www.diariocritico.com

La Universidad de Alcalá recomienda los cereales como fuente de salud

Desayunar cereales es bueno para la salud, según se desprende de los estudios realizados por un equipo de investigación de la Universidad de Alcalá que encabeza María Victoriana Aguilar.
El estrés oxidativo ocurre en cuerpos que, debido a una mala nutrición, enfermedad u otras causas, pierden el equilibrio entre radicales libres y antioxidantes. Entre las dolencias que se vinculan al estrés oxidativo se encuentran la ateroesclerosis, el cáncer, las porfirias, diabetes, artritis, cataratas, alzheimer, inflamaciones crónicas y otras. Asimismo, el proceso biológico del envejecimiento se acelera en relación directa con la magnitud del estrés oxidativo.

Por otra parte, el síndrome metabólico es un mal en el que se combinan al menos cuatro de las siguientes enfermedades: diabetes, hipertensión, obesidad y dolencias cardiovasculares.

Estudio sobre diabetes

La investigación del equipo de Aguilar comenzó con el estudio de ratas diabéticas, cuyos niveles de glucosa bajaban con el aporte de cromo. Precisamente los cereales, y más aún los integrales, son de los alimentos que más cromo contienen.

Sin embargo, también incorporan compuestos, como la fibra y los fitatos, que dificultan la absorción de minerales. Lo que ha comprobado este grupo de la Universidad de Alcalá es que en el proceso de preparación de los cereales de desayuno –elaborados fundamentalmente con trigo, arroz, maíz, avena y centeno– éstos son sometidos a un proceso tecnológico en el que se destruyen muchos de los anti-nutrientes, mejorando así la absorción del cromo.

En el desayuno y con leche

Éste es un mineral esencial para el hombre, y su ingesta recomendada es de entre 50 y 200 microgramos al día. El consumo de cereales de desayuno aportaría una ingesta de cromo de 6,9 µg/día. Esto es más de lo que proporciona el aceite de oliva, el marisco, las verduras y las patatas, pero menos de lo que aportan los derivados lácteos.

No obstante, hay que tener en cuenta que los cereales se consumen principalmente en el desayuno y junto con leche, con lo que el aporte de cromo es aún mayor.

Por lo tanto, la investigación desarrollada por este grupo del departamento de Nutrición y Bromatología de la UAH concluye que se debe recomendar un mayor consumo de cereales de desayuno en todos los grupos de edad, ya que el cromo es un nutriente que con el transcurso de los años sufre un descenso considerable de sus niveles corporales, lo que podría estar asociado con la aparición de múltiples patologías, fundamentalmente crónicas, como la diabetes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios