www.diariocritico.com
Álvarez dice que prefirió no suspender el servicio de Cercanías en Barcelona por el AVE y pagar el 'coste político'

Álvarez dice que prefirió no suspender el servicio de Cercanías en Barcelona por el AVE y pagar el "coste político"

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, explicó sobre el servicio de Cercanías en Barcelona que, aunque hubiera sido "políticamente mejor", prefirió no suspender el servicio de Cercanías en Catalunya por las obras del AVE.

   En declaraciones a 'Los Desayunos de TVE' la ministra señaló que lo que realmente se está haciendo es "una gran transformación de las infraestructuras en el ámbito ferroviario".

   "Estamos trabajando para que llegue el AVE antes de Navidad y, por lo tanto, estamos forzando toda la maquinaria para avanzar en mejorar las Cercanías pero también para la llegada de la alta velocidad", dijo.

   Consideró que "quizás hubiera sido, políticamente mejor, haber suspendido el servicio de Cercanías y haber trabajado haciendo todas las obras necesarias porque, ahora, pues tenemos que hacer una obra en Sants, pues como pasa un tren cada minuto, el 85% son Cercanías, pues se tienen que hacer las obras por la noche en cuatro horas".

   Álvarez argumentó que es una obra muy compleja porque "hay que hacer la compra de materiales, hay que hacer la instalación, hay que retirar los materiales y volver a reiniciar el servicio".

   Señaló en este sentido que por las cercanías de Barcelona pasan 400.000 personas diariamente y que "suprimir el servicio de 400.000 personas, que supone 123 millones de personas al año, era una operación de un coste político y social alto. Nosotros preferimos  pagar el coste político de que hubiera incidencias y tratar de minimizar estas incidencias".

   En todo caso, manifestó que han ido mejorando el servicio y la información y también de dar respuesta cada vez que veían que algo  de lo que habían diseñado no funcionaba correctamente. "De hecho -continuó-, ahora los últimos incidentes, creo que fueron el 11, 12 y 13, que fue cuando se fue el secretario del Estado, envié al segundo del ministerio para que estuviera al pie del cañón para tratar de adelantarnos".

   También aseguró que hay fechas para ir solucionando distintos problemas; por ejemplo, en este mes de septiembre "se separan ya directamente los tráficos. Por eso he dicho que era un cúmulo de circunstancias que en 10 minutos es muy difícil de analizar".

   Quiso diferenciar la configuración del sistema ferroviario en Barcelona del de Madrid, porque "está separado Cercanías de media y larga distancia, y allí no. Allí por la misma vía discurren unos y otros trenes. Ahora lo estamos separando y estará totalmente separado en este mes de septiembre".

   Añadió que se podría decir que el impacto que pueda tener la obra de la alta velocidad en las Cercanías "tiene que eliminarse cuando ya estén separados todos los tráficos". "O sea, que vamos solucionándolo poco a poco", añadió.


Trenes con megafonía

   La ministra recordó que cuando Fomento llegó "no había megafonía, es decir, en los trenes el maquinista no podía hablar con los pasajeros; por lo tanto, cualquier cosa, los pasajeros estaban aislados", mientras que "ahora ya el 60% de los trenes tienen megafonía".

   Explicó que "el otro día ocurrió un incidente, que además iba el secretario de Estado en ese tren, y vio como el maquinista informaba a los pasajeros de que no pasaba nada, que se había producido un corte en un momento determinado y que se iba a solucionar. Entonces la gente se tranquiliza".

   "Lo que no puede ser es que te quedes en un túnel, en un tren, y que no sepas qué está pasando. Porque es lógico que entre el pánico de qué está pasando, que llevamos aquí tres cuartos de hora", agregó.

   La ministra aseguró que la fecha de terminación es dos meses y que lo que "recibimos de conexión a Lleida era un Talgo porque iba a 200 kilómetros por hora. Entonces yo les digo, vamos a trabajar para solucionar esa circunstancia. Ahora es un AVE de verdad. Hemos cumplido". Dijo, además, que los problemas en Cercanías los van a solucionar exactamente igual que el AVE a Lleida.


El Prat

   En cuanto a El Prat, afirmó que es un "magnífico aeropuerto y que la situación de los Cercanías no es comparable con El Prat".

   "Es un magnífico aeropuerto que en estos tres años ha tenido un crecimiento espectacular que ha ganado dos puestos en el ranking europeo, que ha adelantado a Munich, que está pegadito a Gatwick, que hace unos años eso no nos lo podíamos ni imaginar, que hemos más que duplicado las conexiones con otros países de fuera".

   Sobre las incidencias con los equipajes, apuntó que tiene una puntualidad "similar a la de los demás aeropuertos europeos". "Tres puntos mejor que Heathrow y tres puntos mejor que Madrid en puntualidad de navegación aérea", destacó.

   "Quiero decir --añadió-- que reúne todos los requisitos y todos los indicadores para que estemos orgullosos del aeropuerto de El Pra,t y que se está en una operación de ampliación importantísima en la que ya hemos ejecutado parte, como es la nueva pista, como es la torre de control, como es el nuevo centro de control, o las terminales, la terminal que comunica la terminal A con la B, hemos puesto 32 mostradores más, mientras que tenemos la nueva terminal".

   Según la ministra es el aeropuerto que tiene los mejores "datos" en relación a las incidencias con los equipajes, que tiene "una puntualidad similar a la de los demás aeropuertos europeos, tres puntos mejor que Heathrow y tres puntos mejor que Madrid en puntualidad de navegación aérea".

   Para Álvarez, hay que estar "orgullosos" de El Prat, y "está claro que falla la comunicación de la gestión del aeropuerto; de eso no hay la menor duda".

   Sostuvo que lo que pasó el año pasado "fue un problema que no tiene nada que ver con el funcionamiento del aeropuerto y en su momento es específico", y reiteró que fue "un problema de orden público". "No podemos acostumbrar a las personas que estén en desacuerdo con determinadas decisiones a que tomen las carreteras, tomen las vías de ferrocarril o tomen las pistas de los aeropuertos... que fue lo que pasó".

   Explicó que ese día "hubo un problema de Iberia con sus empleados y tomaron las pistas del aeropuerto y hubo un día, porque ya saben ustedes que se recuperó muy rápidamente".

   Respecto a las colas dijo que las compañías aéreas "tienen que poner más mostradores. "Nosotros les ponemos los mostradores que pagan. Hay compañías que ponen díez mostradores y una que pone uno; esa compañía tiene más cola que la que pone díez".

   "Ninguna de esas imágenes de las que están viendo, francamente a mi ni me escandalizan ni me preocupan, porque son imágenes normales. Esto es el dato, y si falla algo, ¿qué falla? Pues puede fallar la comunicación, y en eso podremos tener toda la culpa del mundo", concluyó la titular de Fomento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios