www.diariocritico.com

Resumen muy personal de ambos y excesivos abonos

Feria de San Isidro y Feria Aniversario 2011 …Y ADEMÁS ES IMPOSIBLE

Feria de San Isidro y Feria Aniversario 2011 …Y ADEMÁS ES IMPOSIBLE

Para Aitana March,
jovencísima y luminosa “visionaria”
del Arte del Toreo y la libertad.

Efectivamente. Una vez más la ya conocidísima frase: “Lo que no puede ser, no puede ser… y además es imposible". No puede ser que se programen treinta festejos taurinos seguidos en la Plaza Monumental de las Ventas, primera del mundo, se dice. No puede ser que así se haga cuando los toreros que de verdad lo son… y que de verdad le interesan al verdadero aficionado, o “VISIONARIO” taurino, me gusta más esta segunda definición, no pasan de cuatro, cinco… o seis.
Sin José Tomás - ya parece que afortunadamente ausente por poco tiempo - nos quedan: Morante de la Puebla, Juan Mora, Manzanares, Alejandro Talavante, Castella (para quien le guste), el Juli último, torero poderoso y ahora sabio que ha mejorado sus formas y aumentado su pundonor torero. Un Julio Aparicio inexplicablemente ausente, que esté como esté… siempre puede dejarnos con su toreo de capa y muleta la esenciade lo mejor. Y hasta un Javier Conde también ausente, (en Francia con la mejor aficiónactual, siempre contratado), que puede en cualquier tarde, demostrar con su toreopersonal original y clásico, aquello de que “Un cuadro, no tiene otra significación que labelleza”. Tal vez nos quede también un Cayetano que teniendo cualidades de clase yestilo, no acaba de cuajar. ¿Por qué razón? No lo entendemos. Pasó demasiado aliviadopor la Feria. No puede ser… con tan pocos nombres, conformar treinta carteles, yademás es imposible. Si, ya sé lo escandalizados que se quedarán algunos lectores… o muchos (no creo porque no los tengo). Los habrá que exclamarán desde sus púlpitos sagrados de sabiduría taurina interesada… ¿y El Cid... Perera... Uceda Leal? Y otros añadirán ¿y El Fandi, y la promesa reciente de Curro Díaz, y Víctor Puerto, y Abellán? Pues no, yo cuento, y después de estas ferias interminables no me salen más de seis toreros…, y mequedo con una promesa verdadera: Iván Fandiño, del que hablaré en otra ocasión. Pero las cuentas sí les salen a los gestores económicos de la Comunidad y a la actual empresa, esperamos que sea en su año de despedida. La Plaza se llenó prácticamentetodo el ISIDRAZO, con numerosas tardes de “No hay billetes” y con excelentes entradas en la muy lamentable Feria Aniversario. Así no puede haber remedio a este actual dislate que acabará con la verdadera afición de Madrid, y convertirá definitivamente Las Ventas en otra cosa, como ya está sucediendo con el toreo mismo. Del trecho al hecho Por ese camino, hasta el final de este espectáculo queda poco trecho. Y del trecho… al hecho, digamos en pocas palabras lo que nos quedó de estas ferias. La personalidad de Juan Mora en sus dos tardes, sus maneras, su espada verdadera que convirtió en magníficas estocadas, sus muchos detalles llenos de torería y sabor. Su saber estar, siempre en torero, sin toros para él, ni en el isidrazo, ni en la Victorinada del Río la tarde de la Beneficencia. Pero siempre seguiremos esperando a este torero. Su muleta a media altura, su naturalidad y templanza, nos trasladan a otros tiempos. Un Manzanares en plenitud – sin llegar a lo de Sevilla – nos volvió a dejar su toreo actual lleno de temple, de hermosa estética, toreo largo y profundo, muchas veces sentido hasta la melancolía de dejarse en el olvido el propio cuerpo… “La función del artista es inventar y no comprobar”. Manzanares, “molestado en muchos momentos por los filólogos sabios del 7”, que no entendían como este torero tiende la suerte para pasarse al toro más tiempo y más despacio – tal vez incluso con más peligro que “cargándola” -, para profundizar más el muletazo. Este Manzanares hijo, no miente. Y torea ya como le da la gana. Cargando o tendiendo la suerte, pero nunca descargándola. Como matador, es el mejor sin duda de la actualidad. Su estocada recibiendo a su segundo toro el día 18 de mayo, quedará como la más extraordinaria no solo de estaferia, sino de muchos años. Recuerdo una de Rafael Ortega en Madrid, otra de JoaquínRodríguez Cagancho en México… y no muchas más iguales pero no superiores a la de Manzanares. Con este torero tengo que mencionar a su excepcional cuadrilla entera, (merecedora de un gran premio especial, si es que los premios sirven para algo, que yo no lo creo). Como picadores: Barroso y Chocolate, en la brega y banderillas, Curro Javier, Juan José Trujillo y Luis Blázquez. Con ellos y su maestro, vuelve a la Plaza algo que nunca debiera haberse perdido: la Geometría torera del orden en la lidia. Todo cambia, todo parece distinto. Y lo es. Los TERCIOS, recobran todo su valor, hoy perdido ya casi para siempre. Esas cosas sueltas... ¿Qué puedo decir de ese torero de la Puebla que es Morante? El divino Morante. ¿Qué puedo decir de su paso por Madrid este 2011? Lo primero, no tuvo toros - ya casi habitual en su mala suerte en los sorteos - . Los toros del Cuvillo descastados y mal presentados. La culpa: del señor ganadero Don Núñez, y de nadie más. Aunque se ha intentado difamar y calumniar de mala manera desde alguna prensa a Curro Vázquez y a su hermano Antonio (Curro, apoderado del torero). En cualquier caso, Morante no ha pasado por Madrid en su mejor momento, nos dejó lances bellísimos y esas “cosas sueltas” sólo suyas… Pero no tuvo toros… y sí tal vez, un cierto desánimo, y como consecuencia menos sitio. En cuanto a esa prensa y Morante, pienso una vez más en Oscar Wilde: “El crítico tiene que educar al público, el artista tiene que educar al crítico”. Y nada más. Morante, sabe hacerlo. Repito, fracaso total esta vez de Núñez delCuvillo. Él mismo lo ha dicho: me equivoqué en Madrid. Y se equivocó dos tardes.Alejandro Talavante ha vuelto a ser el torero que prometía. Ya está libre de un exceso de “juventud” que le impedía cuajarse, de un exceso de “ambición” que le hizo hasta intentar emular a José Tomás. En sus dos grandes tardes de Madrid este año (no cuento la primera el día 15) yo me quedo con la segunda faena a un difícil y manso toro de Parladé, realizada toda ella en tablas entre los tendidos cuatro y tres donde se impuso al aquerenciado animal, llegando a torearlo con dominio y belleza absoluta sobre la mano izquierda. Gran actuación malograda con la espada. Su otra gran faena de las dos orejas el 17 de mayo con un buen toro del Ventorrillo, fue una demostración de su profunda originalidad y de la importancia de su toreo, dentro incluso de cierta genialidad. Ya de Talavante podemos esperarlo todo. Seguirá tal vez siendo un torero desigual. No importa nada. Lo que verdaderamente importa es su sentido creador y estético del toreo. Esos toreros siempre hacen falta. De ellos se vive… El Juli como ya hemos señalado pasó por la feria algo más bajo que en sus más recientes actuaciones, molestado con excesiva displicencia por el alto tribunal del 7 y sin toros de calidad en los sorteos. Pudo con su inteligencia y valor con un oponente de Vitoriano del Río, que embistió como una cabra, al que enseñó a pasar con tesón y torería, aunque con poco temple tal vez y sin gran ceñimiento. Se queda como estaba. Un torero poderoso y en muchas ocasiones de gran verdad. Un torero muy importante. De los toros, creo que poco que decir. En conjunto mal. En presentación, unos por falta de trapío, otros por notable exceso y desproporción. Fracasaron las corridas toristas: Samuel Flores, Palha, Escolar, Partido de Resina y algunas más. Cuadri sólo a medias, en conjunto una mala corrida. Hubo algunos toros buenos y otros sólo regulares, como era de esperar, de Juan Pedro Domecq, Ventorrillo, Alcurrucén y alguno más. Volvamos al gran fracaso de Núñez del Cuvillo aunque algún toro embistiera, pero todos ellos sin presentación ni casta para Madrid ¿La culpa? Exclusivamente del señor Cuvillo. Otra vez será. La ganadería tiene una gran calidad si duda y su propietario la fuerza de intentar ahora entrometerse en los próximos carteles de José Tomás, torero que le dio “la fama” y que no toreará ningún toro suyo en sus contadas corridas de reaparición. Hace bien José Tomás. Quiero terminar con una referencia -me siento obligado a ello- al paso por este maratóntaurino, de los toreros mexicanos. Hago esta reflexión a título absolutamente personal. Lo primero mi respeto por todos ellos y su valerosa presencia, no en las mejores condiciones, en su importante paso por las Ventas. Pero quiero señalar, que según lo visto en esta feria el toreo mexicano se ha “españolizado”, y no precisamente en el buen sentido. Me quedo solamente con Arturo Saldívar y el novillero Sergio Flores. Pero¡qué poco sabor mexicano! han dejado todos. Aunque niño aún, he visto en mis varios años vividos en México… toda la época de oro del toreo de esas tierras. He habladomuchas veces de todos los grandes: de Armillita a Lorenzo Garza, Silverio Pérez, LuisProcuna, El Soldado, los hermanos Solórzano, los Briones, hasta el valiente CarlosArruza y el estilista inolvidable del Calesero… y tantos mas. No ya Manolo Martínez, que fue un producto casi comercial poco mexicano en su toreo y prácticamente inventado por el excelente escritor y crítico Pepe Alameda. Aunque en México llegó a ser figura, fracasó Martínez en España. Con el toreo mexicano, pasa lo que con el toreo gitano, algo parecido. Dentro de su personalidad propia –la de cada uno- existe un sentimiento singular y generalizado que en México va por el lado del barroquismo y la variedad, con un toreo de capa fundamental siempre. Y en la muleta un toreo de compás abierto y profundidad, de mano muy baja, de muletazo arrastrado, con la imaginación siempre, la creación genial en el momento más inesperado, recordamos tantas veces ese toreo por alto tan especial y genial de Luis Procuna. En una palabra, el toreo mexicano ha sido variadísimo, original y muy rico en arte… en arte mexicano. Toreo acompañado de gran valor, pero nunca como cualidad especial, cosa que ha confundido muchas veces al aficionado español. La verdad, no veo hoy por hoy gran interés en el toreo de ese querido país. También me comentan que ese público -que era excepcional- ha cambiado mucho… y que México ya no es México en el toreo. Una globalización más Tal vez. No podemos sino sentirlo y esperar que llegue otra vez una gran figura de esa tierra, por ahora no se ve. Lo repito, con mi respeto por todos los que este año pasaron por Madrid. Y también el respeto a los toreros que ni siquiera nombro, en este resumen general de las ferias, ya demasiado largo. Hace tiempo que he dicho y escrito que para mí, no hay toreros modestos y toreros caros. En su origen, -menos en los de dinastías-, todos los toreros habrían sido modestos. Luego, algunos lo fueron regulares… otros buenos, y muchos malos. Lo importante es que sólo unos pocos han conseguido ser grandes creadores y artistas. Por eso me parece mas justo decir que hay toreros buenos y malos, aunque todos por el hecho de serlo me merezcan un profundo respeto. Hoy, la gran mayoría ni “hacen” ni tienen nada que “decir” en su toreo, aunque muchos estén sobrados de “oficio”. Monotonía, engaño y aburrimiento, los caracteriza Para terminar, vuelvo al principio de esta larga nota. Más de una treintena de tardes de toros en una misma plaza un día tras otro, no puede sostenerse para el aficionado, con seis o siete toreros importantes y nada más. Lo que sí se sostiene es el negocio y la mentira al público. Pero lo demás, “no puede ser… y además, es imposible”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.