www.diariocritico.com

Consenso tripartito

Imaz dice que la negociación quebró al querer Batasuna 'con la amenaza violenta' una comunidad con Navarra en dos años

Imaz dice que la negociación quebró al querer Batasuna "con la amenaza violenta" una comunidad con Navarra en dos años

El presidente del EBB del PNV, Josu Jon Imaz, aseguró hoy que las negociaciones de Loyola "se rompieron porque, en un momento determinado, Batasuna dio un giro de 180 grados y puso como condición para avanzar que el resto aceptásemos que Gipuzkoa, Bizkaia, Alava y Navarra conformasen una comunidad autónoma única en el plazo de dos o tres años". Además, explicó que los interlocutores socialistas se opusieron "frontalmente" a la petición de Batasuna y que desde el PNV también se opusieron "a que se intentase forzar al Partido Socialista con la amenaza violenta por medio".

   En declaraciones a Europa Press, Imaz remarcó, en referencia a los encuentros del Santuario de Loyola, que se barajaron "algunos borradores" con "aproximaciones en algunas materias", pero "no hubo acuerdo político entre las tres formaciones".

   En este sentido, sobre la posibilidad de que existiese un borrador de acuerdo que contemplase el derecho a decidir y la territorialidad que hubiese sido aceptado por los socialistas, el líder jeltzale señaló que "no se puede decir en ningún caso que el Partido Socialista aceptase un acuerdo en esos términos".

   "No hubo un acuerdo político en esas conversaciones, las filtraciones que ha habido estos últimos días son borradores que hubo encima de la mesa, en algunos casos aproximaciones que sí hubo en algunas materias... pero no hubo un acuerdo político entre las tres formaciones", reiteró.

   Además, indicó que el Partido Socialista "puso objeciones en algunos puntos, fundamentalmente, los referidos al tema Navarra, pero también a otras materias", y, tras la "condición" de Batasuna de lograr una autonomía vasco-navarra en dos o tres años, la oposición de los interlocutores socialistas se convirtió en "frontal".

"FALTA DE AUTONOMÍA DE BATASUNA"

   En cuanto a la postura de los representantes de la izquierda abertzale, Imaz destacó que una de las consecuencias que se deducen de estas conversaciones es "la falta absoluta de autonomía política por parte de Batasuna".

   "Los interlocutores de Batasuna con los que estuvimos mantuvieron una serie de posiciones a lo largo de las conversaciones pero, en un día determinado, hacia primeros de noviembre, cambiaron prácticamente en 180 grados las posiciones que habían estado manteniendo en las reuniones previas. Es un síntoma de la falta de autonomía política de Batasuna y su sometimiento a alguien externo, que evidentemente siempre entendimos que había sido la posición que se había marcado desde la propia ETA", explicó.

   Para el presidente del PNV, "ése fue fundamentalmente el motivo del fracaso de las conversaciones de Loyola, el que Batasuna no tuvo autonomía política para desarrollar las mismas".

   Imaz reconoció que, "en términos de planteamiento político", el logro de una autonomía única que una a Euskadi y Navarra es "aceptable", por lo que el PNV "comparte muchos de sus términos". Sin embargo, incidió en que "no es tolerable que bajo la amenaza de la ruptura del alto el fuego se pretendiese forzar o modificar la posición de un partido político, en este caso el PSOE, en torno a esta materia".  

   "En esa mesa dijimos claramente que no podíamos aceptar este planteamiento ni como demócratas, porque nunca aceptaremos que se imponga una posición a un partido político bajo la amenaza de las armas; ni como abertzales, porque entendemos que, en estos momentos, el violentar la posición de un partido político navarro bajo la amenaza de la violencia supondría, además, un alejamiento importante para los próximos años entre la Comunidad Autonóma de Euskadi y Navarra", concluyó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios