www.diariocritico.com

Desde Río Turbio

Cristina afirmó que “la inversión en obras energéticas creció un 13 mil por ciento”

Cristina afirmó que “la inversión en obras energéticas creció un 13 mil por ciento”

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner expresó en Río Turbio que desde 2003 el gobierno nacional aumentó la inversión pública en obras energéticas en un 13.000 por ciento, proceso que acompañó con una fuerte diversificación de la matriz económica.
En ese marco, Cristina señaló que en 2003, cuando asumió el ex presidente Néstor Kirchner, "la Nación invertía apenas 131 millones de pesos en energía, y en 2010 la inversión creció hasta 17.300 millones de pesos en obras energéticas. Eso es para que la Argentina pueda consumir, para que los argentinos puedan trabajar". Destacó además que el gobierno "diversificó muy fuertemente la matriz energética", para "abastecer la demanda de un país que crece como nunca lo hizo en sus 200 años de historia". Desde la obra de la usina termoeléctrica a carbón de la localidad santacruceña, que duplicará la demanda de toda la provincia, Cristina también repasó los proyectos de generación energética en marcha y las líneas de transporte desarrolladas, y dijo que "esto es lo que necesita un país que crece". "La actividad industrial creció este año un 8,5 por ciento más alto que en 2010, y por eso vamos a necesitar cada vez más energía", expresó la Jefa de Estado, que además explicó que la usina de Río Turbio cumple con "el sueño de toda la vida de poder agregar valor al carbón, y generar sin contaminar, gracias a la más moderna tecnología". Junto al ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y autoridades locales, la Presidenta sostuvo que la usina demanda una inversión total de 250 millones de pesos y que generará 240 megavatios de energía eléctrica, para inyectar la mitad en el Sistema Integrado Nacional (SIN), porque "es una cantidad muy superior a la que consume toda la provincia". Agregó que en el lugar hay reservas de carbón para 346 años de generación, y destacó que la obra adquiere mayor importancia con la inversión de 4.000 millones de pesos en la línea de 500 kilowatios que el gobierno nacional construye desde Pico Truncado hasta El Calafate y Río Gallegos, para completar el SIN en el sur del país. En ese sentido también resaltó la construcción de la turbina hidroeléctrica "Néstor Kirchner - Jorge Cepernic", con una inversión de 2.850 millones de pesos, y explicó que esa obra trabajan hasta 1.600 personas, y que cuando funcione lo harán 100 personas en forma directa y 500 de manera indirecta. A lo largo de todo su discurso, Cristina recordó al ex presidente Néstor Kirchner, destacando que fue "el impulsor de la transformación del país, el crecimiento y la presencia del Estado para liderar inversiones en obras públicas e infraestructura". Recordó que en 1991 Kirchner impidió que se cierren las minas, porque "consideraba que eran parte del país que siempre soñó y empezó a construir en 2003, que ahora crece, nos demanda más y más energía, para más y más puestos de trabajo". Dijo que la diversificación energética se produce en todo el país, y que como en Santa Cruz se avanza con la termoeléctrica y la hidroeléctrica, en adelante se inaugurará un parque eólico en Rawson y una usina fotovoltaica en San Juan. En cuanto a la usina termoeléctrica descartó con énfasis cualquier posibilidad de contaminación de la región, y en especial de afectación de los glaciares, destacando que esa zona siempre tuvo un valor emocional especial para ella y el ex presidente. "Jamás podríamos estar construyendo una usina que afectara a los glaciares", dijo, y agregó que "si alguien exigió para esta mega obra todas las condiciones tecnológicas para evitar contaminación, fue esta Presidenta". La Presidenta subrayó también que la energía que consume todo el país es subsidiada y tiene un precio "muy menor" del que se cobra en los países vecinos, para "darle competitividad a la industria, a la agroindustria, y a nuestro campo". "Este dinero, que debería pagarse en facturas muy grandes, va al consumo y la demanda de la actividad económica más importante de toda nuestra historia. Alcanza un 80 por ciento de nuestro producto bruto", subrayó la Jefa de Estado. A la vez, indicó que "esta bonanza, el grado de consumo, la compra de autos, el consumo de combustibles, el récord de venta de motos y operaciones con inmuebles se debe a estas reglas económicas; a la competitividad de la economía, al crecimiento de la industria y la exportación, el tipo de cambio, a las obras de infraestructura, la conectividad y la logística". Dijo que todo esto permitió que en Argentina "haya trabajo y esté presente el mejor salario mínimo vital y móvil de Latinoamérica". La Presidenta afirmó también que "desde mediados del siglo pasado no teníamos políticas tan nuestras, decisiones de argentinos para y por argentinos", y expresó su anhelo de que otros gobiernos que sucedan a estas gestiones "tomen decisiones pensando en los argentinos". "Que nunca más vuelvan los que iban a cambiar la vida de los argentinos y terminaban arruinándola", dijo para cerrar, destacando que la transformación llegó desde la política y por eso "hay que tener coraje, decisión y espalda para aguantar las cosas que nos dicen y hacen cada vez que tomamos decisiones para los argentinos"
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios