www.diariocritico.com

Según sus promotores

Banco del Sur: su objetivo contrarrestar la presencia del BM y del FMI

Banco del Sur: su objetivo contrarrestar la presencia del BM y del FMI

El Banco del Sur, impulsado por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en el que participan Bolivia, Ecuador, Paraguay, Brasil y Uruguay, tiene como principal objetivo convertir los recursos de los países miembros en materia prima para el desarrollo, según dijeron hoy en Madrid varios de sus promotores.
Mark Weisbrot, artífice intelectual del Banco del Sur; el ex viceministro ecuatoriano, Pedro Páez, y el asesor económico de la Asamblea de Venezuela, Amenothep Zambrano, presentaron hoy en Madrid esta iniciativa que pretende que "el ahorro regional se convierta en inversión para el desarrollo de la zona", dijeron. Según sus impulsores, este Banco se ha creado con la intención de contrarrestar la presencia del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional y de ser el depósito de las reservas internacionales de los países miembros. "El objetivo es conseguir volcar la coyuntura económica para movilizar una serie de recursos económicos hasta la inversión, que ha sido largamente postergada en nuestros países", explicó Páez. Sobre todo, incidió, esta inversión tiene que hacerse en "infraestructura social" para satisfacer las necesidades básicas de la población "en materia alimentaria, energética, en cuanto a la producción de medicamentos genéricos... para favorecer la integración y el desarrollo de las comunidades más pobres".

Según dijo, es necesario "romper con la paradoja que tenemos en América Latina: nuestros países han generado un ahorro doméstico muy significativo que se ha estado volcando hacia la especulación, la fuga a otros países o está financiando el déficit del tesoro norteamericano".

Pero para Páez este banco tiene que ser parte de un proceso mucho más complejo y tiene que servir para "crear mecanismos de banca central latinoamericana que puedan impulsar un proceso de convergencia monetaria, dentro de una nueva arquitectura financiera regional".

En cuanto a la situación actual del desarrollo de esta entidad, Páez señaló que "en el campo técnico las delegaciones ya están trabajando desde hace tiempo pero hay detalles políticos que llevarán su tiempo como en toda institución multilateral".

Su esperanza, dijo, "es que el banco empiece a operar a finales de 2008". El representante venezolano destacó que el trabajo de este banco será "fundamental para la región" y ante la disyuntiva de si habrá algún conflicto de intereses con algunas de las instituciones ya existentes como el Mercosur o el Banco Interamericano de
Desarrollo (BID) aseguró que "habrá que coordinar" el trabajo, pero serán instituciones con papeles diferentes.
Entre las principales misiones destacó que "su labor principal será apoyar la balanza de pagos de la región de los países miembros" y servirá "para alinear los objetivos económicos de la región y hacer de fondo de estabilizador macroeconómico".

En referencia al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, Zambrano dijo que "sin duda se nos van a cerrar algunas puertas para la financiación pero Europa recuperará su lugar en el financiamiento de Latinoamérica".

Por su parte Mark Wisbrot destacó que ante el bajo crecimiento de los últimos 26 años en América Latina es necesario un cambio político y económico, aunque en Washington no lo entiendan".

Según dijo, en este periodo de tiempo "América Latina se ha endeudado pero siempre con las mismas instituciones que a la vez han han presionado a la región para que jugaran bajo sus reglas".
Por eso, en su opinión, "aunque todavía está por ver cómo se articulara", esta institución "era extremadamente necesaria".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.