www.diariocritico.com
En la Nunciatura Resguardan las reliquias de Juan Pablo II

En la Nunciatura Resguardan las reliquias de Juan Pablo II

Las reliquias de Juan Pablo II se encuentran en la que fuera su capilla personal en la Nunciatura Apostólica de la Ciudad de México. Una gota de sangre y las reliquias del beato Juan Pablo II llegaron a México para que los feligreses católicos puedan venerarlas en el recorrido de cuatro meses que dará por todo el país a partir del próximo 25 de agosto. En un vuelo que partió de Roma e hizo escala en Madrid, las reliquias aterrizaron exitosamente a Ciudad de México, tal y como señaló a su llegada ayer el obispo auxiliar de Texcoco y secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Víctor René Rodríguez Gómez. "Los obispos de México estamos muy agradecidos con Dios nuestro Padre por darnos esta inmensa alegría de tener entre nosotros las reliquias del 'Peregrino de la Paz', las cuales veneraremos por cuatro meses recorriendo todo el territorio nacional", indicó Rodríguez. Una muestra de sangre de Karol Wojtyla (1920-2005), extraída un día antes de morir y colocada en una cápsula de cristal, una figura de cera del papa polaco y otros objetos personales recorrerán las diócesis del país hasta diciembre próximo, detalló. Las reliquias no fueron mostradas a su llegada "dadas sus especiales condiciones por ser un objeto sagrado y por seguridad", pero "estarán disponibles el día 25 (de agosto)", explicó el obispo. Será ese día cuando, a las 8.00 hora local (13.00 GMT), las reliquias se trasladarán desde la Nunciatura hasta la Basílica de Guadalupe, donde comenzarán su peregrinación. El obispo de Texcoco señaló que Juan Pablo II es un "ejemplo de santidad" para todos y "será una ayuda espiritual para la paz de todos los mexicanos". René Rodríguez quiso invitar a los mexicanos católicos y a aquellos que no comparten esta fe a "unirse en los grandes valores: paz, dignidad humana, familia, diálogo, unidad, que proclamó con su vida y su discurso el beato Juan Pablo II". El obispo llegó acompañado del sacerdote Manuel Corral Martín, secretario ejecutivo de la Secretaría General de la CEM, que comentó haber vivido una "experiencia bella en el avión" al comprobar como mucha gente "agradecía a Dios que el mensajero de la paz" regrese a México. México, segundo país con más católicos en el mundo después de Brasil, solicitó al Vaticano la visita de las reliquias unos meses después de que Juan Pablo II fuera beatificado en Roma por el pontífice Benedicto XVI. Wojtyla, quien era conocido además como el "Papa viajero", falleció en 2005 después de 27 años en el pontificado y el pasado 1 de mayo fue beatificado en el Vaticano. Juan Pablo II visitó México en cinco ocasiones y en la última, en 1999, encabezó el "Encuentro de las cuatro generaciones".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios