www.diariocritico.com

Los líderes europeos aspiran a alcanzar un mero acuerdo político sin cifras

Alemania da un respiro: el Bundestag respalda por abrumadora mayoría el refuerzo del fondo de rescate

Alemania da un respiro: el Bundestag respalda por abrumadora mayoría el refuerzo del fondo de rescate

"El mundo está mirando a Alemania y a Europa por la crisis más difícil desde el final de la II Guerra Mundial"

miércoles 26 de octubre de 2011, 15:57h
La canciller alemana, Angela Merkel, logró hoy un contundente respaldo en el Bundestag para acudir a Bruselas, donde los líderes de la eurozona aspiran a llegar a un acuerdo esta noche sobre el refuerzo del fondo de rescate, la recapitalización de la banca y la reestructuración de la deuda griega.
Finalmente, 503 de 596 diputados dieron luz verde a la jefa del Gobierno alemán para que negocie y acuerde un plan integral para atajar definitivamente la crisis de la deuda soberana en Europa, mientras que 89 parlamentarios votaron en contra y 4 se abstuvieron.
     
 La canciller obtuvo una mayoría suficiente de los partidos de la coalición -cristianodemócratas (CDU), socialcristianos bávaros (CSU) y liberales (FDP), así como el voto positivo de los dos mayores partidos de la oposición: los socialdemócratas del SPD y Los Verdes.
      
Las papeletas con el "no" provinieron de las filas de los postcomunistas de La Izquierda y de un grupo de diputados "rebeldes" de las tres formaciones en el Ejecutivo que rechazan de plano la dirección oficial adoptada por sus partidos.

       Sin embargo, estos últimos no consiguieron por un solo voto tumbar la llamada mayoría de la canciller, a la que apoyaron 311 diputados de su coalición en un Parlamento con 620 escaños.

       La votación siguió a la protocolaria Declaración de Gobierno de Merkel previa a cualquier cumbre europea, en la que la canciller hizo gala de europeísmo y llamó a una respuesta contundente, responsable y definitiva a la crisis.

       "El mundo está mirando a Alemania y a Europa. Miran si estamos dispuestos y somos capaces de asumir nuestra responsabilidad en la hora de la crisis más difícil desde el final de la II Guerra Mundial", afirmó la jefa del Ejecutivo germano.

       No obstante, no aportó detalles concretos sobre las opciones y mecanismos que se están negociando en Bruselas, más allá de insinuar que la quita griega será mayor de lo acordado en julio (21 %) y de que se recurrirá al apalancamiento (endeudamiento) para "optimizar" los recursos del Fondo
Europeo de Estabilización Financiera (FEEF).

       Merkel consideró "asumible" el riesgo de emplear esta técnica financiera para sacar un mayor partido al FEEF y agregó que "no existe una mejor opción" sobre la mesa y que "no sería responsable no asumir ese riesgo".

       "No hay soluciones fáciles", apostilló.

       Además, señaló que ni la aportación alemana al FEEF -de 211.000 millones de euros en la actualidad- ni su volumen total -de 440.000 millones de euros- se van a incrementar, pero que se pueden aplicar fórmulas para "aumentar su efecto", excluyendo en todo momento la participación del Banco Central Europeo.

       El fondo de rescate europeo constará de dos partes, reveló la canciller, una que funcionará como una aseguradora para emisiones de nueva deuda de países periféricos y otra que, junto con inversores públicos y privados -entre los que destaca el Fondo Monetario Internacional-, adquirirá deuda en el mercado secundario.

       Merkel afirmó que la implementación del nuevo FEEF y de otras medidas es "necesaria" para configurar "un cortafuegos" que evite "contagios" en la eurozona.

       La jefa del Gobierno alemán subrayó que la conformación de este cordón sanitario es una "condición indispensable" para que los acreedores privados participen en el rescate de forma considerable, como se les está exhortando que hagan.

       A continuación agregó que la solución definitiva para Grecia pasa por una reducción parcial de su deuda -aunque no aportó cifras concretas- y por que Atenas implemente reformas estructurales que mejoren la competitividad de su economía bajo una supervisión "permanente" de la eurozona.

       También consideró necesario que se reformen los tratados de la UE para adaptarse a un mundo cambiante y que se "refuerce" el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, insinuando la necesidad de aplicar sanciones automáticas a los países que sobrepasen los límites de déficit.

       "Esta es la mayor prueba de la Unión Económica y Monetaria", aseguró la canciller, que apostó por avanzar hacia una "Unión de estabilidad".

       Con respecto a la próxima cumbre de líderes del G20, Merkel afirmó que Alemania hará "todo lo posible" para que se apruebe un impuesto
internacional a las transacciones y se regulen mejor los mercados financieros.

       Además, instó a todos los países industrializados, citando explícitamente a Estados Unidos y Japón, a que reduzcan también su endeudamiento, tal y como se comprometieron.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios