www.diariocritico.com
Italia, Grecia, España sin distancia

Italia, Grecia, España sin distancia

He estado fuera de viaje del 2 al 11 de Junio en Italia (Brindisi) y Grecia (Corfú e Igoumenitsa  ) y al llegar me he encontrado con cerca de 300 correos y 1200 comunicaciones en Facebook, por lo que he tenido que poner manos a la obra para responder como hago siempre personalmente a todos mis contactos amigos. Naturalmente no era fácil tarea por lo que preparé un texto común de disculpa que reproduzco como resumen de un viaje que me ha demostrado lo cerca que nos hallamos, de lo que nos parece lejano, pues realmente somos más vecinos de lo que nos creemos y no ya en la distancia en kilómetros, que tampoco, pero lo similares que somos en lo social, en los valores y en lo político que reza así: Estimado amigo/a: Disculpa el retraso en responder a tu correo, pero he estado fuera de España, participando en las Reunión de Comodoros de la IYFR con la flota del Sudeste de Italia en Brindisi del 4 al 7 de junio. Luego he participado en la regata en su XXVI edición Brindisi(Italia) Corfú(Grecia) con 115 participantes de los que solo consiguieron llegar en 32 horas 78 barcos. Venturosamente y gracias al patrón, el rotario Mario Grilli y sus amigos Nicola Fornacci y el joven Massimiliano, concluimos en la 12ª posición de la clase Holiday con nuestro barco de crucero la “Rosita”, después de diversos incidentes, calma chicha, tormenta y rotura de velas y de la hélice del motor, gracias a Dios después de la llegada, lo que hizo que entrásemos remolcados en Gouvia por la embarcación italiana My Way. Luego la complicación de ir de Corfú a Igoumenitsa para coger el barco correo de vuelta a Brindisi y el avión de Brindisi Roma Madrid el pasado sábado, con feliz retorno. Agotadora aventura pero llena de entusiasmo y camaradería de los rotarios mariners, particularmente  del Organizador Antonio Gigante de Taranto y de los Comodoros Luigi Falanga de Sicilia, Franco Mastrosimone de Salerno y Cesare Bratoev de Varna en Bulgaria y de los rotarios y autoridades municipales , regionales y de la Armada Italiana de Brindisi que celebraban conjuntamente el 150 Aniversario de la Unidad de Italia con fervor, mientras nosotros, españoles nos empeñamos en romperla, siendo, como somos, la primera verdadera nación  del Mundo desde el Siglo XV. Agradezco tu paciencia por no haberte dado respuesta antes, pues estaba sin ordenador. Ahora ya tengo ordenador y la capacidad para el desarrollo del artículo que me interesa hacer llegar a mis lectores, pues  con solo llegar a Italia, la encuentro enfrascada en la preparación de los Referendums en  que ha fracasado Berlusconi, después de perder antes las elecciones administrativas  en Milán y Nápoles, sometiendo a los italianos cuatro temas : abrogación de la Ley sobre el agua(privatización del suministro), precio de mercado del agua con beneficio, abrogación de la Ley sobre energía nuclear para poder construir nuevas centrales, abrogación de la Ley del Legitimo impedimento(blindaje judicial para el gobierno Berlusconi). Berlusconi, quería que no se llegara al quórum, sin  embargo la participación ha llegado el 55,8% de los 50,5 millones de electores censados, por encima de todas las previsiones y del 50% necesario para que las consultas fueran vinculantes. La cifra que permitía superar el quórum era de 25.209.346 electores. Según los datos oficiales, han votado 29,9 millones de personas. El SÍ ha sido superior en los cuatro casos al 94%, de forma que los italianos “indignados” han votado en contra del Gobierno por abrumadora mayoría, cuando lo normal es que como de costumbre se hubieran ido a la playa, dadas las excelentes temperaturas de estos días. Brindisi, situada en la llanura salentina a orillas del Mar Adriático, tiene un magnífico puerto natural, una desembocadura, que se interna en la costa, importante entre otras cosas por las conexiones con Grecia, Turquía y Albania y fue el principal puerto romano para sus comunicaciones con Oriente. Es una ciudad de origen prerromano, quizás fundada por las gentes ilíricas y su nombre latino Brundisium, a través del griego Brentesion, remarca el vocablo mesapio Brention, cabeza de ciervo, que parece referirse a la forma del puerto de la ciudad. Antigua  sede de los mesapios, Brindisi, por su posición estratégica, estuvo siempre en contraste con la vecina Tarento. En el 267 a. C. fue conquistada por los romanos. Fue entonces un puerto activísimo y lugar de escala para el Oriente y Grecia conectada a Roma a través de las consulares Via Appia, la Regina Viarum y la Appia Traiana que terminaba en dos columnas, una de ellas derribada por los terremotos, la otra en el palacio museo GranafeiNervegna, aunque una copia campea sobre el puerto. . Más tarde Brindisi sería conquistada por los godos y en el Siglo VI, incluida por el Imperio bizantino en su esfera de influencia. Destruida en 674 por los longobardos de Benevento guiados por Romualdo, en el Siglo IX fue sede, en el sitio de Torre Guaceto, de un campo de trincheras sarraceno. Reconquistada por los Bizantinos, permaneció bajo su dominio hasta la conquista normanda en el 1070.De allí partieron numerosas cruzadas y fue sede de las ordenes militares. Ciudad vinculada a las dinastías de los Svevos de los que procede el Castelo Svevo, sede de la Base Naval en las que celebramos la convención de Comodoros, bajo la presidencia de un  almirante y de las autoridades de la región y del ayuntamiento, luego fue de los Anjou y de los Aragón. Más tarde, dominio de Venecia antes de pasar ser dominio de España, que estableció su centro de gobierno en la cercana Lecce que todavía conserva costumbres españolas, como el uso de las castañuelas en el baile pizzicato, que un grupo de baile desarrolló en el muelle ante los 115 barcos preparados para la regata. La ciudad se vio involucrada en las luchas por la posesión del Reino de Nápoles; fue devastada por la peste en 1348 y destruida por el terremoto de 1456. Con Fernando I de Aragón conoció un período feliz, pasando después a manos de los venecianos y de los españoles. En el periodo 1707-1734 Brindisi fue posesión austríaca, después borbónica. El período de máximo esplendor fue alcanzado con su anexión al recién creado Reino de Italia en 1860 y con la apertura del canal de Suez en 1869. Durante la primera guerra mundial Brindisi fue utilizada como sede del comando aliado para el bajo Adriático. Entre septiembre de 1943 y febrero de 1944 la ciudad fue capital de Italia en funciones, donde se refugiaron Vittorio Enmmanuelle II y el Mariscal Badoglio y desde la que aceptaron el armisticio con los aliados(Eisenhower), lo que hizo que las tropas de Alemania trocaran de aliados en enemigos, ante la estupefacción de las tropas italianas, magníficamente representadas en un film de Alberto Sordi escapando de las balas germanas, en un film tragicocomico como todo lo italiano. Después y por influencia de la resistencia, la monarquía se transformo en Republica que se mantiene hasta hoy, exiliando a la familia real hasta muy recientemente. Eran 110 millas, hasta Corfú, navegando, el Adriático frente a la costa albanesa, carente de toda vegetación por el uso como fuente energética de la leña, en los difíciles tiempos del dictador comunista Enver Hoxha. Salimos a la 13 horas del dia 8, con poquísimo viento y nuestra estrategia fue acercarnos a la costa albanesa, lo que nos dio  más viento que a los que siguieron la costa italiana. No obstante, por la noche cayó un fuerte chubasco con  miles de rayos que nos salpicaban alrededor hasta que se diluyo en la nada, con el mar como un plato por más de tres horas,  al fin arrancamos con  viento de popa, hasta llegar al canal de la Isla de Corfú dejando a estribor la Isla de Fanó, todas ellas cubiertas de abundante vegetación, en contraste permanente, con la vecina costa albanesa que se prolonga dentro del canal hasta prácticamente enfrente del puerto de Gouvia, donde atracamos, remolcados, después de algunos destrozos en la vela mayor y un cabo enredado en la hélice, eso si después de pasar las boyas de llegada. De Gouvia a Corfú capital, en taxi en busca de hotel.  La isla de Corfú con un área de 593 km² es la mayor —y de las mayores, la más septentrional— de las Islas Jónicas, también conocidas como Heptonesos o Heptanísia (Siete Islas), encontrándose en el mar Jónico, muy próxima al Epiro en la costa continental, de cuya parte albanesa le separan sólo los 2 km del estrecho Septentrional de Corfú . Está separada de la parte continental por los estrechos de Corfú. La longitud de la isla es de 85 km, con un ancho promedio de 18 km. Su relieve es muy accidentado, si bien pueden distinguirse dos zonas: la septentrional, mucho más abrupta, donde se encuentra la máxima cumbre: el monte Pantocrátor o Salvador, con 966 m de altitud. La zona meridional es considerablemente menos accidentada poseyendo algunas pequeñas llanuras. La ciudad de Corfú, capital de la prefectura, se encuentra aproximadamente en el centro de la costa oriental de la isla. Aunque los griegos de Corinto colonizaran la isla hace más de 2500 años, y pese a haber estado poblada principalmente por griegos desde entonces, su arquitectura tiene muchas similitudes con la propia de las poblaciones portuarias italianas, señal esto de su largo periodo de pertenencia a la República de Venecia. Entre los españoles es conocida porque allí intentó la emperatriz Sissi recuperarse de la tuberculosis con escasa fortuna y porque en el Siglo XX  tenían en ella, su residencia de verano los reyes de Grecia Constantino y Ana Maria. Pregunté, por la Crisis tanto en Corfú como en Igoumenitsa ciudad costera en el noroeste de Grecia a la que me tuve que trasladar en transbordador, pues solo de allí salía el que regresaba a Brindisi y de allí a Madrid en avión. Es la capital de la unidad periférica  Tesprótida, y en ninguna de las dos me dieron respuesta pues parecía que lo de la Crisis que se veía en la Televisión con un Giorgios Papandreu intentando convencer a un no muy convencido Parlamento de  apretarse el cinturón no iba con ninguno de ellos, dedicados al turismo. Igoumenitsa es una ciudad pequeña y pintoresca, con mucho verde (el bosque dominante puede verse fácilmente en la imagen), las playas con aguas cristalinas y verdes montañas que rodean la ciudad. La verdad es que no hablando griego aunque leyéndolo de mis antiguos estudios del clásico, de casi nada me enteraba, pero eso si pude comer en una típica taberna una más que excelente  musaka, con un vino local exquisito, no el retsina de sabor inadecuado para nuestro paladar pues sabe a resina de pino, como su propio nombre indica. Lo importante para mí, es que ni Italia, ni Grecia , ni Albania, ni Turquía están tan lejos, como puede parecer, pues nos une el mar y con un poco de viento se puede llegar con facilidad, no tan deprisa como en avión, y que sus valores, sus costumbres y sus gentes mediterráneas son prácticamente iguales que las nuestras. No debe olvidarse que los griegos y los fenicios, luego los romanos se establecieron en España, en tiempos en que solo las naves podían unirnos y que los calzadas romanas unieron todo ese imperio hasta Egipto y conseguían administrarlo sin excesivos problemas. Hoy la gran mayoría de esos pueblos constituyen o están a punto de constituir la Unión Europea, he pagado con euros españoles sin  problemas y hablando italiano e ingles, vas a todas partes. El regreso a España como siempre, en catástrofe, dimisión de tres magistrados del Constitucional (ya podían haberlo hecho antes de declarar a Bildu como tal) o quizás, lo han hecho ahora para imposibilitar cualquier veto , más que necesario dado su comportamiento absolutamente batasuno, chulesco y tabernario. Con Catalunya dispuesta a no obedecer en lo concerniente al déficit publico. Con las Cajas en venta y perjudicados por las noticias griegas. Con los “Indignados” dejando la Puerta del sol.Con  Rubalcaba de candidato único (Viva la Democracia).Con los sindicatos a cara de perro por una tibia reforma de los Convenios, pero eso si callados desde 2004 hasta 2010 por la recepción desde los 13 millones de euros del PP en 2003 a los casi 30 del PSOE en 2010. No somos distintos en la distancia ni de Italia , ni de Grecia, nos falta alma de Imperio y de lucha, nos hemos acomodado al escándalo y al Gran Hermano, a la subvención y al dispendio de la era Zapatero y olvidamos, que ya ahora, somos un 60 % más pobres que hace tan solo cuatro años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.