www.diariocritico.com
Las grandes tijeras de podar gasto público de Cospedal

Las grandes tijeras de podar gasto público de Cospedal

Desde el momento en que fue designada candidata a  presidir Castilla la Mancha, Dolores de Cospedal logró encarnar al PP que llegaba a recortar gastos, todos los posibles. Y ahora, le llega su hora. La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha ofrecido los detalles del recorte del 20% a los Presupuestos de la comunidad para 2012, que pasarán de los 8.616 millones de euros de este año a unos 6.800 millones. Con este plan, que ha presentado como "un ejemplo" para toda España, pretende ahorrar 1.800 millones, 1.718 en gastos, y 97 más en concepto de nuevos ingresos. Cospedal también se ha comprometido a iniciar el pago, en este trimestre, de los 2600 millones a proveedores, tanto autónomos como pymes. El Ejecutivo manchego pretende ahorrar 1.815 millones de euros entre 2011 y 2012, lo que supone que el presupuesto regional se reduce un 20% (1.718 millones) y quedará por debajo de los 7.000 millones de euros. Cospedal pretende que los ingresos se incrementen en 97,5 millones de euros. Del plan se espera un ahorro de 400 millones en sanidad, la cifra más alta de todas; 319 millones de euros en el coste de personal. En vehículos, arrendamientos y venta de inmuebles se espera un ahorro de 134,4 millones. En subvenciones a empresas privadas y públicas, recoge un ahorro total de 389 millones de euros. La suspensión de obra nueva e infraestructuras dejará un ahorro de 247 millones de euros. Finalmente, en el capítulo de reducción de transferencias a empresas agrícolas, se prevé un ahorro de 156 millones. Son algunas de las muchísimas medidas concretas para el ahorro y el ingreso que la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha presentado en el Plan de Garantía de Servicios Sociales Básicos, Plan que –entre otras más-, también contiene el aumento de dos horas lectivas semanales para los docentes de Infantil, Primaria (de 23 al 25) y Secundaria (de 18 a 20). No se pagarán las vacaciones a los interinos que trabajen más de 5,5 meses. Se cobrará en función del tiempo trabajado, con un máximo de 22 días hábiles. Reducción de 500 liberados sindicales, cifra que pasará de 785 a un máximo de 284. Supresión del 40% de puestos de personal eventual en la Administración pública. Eliminación de 19 empresas y fundaciones públicas. Plan contra el absentismo laboral, en el que se sustituye el pago de horas extras por tiempo de descanso, y que supone un ahorro de 46 millones de euros. Eliminación de la figura del Defensor del Pueblo y los delegados de las consejerías en las cinco provincias manchegas. Supresión de las subvenciones directas a sindicatos y patronales. Reducción de 32 de los 33 centros de formación de profesorado que existen en la región, con ahorro de 28 millones. Congelación temporal de la oferta pública de empleo en todos los sectores de cara al 2012, con ahorro de 6 millones de euros. Prohibición de contratar personal funcionario interino. Supresión de la Oficina de la Junta en Bruselas, una delegación de la comunidad autónoma en la capital europea. Reducción del presupuesto de la Televisión de Castilla-La Mancha en un 20% para su posterior privatización. Se reducirán las subvenciones a un 10% con carácter general. Control del consumo de la telefonía móvil, con el que se ahorrará 2 millones de euros. Restricción de la contratación de asistencias técnicas, con ahorro de 11,7 millones. Reducción del 50% de los gastos de protocolo y campañas institucionales. Venta de acciones en sociedades privadas que posee el Gobierno regional, como Gas Natural o Telecom, de la que se conseguirá un ingreso de 12 millones de euros.  Venta de inmuebles en propiedad de la Junta de Castilla-La Mancha sin uso que supondrá un ingreso de 10 millones. Venta de vehículos públicos (una flota de 2.500 vehículos) de la que se espera un ingreso de 4 millones de euros… Para alcanzar el objetivo del déficit, Cospedal ha concretado medidas que incluyen la venta de inmuebles sin uso, la venta de acciones en sociedades privadas e incluso vehículos de propiedad pública. El plan de ajuste pretende, además eliminar la administración paralela de la comunidad autónoma, lo que conlleva la supresión de la Oficina de la Junta en Bruselas y el Defensor del Pueblo, entre otras instituciones. En total, reduciendo los gastos de personal, Cospedal espera ahorrar 391 millones. Una de los principales capítulos es el de los liberados sindicales, que pasarán de 785 a 284, lo que supondrá un ahorro de 19,4 millones. También los profesores se verán afectados. Cospedal les impondrá más horas lectivas y suprimirá 200 plazas de año sabático para docentes. Además, anticipó que el PP, si llega a gobernar en toda España, pondrá en marcha una ley estatal que permitirá la privatización de las televisiones autonómicas. Estas decisiones del Gobierno 'popular' se enmarcan dentro del compromiso de ajustar el elevado déficit público de Castilla-La Mancha al máximo fijado por el Estado a 31 de diciembre, que debe ser del 1,3%. La propia presidenta explicó el pasado lunes que va a intentar cumplir el límite de déficit, " teniendo en cuenta que en el mes de junio en Castilla-La Mancha había un déficit del 4,9 por 100”. El ajuste establece nuevas prioridades al gasto público para garantizar los servicios esenciales. Por ello, irá acompañado de un Plan de garantía de los servicios sociales básicos, aprobado el martes por el Consejo de Gobierno, un compromiso adquirido antes de la campaña electoral para "garantizar la atención de las personas que más lo necesitan". Cospedal informará también en su comparecencia sobre este programa. Cabe recordar que nada más acceder al poder, tras las elecciones autonómicas del pasado mes de mayo, Cospedal denunció que el anterior Gobierno socialista de José María Barreda había dejado un déficit en la región por encima del 4% a fecha de 30 de junio, cuando el objetivo para todo 2011 era del 1,3%. Los 'populares' llegaron a afirmar que la región estaba en "quiebra total". A raíz de esta polémica, se elaboró un informe sobre el estado de las cuentas públicas de Castilla-La Mancha que reveló la existencia de 1.742 millones de euros de facturas sin pagar a fecha 30 de junio, algunas de ellas vigentes desde hacía un año. Anteriormente los socialistas habían reconocido la existencia de 700 millones de euros pendientes de pago. José María Barreda llegó a admitir entonces que el Gobierno entrante de Cospedal podía tener que enfrentarse a los 1.742 millones porque en los dos meses y medio en los que se realizó el cambio de poder se habían podido acumular las facturas por valor de unos mil millones "en un momento de transición política". Cospedal gobernará, desde la austeridad,  para los manchegos…, pero no sólo. Su plan de ahorro es ya el ejemplo a imitar por sus compañeros de  partido que también son presidentes autonómicos…, y  por quienes son presidentes autonómicos y no son del PP. Camps, Varcárcel, Feijoo, Aguirre, Mas, Bauzá, Monago, Griñán, Rudi… Todos ellos tienen ya  “modelo para practicar reportes ambiciosos”. Para que  el Estado autonómico vuelva a sus orígenes de austeridad severísima…
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios