www.diariocritico.com

El parto de los montes

El parto de los montes
Ampliar
(Foto: EP)

Está comprobado que el presidente de la Junta de Andalucía, Pepe Griñán, es un clásico en toda regla. Le encanta la música clásica, la pintura clásica, la política clásica y la literatura clásica. Tan dado es a ésta última que no pierde ocasión en dirigir y representar públicamente obras de los clásicos griegos, como es la fábula "El parto de los montes", de Esopo.

Ya saben la moraleja, en latín, "Parturient montes, nascetur ridiculus mus" ("parieron los montes; nació un ridículo ratón"). El alavés Félix Maria de Samaniego en el siglo XVIII volvió a retomarla con estos versos:

"Con varios ademanes horrorosos/ los montes de parir dieron señales;

Consintieron los hombres temerosos

ver nacer los abortos más fatales.

Después que con bramidos espantosos

infundieron pavor a los mortales,

estos montes, que al mundo estremecieron,

un ratoncillo fue lo que parieron.

Hay autores que en voces misteriosas

estilo fanfarrón y campanudo

nos anuncian ideas portentosas;

pero suele a menudo

ser el gran parto de su pensamiento,

después de tanto ruido sólo viento."

El curso político en Andalucía se ha iniciado antes de lo previsto. La Junta no ha esperado a septiembre y su Consejo de Gobierno se reunió el lunes, 29 de agosto, para aprobar diversas medidas anticrisis. Y, claro, Griñán, nada más acabar la reunión, convocó una anunciada y amplia rueda de prensa para dar a conocer esas medidas. Y esas medidas han sido, nada más y nada menos que destinar trescientos millones de euros en arreglar caminos vecinales andaluces que están destrozados a causa de los temporales de lluvias del pasado invierno. ¡A buenas horas, mangas verdes! Con ello quieren acabar con el paro.

Seamos serios. No se puede "vender" a bombo y platillo el arreglo de unos caminos, que tenían que haber sido arreglados este verano y no en otoño, como la panacea para crear empleo, que según él y su consejero del ramo, creará tres mil puestos de trabajo (eso sí, temporales) en algunos pueblos de la comunidad. Esto, en una comunidad donde el paro supera el millón de personas, suena a puro cachondeo. Y el anuncio de Griñán al parto de los montes.

Como el parto de los montes ha sido la reunión mantenida hace unos días entre Chaves y Griñán. Ya sabemos todos que su antigua amistad ha quedado hecha añicos tras los desplantes políticos que Pepe le ha hecho a Manolo tras su marcha a Madrid. Pero el partido es el partido y con las cosas de comer no se juega. Así que han decidido poner en marcha una antigua estrategia, la de la confrontación, que siempre ha dado sus resultados para que el hipotético Gobierno de Rajoy surgido tras el 20-.N tenga que pagar su particular deuda histórica que deja a deber Zapatero. Una deuda de inversiones que Griñán cifra en 500 millones de euros y que Zarrías dice que es mentira. El caso es que vamos a volver a hablar largo y tendido de la "deuda histérica" (perdón, histórica) que creíamos superada tras haberla pagado el Gobierno de Zapatero con inmuebles invendibles. Vamos, más de lo mismo.

Por último, el parto de la fecha electoral. Griñán dijo públicamente que las elecciones andaluzas podrían celebrarse en el mes de mayo, dos meses después de acabar la legislatura. Seguramente sus asesores le han comunicado que, según recoge el Estatuto, es imposible demorar tanto tiempo el mandato. Así que ahora, Pepe se desdice y, donde dije digo digo Diego, afirma que lo más probable es que se celebren en marzo de 2012. Vamos a ver si para entonces le queda al secretario general del PSOE-A, Pepe Griñán alguna provincia en sus manos. Después de las rebeliones en Cádiz, Córdoba y Almería, ahora ha sido la agrupación socialista de Jaén la que le ha dimitido en pleno para quitarse de en medio a la ex alcaldesa derrotada, Carmen Peñalver, ahijada del presidente de la Junta. La próxima, ténganlo en cuenta, será Sevilla contra José Antonio Viera.

El PSOE andaluz se descompone y Pepe Griñán sigue sin querer enterarse. El caso es seguir mareando la perdiz y entretener al personal con debates sin contenido. Un personal que está hasta la mismísima coronilla de que unos montes tan grandes y poderosos, después de tantos gritos y aspavientos, no cesen de parir ratones

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios