www.diariocritico.com
Toma el dinero y corre

Toma el dinero y corre

Resulta harto curioso. Hasta ahora, cada vez que se convocaban elecciones se producía en el seno del PSOE una guerra interna encubierta para ocupar  los primeros puestos de las candidaturas. Rara era la agrupación donde no había navajazos en busca de colocarse en ese puesto que asegurara la elección y el escaño. Había ocasiones en las que las luchas internas provocaban escisiones y crisis en las que se veían obligadas a intervenir las más altas instancias del partido, ya sea Ferraz o San Vicente. Pero parece que las cosas han cambiado radicalmente. Ahora, de cara al 20-N, no es que haya peleas por ocupar esos primeros puestos de las listas, es que el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pepunto Rubalcaba, está teniendo verdaderos problemas para rellenar las candidaturas en las diferentes provincias y no digamos para encabezarlas. Da la impresión de que las ratas están abandonando el barco antes de que éste naufrague y nadie quiere convertirse en el señuelo al que todos apunten en caso de confirmarse el supuesto fracaso electoral que auguran todas las encuestas. En Sevilla, ni los antiguos socialistas "pata negra" de la famosa foto de la tortilla (Alfonso Guerra, Felipe González, Manuel Chaves, Carmen Hermosín) ni los nuevos fichajes que deberían estar dispuestos al sacrificio (Susana Díaz, Mario Jiménez) quieren repetir o estrenarse como cabeza de cartel en sus habituales circunscripciones. Como dice la conocida frase, atribuida tanto a Napoleón Bonaparte como a John F. Kennedy, "las victorias tiene muchos padres, las derrotas son huérfanas". En Andalucía esta huida de líderes es aún más evidente dado que dentro de siete meses o nueve a lo sumo, se tendrán que confeccionar unas nuevas candidaturas para las elecciones autonómicas. Todos están esperando ver qué pasa en las generales del 20-N y muchos. Incluso, están deseando que Rubalcaba se estrelle para poder decir aquello de "ya te lo decía yo que la mejor candidata era Carme Chacón". Y entre ellos, cómo no, el presidente andaluz y candidato a la Presidencia de la Junta, José Antonio Griñán. Griñán quiere poner tierra de por medio con Rubalcaba alejando lo máximo posible las elecciones andaluzas de las generales para no verse contaminado del posible fracaso. Tanto, que trata incluso de alargar sine die su legislatura dos meses más de lo previsto hasta el mes de mayo del 2012. Y de camino intenta quitarse de en medio a posibles enemigos que pudieran hacerle sombra. No se entiende de otra forma su propuesta de que Manuel Chaves encabece el 20-N la candidatura socialista al Congreso por Cádiz como sustituto de Rubalcaba cuando el propio Chaves acaba de dejar caer públicamente su intención de retirarse de la vida política. Pepe Griñán no se fía de que su antiguo amigo y ahora íntimo enemigo no quiera finalmente retirarse de la política recuperando el puesto de presidente de la Junta de Andalucía que ostentó durante dieciocho años y que tan gratuitamente le cedió hace algo más de dos años.

 El caso es que, a falta de casi tres meses para las elecciones, se abre ahora un periodo interesante en el seno de las distintas agrupaciones socialistas que deben de conformar las listas electorales para el 20-N. Mientras el PP puede volver a recurrir a alguno de sus alcaldes como cabecera (ya que no podrán optar al Parlamento andaluz por la jugada conjunta de Griñán y Valderas), el PSOE va a tener que buscar debajo de las piedras para formarlas. En algunos lugares, ya lo han visto en Córdoba, no son aceptados como cabezas de lista sus actuales ministras (Rosa Aguilar) a las que consideran unas arribistas. En otros buscan a candidatos independientes que quieran sacrificarse. Pero nadie quiere dar la cara ante un proyecto político que parece condenado al fracaso. Lo dicho, Alfredo Pepunto Rubalcaba lo tiene harto complicado mientras Pepe Griñán parece disfrutar de lo lindo con estas dificultades. Ya veremos como lo soluciona el candidato de Zapatero. Lo dicho, aquí hasta el más tonto hace relojes y se aplica a sí mismo el título de aquella desternillante película de Woody Allen, "toma el dinero y corre".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios