www.diariocritico.com
'Nevermind': 20 años del disco que creó los 90

'Nevermind': 20 años del disco que creó los 90

martes 20 de septiembre de 2011, 15:31h
El próximo 24 de septiembre se cumplirán veinte años de la edición del disco más importante de los años 90, el 'Nevermind' de Nirvana, aquel en el que un bebé perseguía un billete de dólar sumergido en una piscina. Un disco responsable de que la música alternativa pasase a ser conocida y a tener éxito, de que términos como grunge o indie se incorporaran al vocabulario popular, de que Seattle se pusiese de moda o de que miles de adolescentes de todo el mundo se sacasen la camiseta de los pantalones, se pusiesen una camisa de cuadros encima, se colgasen una guitarra al hombro y formasen una banda.
Todo esto se produjo tras una década en la que los sintetizadores, las baterías electrónicas, las hombreras y la laca habían acaparado el mundo de la música pop. Pero como en Asterix, un grupo de irreductibles resistía guiados por el espíritu punk del 77. Sin mucha repercusión, más allá de círculos universitarios o revistas especializadas, la escena alternativa de los 80 se oía a la "izquierda del dial" como decían una de sus bandas más representativas, The Replacements. Grupos como los propios Replacements, R.E.M., Sonic Youth, Hüsker Dü o los Pixies eran parte de una escena que se dividía regionalmente. Uno de los lugares que tenía una escena particularmente activa era Seattle, donde una productora independiente, Sub Pop, daba cobijo a algunos grupos que popularizarían un género conocido como grunge, eran bandas como Mudhoney o Soundgarden. En 1989 lanzarían el primer disco de Nirvana, 'Bleach'.

Si ese primer disco se encontraba claramente anclado en la corriente del grunge, con Mudhoney, los Melvins, el punk rock o los Black Sabbath como máximos referentes, para su segundo disco, el cantante, guitarrista y compositor de la banda, Kurt Cobain, se centraría principalmente en las melodías y en el sonido más pop de la banda que le tenía completamente absorbido por aquel entonces, los Pixies. Antes abandonaron Sub Pop y, siguiendo las recomendaciones de Kim Gordon de Sonic Youth, firmaron por Geffen y DGC Records. Además el batería Chad Channing fue reemplazado por Dave Grohl y según Chris Novoselic, bajista del grupo, fue el momento en el que todo estuvo "en su sitio". Efectivamente las nuevas canciones eran más pop y se basaban en algo muy propio de los Pixies. como el mismo Cobain admitió, primero eran "calmadas y lentas", luego en el estribillo se convertían en "duras y ruidosas".

Para su primer disco en una multinacional, el trío quiso contar con la ayuda del productor Butch Vig. Juntos comenzaron a grabar un disco del que la compañía discográfica esperaba vender "unas 250.000 copias", una cifra nada desdeñable para un grupo "alternativo". En la actualidad lleva vendidas más de 30 millones de copias. Mucho de ello tuvo que ver con el primer single de la banda, 'Smells like teen spirit', y su vídeo musical, que la MTV no paró de poner. Lo curioso del caso es que la banda despreciaba tanto las listas de venta como a la propia cadena musical. Aun así en enero de 1992 se produjo un hecho significativo que marcaría la década, 'Nevermind' desbancaba a 'Dangerous' de Michael Jackson del número uno de las listas de discos en EEUU. Los 80 habían dado paso a los 90.

"Aquí estamos, entretenednos"

'Smells like teen spirit' se convirtió en el himno generacional de los 90. Sobre su letra y sus interpretaciones se podrían escribir varios libros, Cobain se mostraría críptico al respecto y Dave Grohl directamente cínico: "Ver a Kurt escribir la letra de la canción cinco minutos antes de cantarla por primera vez, te hace difícil de creer que la canción tenga mucho que decir sobre nada, Necesitas sílabas para rellenar un espacio y algo que rime". En contraposición a todo esto la segunda canción de 'Nevermind', 'In bloom', es un ataque en toda regla a todas aquellas personas a las que les encanta corear una canción sin tener ni idea de lo que están cantando. Cobain la compuso tras ver a gente de fuera de la escena alternativa en sus conciertos tras la publicación de su primer disco 'Bleach'. No sabía lo que se preparaba, en unos meses todo el mundo estaría coreando  'Come as you are', 'Lithium', 'On a plain' o 'Polly'.

El éxito del disco abrió las puertas a toda la música alternativa, las multinacionales discográficas se peleaban por fichar a cualquier grupo que viniese de Seattle o pudiese encuadrar bajo la etiqueta grunge. Incluso el primer disco de otra banda de Seattle, Pearl Jam, que salió un mes antes que 'Nevermind', 'Ten' llegó hasta los primeros puestos de las listas empujado por el éxito de Nirvana. Los más sorprendidos por todo esto fueron los propios integrantes, principalmente Kurt Cobain que se convirtió en algo que siempre había odiado con fuerza, una estrella del rock.

Luego vino todo lo demás, su nombramiento no deseado como portavoz de la "generación X", su adición a la heroína, su matrimonio con Courtney Love, la época "me odio a mí mismo y me quiero morir", las giras por grandes estadios, un tercer disco mucho más crudo y alternativo (que también fue un éxito), el nacimiento de su hija, el acústico de la MTV y, finalmente, su suicidio y posterior canonización en los altares del rock, con su inclusión en el lúgubre 'club de los 27' junto a Hendrix, Morrison o Joplin.

Ahora en la entrada de su pueblo natal, Aberdeen, se puede leer: "Welcome to Aberdeen - Come as you are". Poco o nada le hubiese importado a un chico que, como alguien dijo, "simplemente no se amaba lo suficiente a sí mismo". Nunca entendió su éxito o porqué su grupo había triunfado y la mayoría de sus bandas favoritas, como The Vaselines, no. Probablemente pensaría que hizo algo mal, es más tiempo después de su publicación dijo estar "avergonzado de 'Nevermind' porque estaba más cerca de Mötley Crüe que del punk rock". Estaba equivocado, el disco ha pasado con sobresaliente el test del tiempo. Veinte años después sigue logrando el mismo impacto emocional sobre el oyente, e incluso lo ha superado. Ahora sabemos que aquel chico que "olía a espíritu adolescente" decía todas aquellas cosas en serio.


'London Calling' 30 años del Nuevo Testamento del Punk
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios