allí, alumnos de la escuela Padre Domingo Viera, en Alta Gracia, realizaron una demostración de uso de imágenes satelitales. "Es como un hijo. Ustedes lo vieron crecer y ahora lo van a ver caminar. Los felicito a todos", les dijo la Presidenta y luego en su discurso recordó como ella misma lo vio "en el vientre, en el laboratorio", cuando lo estaban ensamblando. En tanto, desde el lugar de lanzamiento, Timerman destacó como "muy emotivo ver a tantos científicos que han venido desde distintos países" para acompañar el lanzamiento del satélite y remarcó que trabajaron en el proyecto unos 200 profesionales argentinos. Varotto, por su parte -a quien se presentó como el "padre del proyecto"- dijo que el satélite "lleva varios instrumentos construidos en todo el país", y sostuvo que "toda la Argentina ha hecho este proyecto posible" Sobre el satélite El SAC-D Aquarius es el cuarto satélite de la serie SAC (Satélite de Aplicaciones Científicas) desarrollado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae). Es un observatorio espacial para el océano, el clima y el medio ambiente, que combina diferentes tecnologías para la observación de la Tierra. "Lleva cámaras ópticas y térmicas, radiómetros de microondas y scaterómetros, sistemas de colección de datos e instrumentos para estudios de la atmósfera y el monitoreo de desechos espaciales", indicó la Conae. Una vez en órbita, el satélite viaja a 7,5 kilómetros por segundo (entre 25 mil y 27 mil kilómetros por hora), lo que le permite dar la vuelta a la tierra en una hora y media. El objetivo principal del SAC-D Aquarius es estimar la salinidad de mares y océanos en forma global, que hasta ahora se realizaban de manera puntual y parcial, a través de embarcaciones y boyas. El otro fin es obtener datos sobre la humedad del suelo a escala de grandes extensiones, parámetro que contribuirá a la generación de alertas tempranas de inundaciones y de aparición o dispersión de enfermedades. Además de la NASA, que aportó el instrumento llamado Aquarius (que mide la salinidad) y los servicios de lanzamiento, otras cuatro agencias espaciales participaron como asociadas en esta misión satelital argentina: la Agencia Espacial Italiana (ASI), el Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES), la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais (INPE) de Brasil
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios