www.diariocritico.com

Retos del nuevo presidente

El sucesor Fabra, ante el 'marrón' de poner paz en las familias del PP valenciano

El sucesor Fabra, ante el 'marrón' de poner paz en las familias del PP valenciano

En los últimos tiempos el PP valenciano ha vivido una guerra soterrada que, en momentos puntuales, salía a la luz. Cuando llegaba el reparto de poder y de cargos, cada familia quería su trozo de tarta. Primero se vivió el enfrentamiento directo entre Eduardo Zaplana y Francisco Camps. Luego, con el abandono del primero, José Joaquín Ripoll se quedó como referente del zaplanismo en la provincia de Alicante y, siempre que pudo, soltó chinas contra el liderazgo de Camps.
La dimisión del 20 de julio abre un melón en la formación con sede en la calle Quart que puede salir bueno o malo. Pero de momento baja por aguas revueltas. Sin Camps y sin Ripoll -aunque es presidente del PP de Alicante se ha quedado sin poder institucional tras su defenestración en la Diputación- hay otros referentes del partido que van tomando posiciones. Génova eligió a Alberto Fabra como sustituto de Camps. El todavía alcalde de Castellón siempre había estado en las quinielas, dado el rechazo de Rita Barberá a las peticiones del presidente nacional de la formación, Mariano Rajoy. Fabra es un hombre de consenso, moderado, pero va a tener que lidiar con la situación de apaciguar las reclamaciones de cuotas. El que será presidente del Consell el próximo jueves, día en el que jurará o prometerá el cargo, deberá mediar en la provincia de Valencia para que un 'duelo soterrado' no vuelva a tener desaires públicos. Alfonso Rus, presidente del PP en la provincia de Valencia y de la Diputación provincial, no dudó en mostrar su malestar por las formas en la dimisión de Camps. Se enteró por la prensa, siendo 'vecino de palacio', y no recibió ninguna comunicación desde la dirección nacional. Luego, en la junta directiva del partido, exhibió su disgusto sin tomar la palabra. En distinta situación se encontró el sector democristiano. El presidente de Les Corts, Juan Cotino, estuvo en todo momento al tanto de los movimientos de Camps. Incluso participó, junto a Barberá, en la reunión con el enviado de Génova, Federico Trillo. Ahora, una vez Camps ha dado el paso atrás, Alberto Fabra tiene una situación difícil. En Alicante, pese a la caída de Ripoll en la Diputación, quedan restos de los afines al expresidente Zaplana. En Valencia, Rus quiere hacer valer la cantidad de militancia que arrastra como barón provincial. De sobra es conocida su capacidad de movilización y sus ya tradicionales almuerzos de los sábados para mantener activo al partido en Valencia. Rus cuenta con un gran aliado: Rafael Blasco. Éste quedó fuera del Gobierno valenciano en el nuevo Consell que presentó Camps tras ganar las elecciones hace dos meses. Pero sigue como portavoz parlamentario. Rus también está en Les Corts. Arriba, presidiendo el hemiciclo, Cotino les 'observa' desde la Presidencia de la Cámara. Son recordadas las defensas de Rus al liderazgo de Camps en los mítines de campaña. Después de la renuncia, el presidente del PP de Valencia va apoyar a Alberto Fabra. Las elecciones generales están a la vuelta de la esquina y Génova no permitirá guerras internas. ¿Qué pasará tras las generales? El tiempo y los protagonistas escribirán la historia interna del PP valenciano. - Análisis: El mejor servicio de Camps, por E. Arias Vega Camps y la regeneración de la política, por E. Gomariz De aquellos trajes pueden venir otro lodos, por C. Moraga Le roi est mort, vive la reine, por M. Pascua - Lea también: El caso de Camps fomenta el 'y tú más' entre el PP y el PSOE Confirmado: Camps irá a juicio Camps propone a Alberto Fabra como sucesor para gobernar la Generalitat Biografía de Alberto Fabra   Así sacudió la trama Gürtel al PP valenciano y acabó con Camps  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios