www.diariocritico.com

Crítica de la película

'Criadas y señoras': Una visión simplista sobre la lucha por los derechos civiles

'Criadas y señoras': Una visión simplista sobre la lucha por los derechos civiles

martes 25 de octubre de 2011, 11:51h
'Criadas y señoras' es una de esas películas en las que se le da todo mascadito al espectador, que le dice en cada momento lo que sentir y lo que pensar. En la que todo es blanco o negro pero no hay colores intermedios. Desde el primer momento en que aparece cada uno de los personajes se le asigna un rol que no evolucionará a lo largo de la película.  Los malos son malos y merecen ser castigados y los buenos son desinteresados y honestos. Una película muy del gusto de la academia, bien realizada y con grandes interpretaciones pero que, en realidad, no puede ser más simplista y bobalicona.
Como decimos, 'Criadas y señoras' está muy bien hecha, habla de un tema fundamental en la historia de los EEUU, tiene unas magníficas interpretaciones y, posiblemente, se llevará algún premio en los Óscar. Lo malo es que partiendo de un tema tan interesante como la lucha por los derechos civiles de la población de color en el sur de EEUU la película se deslice por el tópico y el arquetipo. Hecha para emocionar, lo logra con triquiñuelas sin ser honesta ni entrar en demasiadas profundidades, cuando es un tema que pide a gritos precisamente eso, escarbar en las profundidades de un país que ya era el más poderoso del mundo y que de puertas afuera presumía de ser el adalid de la democracia y la libertad cuando de puertas adentro se permitía la segregación racial.

Evidentemente es fácil en un tema como este caer en semejante reduccionismo, pero también es demasiado fácil. La lucha a favor de los derechos civiles pierde su tremendo heroísmo si se le enfrenta a unos malvados tan tontos y trillados como los de esta película. En el personaje de Hildy Hoolbrook, interpretado por Bryce Dallas Howard, encontramos a la mala malísima, por ello la película nos aliviará cubriéndola de porquería desde el primer momento en que aparece, demostrando que el guión tiene la misma sutileza que el de cualquier culebrón televisivo.

Las actuaciones de Viola Davis y Octavia Spencer son impecables, están muy bien y le dan al papel la dignidad necesaria. Las criadas son, sin duda, lo mejor de la película. Lo malo es que por el lado de las señoras no hay ningún papel interesante. Ya sea la malvada Hildy Hoolbrook o la heroína Eugenia Phelan, interpretada por Emma Stone. Papeles de una pieza que no evolucionan nada a lo largo de las más de dos horas de duración de la película.

Tate Taylor, director de la película, ha rodado una película que se llevará algunos premios y que emocionará a algún incauto pero que en el fondo está vacía. Para entendernos 'Criadas y señoras' no deja de ser un bonito envoltorio con lazo que no esconde nada dentro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios