www.diariocritico.com

Montilla, pidiendo un congreso renovador; Chacón cargando falazmente contra CiU

La cúpula del PSC usa la demagogia para confundir a su militancia y a la ciudadanía

La cúpula del PSC usa la demagogia para confundir a su militancia y a la ciudadanía

El ex presidente de la Generalitat olvida las críticas de los socialistas 'indignados' y la titular de Defensa, los recortes de Zapatero

Dos pesos pesados del PSC parecen estar convencidos de su capacidad de llevar el agua a su molino esperando que exista una supuesta masa acrítica que siga sus consignas. Por una parte, el primer secretario, José Montilla, exige transparencia en el próximo congreso cuando la cúpula a la que él pertenece urde su estratagema para no perder el estatus; por otra, la ministra de Defensa, Carme Chacón -sí, es del PSC, aunque haya que recordarlo- critica los ajustes del Gobierno catalán de CiU y dice que esta formación "no entiende nada de las razones que han llevado a la crisis". Una supuesta amnesia le hace olvidar que su jefe, José Luis Rodríguez Zapatero, es sospechoso de haber sido quien más allá ha llevado la tijera en la historia democrática española.

El primer secretario del PSC, José Montilla, ha asegurado que él quiere un congreso "transparente" y ha defendido cómo lo ha planteado la dirección, algo que sectores críticos del partido han criticado duramente. En el acto de fin de curso de la escuela de formación del partido, Montilla ha asegurado que del congreso saldrá "savia nueva" que renovará el PSC, y que la nueva dirección será equilibrada e integradora. Montilla también ha asegurado que del congreso saldrán cambios en la estructura del partido, defendiendo así para el PSC del futuro "una nueva cultura organizativa que ponga su acento en la apertura y la transparencia". Las palabras de Montilla cobran un especial protagonismo ya que llegan días después de que las distintas plataformas que han ido apareciendo en las últimas semanas coincidan en criticar a la actual dirección porque en el congreso de otoño, habrá 700 delegados, un 30 por ciento menos que en otros cónclaves del PSC, algo que ven como un intento de la dirección del partido con la finalidad de controlar. El malestar ante las últimas direcciones ejecutivas es compartido entre colectivos muy diversos: desde 'Nou Cicle', grupo de militantes agrupados alrededor del ex líder del partido y eurodiputado, Raimon Obiols; hasta el 'Manifiesto por un nuevo socialismo catalán' que firman jóvenes cuadros, los movimientos nacidos alrededor de las redes sociales como 'Més PSC', 'Congrés des de baix' y '15M socialista' y también una histórica corriente obrerista que ahora ha resurgido, Esquerra Socialista de Catalunya. Ante esta situación, Montilla ha intentado trazar un mensaje conciliador con todos estos colectivos: "Del congreso debe salir una dirección renovada, capaz de encontrar el equilibrio entre la experiencia acumulada y la sabia nueva, y que nos aporte renovación y fortaleza para encarar esta nueva etapa", añadiendo no tener ninguna duda de que se cumplirán estos objetivos. Montilla ha recordado que en sus casi 33 años de vida, el PSC ha tenido momentos difíciles, por lo que ahora toca trabajar desde el "rigor", huir de los individualismos y potenciar el trabajo en equipo. También ha cargado contra quienes gobiernan "desde el populismo, la demagogia y la búsqueda inmediata del titular de los medios de comunicación o guiados por los datos demoscópicos", en alusión implícita a Artur Mas (CiU) y su equipo. Paralelamente, la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha reivindicado la plena vigencia de los valores de su partido, el PSC, ante un Govern de CiU que se "equivoca" totalmente con su estrategia ante los recortes en sanidad y educación. En el acto de final de curso de la escuela de formación del PSC, de la que Chacón fue una de sus impulsoras hace una década, Chacón ha hecho una encendida defensa de las políticas sociales. "Es un error evidentísimo pasar las tijeras en un 8 por ciento en educación y en un 16 por ciento en ocupación", como hace el Govern de Artur Mas, pese a que ahora son más necesarias que nunca estas políticas, ha dicho. "Sé que a la derecha le ha costado siempre entender que la educación no es un gasto" sino una inversión, ha dicho Chacón, quien ha lamentado profundamente que CiU posponga obras en centros educativos que bajo los gobiernos de José Montilla ya estaban en licitación o construyéndose. Según Chacón, con los recortes CiU demuestra que "no entiende nada de las razones que han llevado a la crisis" y ha señalado que el PSC denunciará y se opondrá frontalmente a este tipo de políticas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios