www.diariocritico.com

Primera Dama de Ecuador califica de "hipócritas" las leyes migratorias belgas

"No puede ser que una niña no tenga problemas para escolarizarse en este país durante cinco años y que luego, el primer día de vacaciones, la trasladen y encierren de esa forma. Eso parece más propio de la Gestapo", explicó.
Malherbe añadió que espera que una vez que acaben las negociaciones para la creación del futuro gobierno, el nuevo Ejecutivo belga "apruebe una política de inmigración que sea menos violenta para los niños".
La primera dama ecuatoriana se reafirmó en sus declaraciones de la pasada semana, cuando afirmó a Efe sentirse "avergonzada de ser belga", unas palabras que el ministro del Interior de Bélgica, Patrick Dewael, ha tachado de "indignas".
Dewael declaró hoy al diario socialista flamenco De Morgen que esas declaraciones "habrían causado un conflicto diplomático entre Bélgica y Ecuador" de haberse pronunciado con un gobierno en Bélgica ya formado y no con un Ejecutivo en funciones.
Malherbe reconoció que nunca había recibido "clases de diplomacia" y explicó que no se sentía avergonzada de ser belga "en todos los sentidos".
"Volvería a decir lo mismo ahora si volviese a ver a niños encerrados en cárceles. Mi sentimiento de vergüenza lo hubiese expresado cualquiera al ver a menores en un escenario tan horrible", añadió.
Malherbe afirmó que no había vuelto a hablar del caso de Angélica y su madre con el presidente desde que éste visitó a sus dos compatriotas en el centro 127 bis, a las afueras de Bélgica, unos días antes de que la justicia belga les negase su liberación y confirmara la orden de expulsión que el pasado lunes fue suspendida "in extremis".
La esposa del presidente Correa explicó que no podía "ni alegrarse ni entristecerse" por la liberación de la pequeña, pues lo que la haría feliz "es que casos así no existieran en absoluto".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios