www.diariocritico.com

La megafonía no anunció su llegada

Funcionó el 'plan antiabucheos' : Zapatero soporta menos gritos en su último desfile

miércoles 12 de octubre de 2011, 11:30h
José Luis Rodríguez Zapatero ha superado este miércoles su última Fiesta Nacional como presidente del Gobierno 'blindado' de los abucheos y pitidos de protesta de los ciudadanos que a lo lejos se escuchaban como un leve murmullo y que, durante los últimos años, le acompañaron en esta jornada.
La Plaza de Neptuno, donde estaba la acorazada tribuna de autoridades y se han celebrado los actos solemnes del desfile de las Fuerzas Armadas, ha permanecido aislada del mundanal ruido y ni siquiera en las calles aledañas se permitía entrar a la ciudadanía, solamente a algunos afortunados bajo previa acreditación.

En las zonas del recorrido donde se aglutinaba el común de los mortales, pantallas y megafonía -que este año no anunció la llegada de Zapatero- pedían respeto por actos tan importantes como el homenaje a la bandera o a los que dieron su vida por España para evitar los gritos de "dimisión" dirigidos al presidente que tanto molestaron el año pasado.

No obstante, las mismas imágenes servían a algunos de los presentes para gritar "fuera, fuera, fuera" ante la presencia de un Rodríguez Zapatero al que, de vez en cuando, enfocaban las cámaras.

El Rey y el resto de la Familia Real fueron recibidos a pie de coche por el presidente del Gobierno. En ese momento ha sido cuando se han escuchado algunos silbidos y abucheos dirigidos contra Zapatero, aunque no se han oído en la zona de autoridades e invitados.

El último desfile militar del 12 de octubre organizado por un Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero estrenaba un nuevo formato de recorrido, desde Atocha a la Plaza de Colón, con la tribuna presidencial en Neptuno a más de 100 metros del público. Además, ha contado por primera vez con una decena de pantallas a lo largo de su extensión.

El desfile militar ha comenzado pasadas las 10.30 horas. Por primera vez el Rey ha pasado revista a las tropas a bordo de un vehículo militar descapotable. Además don Juan Carlos, que luce uniforme de gala del Ejército de Tierra, asistió al desfile sentado durante gran parte de la parada militar.

Estos cambios se han introducido porque el monarca continúa recuperándose de la operación a la que se sometió el pasado 5 de septiembre para que le repararan el tendón de Aquiles de su pie izquierdo.



Lea también:

- Último desfile de la era Zapatero: más austeridad y 'pantallas antiabucheos'
- Rajoy y Rubalcaba charlaron en privado antes y después del desfile
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios