www.diariocritico.com

Crítica de cine

'Eva': ¿Sueñan los androides españoles con ovejas eléctricas?

'Eva': ¿Sueñan los androides españoles con ovejas eléctricas?

viernes 28 de octubre de 2011, 10:54h
'Eva' es una interesante historia de ciencia ficción que se eleva como rara avis dentro del panorama del cine español pero que naufraga en su parte dramática, al componer un triángulo amoroso cojo, en el que uno de los tres lados se hunde irremediablemente. Por otro lado, su visión sobre la inteligencia artificial, que la emparenta con la película de Spielberg, está muy bien llevada, logrando quitar complejos a la industria patria a la hora de hacer unos efectos especiales creíbles y que funcionen a la perfección con el resto de la película.
La narración está llevada de una manera clásica y formalista que casa bien con una especie de retrofuturismo en su estética, Kike Maíllo aprueba con facilidad su primer examen al frente de un largometraje. La película comienza con la vuelta al hogar del protagonista, un lugar en el que ha dejado varios asuntos pendientes por resolver. Se trata de un científico especializado en la creación de robots capaces de sentir por sí mismos. Su misión será la creación de un prototipo, un copia robótica de un niño. Si a esto le mezclamos que su hermano está con su amor de juventud , que tienen una hija, Eva, que llamará poderosamente la atención del creador, tenemos los mimbres con los que se construye la historia.

Una historia que fracasa en su parte melodramática por culpa de la ausencia de un personaje. En concreto el que le toca en suerte a Alberto Ammann, el hermano del brillante científico interpretado por Daniel Brühl. Es sorprendente que en un guión firmado a cuatro manos haya un agujero semejante. Sin esta grave falta la película podría tener mucha altura pues en lo relacionado con la inteligencia artificial, principalmente en lo relacionado con la investigación de Brühl y su relación con la niña, es donde encontramos los mejores momentos de la cinta. Los giros son más que predecibles, pero funcionan y son creíbles.

Brühl no destaca especialmente pero la joven Claudia Vega está luminosa, entregando los mejores momentos de la película. Marta Etura vuelve a demostrar que está en estado de gracia, aunque su papel no sea perfecto. Lluís Homar sorprende interpretando un papel que, aunque a veces roce el precipicio del ridículo, está muy bien llevado. La peor parte, como decíamos, corresponde a Alberto Ammann, claro que de un papel vacío se obtiene una actuación vacía.

'Eva' es un verdadero triunfo en los apartados técnicos, logrando una bella factura que sirve como marco perfecto de la relación entre humanos y robots, pero sus andamios dramáticos se ven lastrados por su trama romántica, debido a la inexistencia de un lado de su triángulo amoroso. Un borrón que no empaña el hecho de que 'Eva' sea una interesante propuesta que pisa terrenos que parecían vedados al cine español.

Vea también:

'Melancolía': El árbol de la muerte
'Tiburón 3D, la presa': Un insulto a Tiburón, al 3D, a la presa y al cine en general
'Las aventuras de Tintín, El secreto del Unicornio': Precursor y heredero de Indiana Jones
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.