www.diariocritico.com
La 'otra cara' del debate Rajoy-Rubalcaba

La 'otra cara' del debate Rajoy-Rubalcaba

lunes 07 de noviembre de 2011, 23:28h

Los papeles de Rajoy le despistaron

A veces las buenas intenciones pueden lograr el efecto contrario. Y en el debate entre Rajoy y Rubalcaba la diligencia del fiel vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, le jugó una pequeña mala pasada al líder conservador. Porque Rajoy tenía la mesa llena de papeles y se escudó en ellos durante muchos momentos del debate, leyendo varias veces sin disimulo los apuntes que tenía delante lo que le hacía abstraerse de la discusión. O eso parecía, al menos. Cuando levantaba la vista de ellos, su mirada -con ese 'juego de ojos' tan característico en él- parecía perderse en la nada.

 
¿Un segundo debate? "Sí, uno todos los días"

La despedida de los dos candidatos, una vez finalizados el 'duelo', fue muy similar al momento de la llegada. Los dos posaron por separado con Manuel Campo Vidal y con los miembros de la Academia de Televisión, organizadores del debate. Rajoy posó primero, y a preguntas de los periodistas que le aguardaban detrás de la barrera de seguridad, aseguró que estaba "muy satisfecho" del resultado del cara a cara, "yo he estado muy bien", bromeó. "Se animaría a hacer un segundo debate", le preguntó Diariocrítico, y el líder del PP contestó con su retranca gallega "sí, uno cada día". Después se marchó junto a su asesor, Pedro Arriola, y los miembros de la dirección del PP, Ana Mato y Esteban González Pons, además de su jefa de Comunicación, Carmen Martínez Castro.

Rubalcaba se hizo esperar. Tardó varios minutos en aparecer para su último posado ante la impaciencia de la prensa. Pero al contrario que Rajoy, el candidato del PSOE no parecía estar tan de buen humor y apenas replicó con un par de monosílabos a las preguntas que le lanzaron los periodistas -a gritos, por cierto-. "Bien", dijo sobre qué le había parecido el duelo. "Rajoy ha dicho que ha estado muy bien", le informó un periodista. "Pues mejor para los dos", dijo Rubalcaba. Y salió a todo prisa del Palacio Municipal de Congresos con Elena Valenciano y Carlos Hernández, su jefe de prensa.


Los candidatos llegaron por separado y con sendas corbatas azules
 
Primero, Mariano Rajoy. Y cinco minutos después, Rubalcaba. Los dos candidatos electorales fueron muy puntuales y llegaron a la hora prevista al Palacio Municipal de Congresos del Campo de las Naciones. Rajoy iba en el coche acompañado de su jefa de prensa, Carmen Martínez Castro. Le recibió en la calle el presidente de la Academia de TV y moderador del debate, Manuel Campo Vidal, muy sonriente. Dentro saludó a los demás miembros de la Academia y tan sólo comentó a los periodistas que estaba "bien", tranquilo, se supone. Después llegó Rubalcaba con Elena Valenciano, su fiel 'escudera' y jefa de campaña.  El mismo protocolo. Saludos a los anfitriones y organizadores del debate y sonrisas por doquier. Pero lo que no pasó desapercibido era que ambos candidatos llevaban las corbatas azules...la de Rubalcaba con 'puntitos' eso sí y la de Rajoy de un azul más 'celeste'.
 

Sin rastro de Anonymous y del 15-M
 
Mucho antes de que comenzara el debate las medidas de seguridad alrededor del Palacio de Municipal de Congresos del Parque de las Naciones eran ya espectaculares...Tanto que un pequeño grupo de 'indignados' no pudo ni acercarse a la puerta del Palacio. Tampoco se vio ni rastro de los activistas de Anonymous aunque hay que comentar que Internet se 'cayó' varias veces en la sala de prensa con el consiguiente enfado de los periodistas.
 

El camerino de Rubalcaba, como 'un horno'
 
Eso al menos comentó Concha García Campoy, miembro de la Academia de TV  y una de las anfitrionas del debate, cuando subía en el ascensor después de ver si los camerinos de los candidatos estaban "en condiciones" para recibir a las 'estrellas' del duelo. La veterana periodista nos confesó que el calor que hacía en el de Rubalcaba era 'insoportable' por lo que había tenido que avisar a los de mantenimiento para que acondicionaran la temperatura y así el dirigente socialista pudiera estar cómodo los minutos previos al duelo.
 

Los candidatos, solos ante el peligro
 
El enorme salón de actos del Palacio de Congresos del Campo de las Naciones fue testigo del duelo entre Rajoy y Rubalcaba. Dentro de este recinto se montó el plató para celebrar el duelo pero allí no había nadie más que los candidatos y el moderador. No hubo público en directo ya que las gradas permanecieron vacias durante toda la noche. La prensa fue instalada en el piso primero del Palacio desde donde seguimos por monitores de televisión el debate. Y los colaboradores y asesores de ambos dirignetes permanecieron también fuera del escenario. Los organizadores justificaron estas medidas para impedir distracciones a ambos contendientes.
 

 Protestas por las incidencias  'técnicas'
 
La verdad es que en lo que se refiere a las condiciones de trabajo para la prensa no estuvieron muy acertados los organizadores del debate. Para empezar, en las salas de trabajo -en contraste con el camerino de Rubalcaba- hacía frío. Después, las pantallas de vídeo de algunas de estas salas se quedaron sin sonido y apenas se podía oír a los candidatos. Y para el colmo, la conexión a Internet se iba y venía cuando quería. Algunos periodistas llamaron airados a los servicios de prensa para que arreglaran las incidencias "de inmediato, porque con lo que estamos pagando esto es una vergüenza", escuchamos protestar a más de uno.   
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    470 | maria - 09/11/2011 @ 19:14:04 (GMT+1)
    Nunca me he tapado la nariz para votar, y no voy a hacerlo esta vez. Rajoy, lo siento, te dan por ganador, posiblemente ganarás, pero no porque lo apoye yo. Rigoberto soy mayor y a mi no me ha convencido nunca. La gente del campo, tiene más masa gris de la que le atribuyes
    430 | rigoberto - 08/11/2011 @ 14:07:31 (GMT+1)
    Como votante joven que soy esperaba un Rajoy determinante, convencido y más directo, en el cual explicase las posturas menos amables de su politica como la austeridad pero por otro nos convenciese de las grandes propuestas economicas de su plan. Ni lo uno ni lo otro. Me encontré un Rajoy decepcionante que unicamente puede convencer a un electorado rural y de edad avanzada.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.