www.diariocritico.com

Suben también las de Francia, Bélgica, Holanda o Austria

Las primas de riesgo europeas, con España rozando los 460 puntos, se ponen imposibles

Las primas de riesgo europeas, con España rozando los 460 puntos, se ponen imposibles

martes 15 de noviembre de 2011, 14:29h
Las primas de riesgo de España (bordea los 460 puntos básicos), Bélgica, Francia, Austria e incluso Holanda y Finlandia han registrado este martes nuevos máximos desde la implantación del euro, por la disposición de los inversores a comprar de forma masiva deuda alemana, considerada la más segura de Europa.Por segundo día consecutivo, las presiones contra estos países han tocado niveles desconocidos desde la puesta en marcha del euro por el efecto contagio de los problemas de Italia y por las dudas sobre el conjunto de la deuda soberana de la eurozona.Desde Bruselas, la Comisión Europea (CE) ha reaccionado asegurando que la situación que atraviesa España en los mercados de deuda no se debe a problemas en su economía."La situación europea es especialmente preocupante", señalan desde Carmignac Gestion en su informe Perspectivas Económicas y Estrategia de Inversión para el cuarto trimestre. Un mantra que como una letanía repiten una y otra vez expertos, economistas, traders e inversores. Por ello, en opinión de estos analistas "habida cuenta de las dificultades del aparato político europeo para aportar una solución creíble y rápida a los problemas de los países periféricos, es el Banco Central el que debería tomar la iniciativa de forma rápida y drástica, orquestando simultáneamente una fuerte caída del Euro y de los costes de refinanciación de los Estados debilitados".

- Bruselas nos echa una mano: ni se plantea el rescate de España
-España sigue colocando deuda, pero el precio es cada vez más alto
- Se vende esperanza económica para España
- Las locomotoras, Francia y Alemania, tiran de Europa: crecen a más del 0,4%

Sin embargo, como recuerdan estos expertos, "esta iniciativa del BCE es una necesidad absoluta, pero Alemania la rechaza incluso cuando ya ha visto como sus perspectivas de crecimiento en 2012 caían del 1,9% al 1,2% entre agosto y septiembre". Así, estos expertos señalan que su estrategia en renta variable internacional pasa por un posicionamiento defensivo. "Mientras que las medidas anunciadas por las autoridades no tengan por objetivo influir positivamente en el crecimiento a corto plazo, el fondo mantendrá su enfoque 'defensivo', reduciendo sobre todo la exposición de la cartera al Euro".

En cuanto a renta fija señalan que "la crisis europea nos ha llevado a buscar valores refugio. Desde mediados de julio, nuestra exposición se ha concentrado en los Estados Unidos. El componente de deuda corporativa sigue siendo primordial y esconde un importante potencial de valor", concluyen.

Asustados y a la 'defensiva' se encuentran los inversores ante unos mercados que van y vienen al son de los rumores y, sobre todo, de las tensiones de la deuda soberana de la periferia europea. De hecho, en la jornada de este martes se han extendido los rumores de que los inversores están vendiendo deuda europea de forma masiva.

Y es que unos niveles de déficit excesivos, lo que en esencia significa que los países gastan más de lo que ingresan, unas perspectivas de crecimiento exiguas, lo que lastrará aún más la recaudación de los Estados, y una clase dirigente que se ha mostrado incapaz hasta la fecha de atajar las turbulencias son los argumentos de los inversores para explicar el acoso. Por su culpa, la prima exigida a los bonos de estos tres países frente a los alemanes, de referencia por su estabilidad, han superado sus anteriores récords y, en el caso de España, ha supuesto marcar un nuevo máximo en 457 puntos básicos, más de 50 sobre el dato del viernes. Pero no está sola en el temporal. La prima de riesgo de Francia ha llegado a los 180, al igual que la de Austria, y la de Bélgica ha superado los 300. Y continúa subiendo.
. "La presión en los mercados que afecta a un número de estados miembros, no sólo a España, es compleja y se debe a fenómenos que no están sólo ligados a los fundamentos de estas economías", ha reconocido el portavoz de Asuntos Económicos de la CE, Amadeu Altafaj. Para el Ejecutivo comunitario, "lo que está pasando en otras economías tiene un efecto en España".

BCE como salvavidas

Ante el empeoramiento de la situación, cuyo dibujo a estas horas se completa con la prima de Italia otra vez sobre los 500 puntos básicos y el interés de sus bonos a 10 años sobre el 7%, con lo que vuelve a la zona que supuso el rescate de Grecia, Irlanda y Portugal, los expertos insisten en que el Banco Central Europeo es el único que puede frenar el pánico en los mercados. No obstante, aunque la autoridad monetaria europea está volviendo hoy a comprar títulos italianos, según fuentes del mercado citadas por Bloomberg, la actual normativa y el rechazo de Alemania a modificarla impiden que se convierta en el verdadero cortafuegos contra el efecto contagio de las dificultades de financiación.

En cuanto a los países ya rescatados, Grecia no se está salvado del descalabro, por lo que solo Portugal e Irlanda se escapaban de volver a anotarse récords. Tampoco ha rebasado máximos Italia, aunque en su caso posiblemente por la compra de deuda por parte del BCE, que la semana pasada, sin embargo, se esforzó poco por evitar la caída de Silvio Berlusconi. Según informó ayer el organismo presidido por el también italiano Mario Draghi, del miércoles 2 de noviembre al 9 de noviembre, día en el que la prima de riesgo italiana marcó su propio máximo sobre los 570 puntos básicos, lo que precipitó las presiones en contra del primer ministro, compró apenas 4.478 millones de euros de deuda de los periféricos, menos de la mitad que en la semana precedente. Tras el anuncio de su dimisión inminente que hizo ese mismo día, algo que no se llegó a producir hasta el sábado, el BCE sí que se esforzó el jueves en mantener los precios de los bonos italianos y españoles bajo control, según apuntaron entonces fuentes del mercado.

Hoy, a la espera de que la UE tenga a bien tomar una decisión sobre el refuerzo del fondo de rescate, instrumento que a fin de cuentas vendría a realizar la misma función de apoyo que ahora ejerce el BCE pero sin límite de munición (esto es, un arsenal de cientos de miles de millones de euros para parar los pies a los especuladores), la prima española sigue subiendo.

Al inicio de la sesión ha rozado los 450 puntos básicos, pero ha tardado poco en superar esta cota psicológica con los bonos a 10 años del Tesoro cotizando sobre el 6,2% mientras a Alemania endeudarse al mismo plazo apenas le cuesta pagar un interés del 1,7%. A continuación y tras la subasta de letras a un año y 18 meses del Tesoro, que se ha cerrado al precio más alto desde 1997 para este tipo de títulos, el diferencial se ha ampliado hasta los 456 puntos básicos tras un leve alivio que le ha llevado a los 449. El interés al que cotizaban los bonos a 10 años, por su parte, se ha ido al 6,322%, a pocas décimas del máximo del 6,4% que llegó a marcar en agosto antes de que el BCE reactivara su programa de compra de bonos.

En las divisas, el reavivamiento de las dudas ha llevado al euro a perder su cambio de 1,36 dólares. En las Bolsas interancionales también se estaban registrando importantes caídas de entre el 1% al 2%, con lo que los parqués de referencia del Viejo Continente daba continuidad al descalabro de ayer.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios