www.diariocritico.com

El ex policía cuenta en exclusiva su pesadilla por el secuestro de Marey

Luis Hens: 'Los mismos que nos ordenaron aquel trabajo rechazan ahora rehabilitarnos'

Luis Hens: "Los mismos que nos ordenaron aquel trabajo rechazan ahora rehabilitarnos"

miércoles 16 de noviembre de 2011, 13:38h
[Luis Hens cuenta en exclusiva en Diariocrítico y en primera persona cuál ha sido su trayectoria dentro de la Policía, cómo le ordenaron custodiar a un detenido, que resultó ser Segundo Marey, la pesadilla que ha tenido que vivir por aquello y cómo los mismos que se lo ordenaron en su día se niegan ahora a acatar los dictámenes de la ONU exigiendo una reparación].

>> Lea el artículo de Rafael Vera, ex secretario de Estado de Seguridad, al respecto
En 1979, con tan sólo 22 años, llegué a Madrid para preparar una oposición al Cuerpo Superior de Policía. Realicé los trámites de rigor y terminé los estudios en la Escuela Superior en Ávila. En realidad, fue mi promoción la inauguró aquella Escuela. Y así, en Diciembre de 1982, después de la Jura del Cargo y la preceptiva Toma de Posesión, entré a formar parte de la Jefatura Superior de Policía de Bilbao. Naturalmente, por mi educación, por mis principios, por mi juventud de tan sólo 24 años y por la situación que vivíamos mi lucha estaba contra ETA, estaba claro.

Eran los primeros meses del primer Gobierno socialista y según me parecía ver allí, al llegar al País Vasco, todo era cautela. Nos dedicábamos a pasearnos por Bilbao y Gran Bilbao, practicábamos seguimientos a personas y nos familiarizábamos con todo aquello.

Mi entrada en Bilbao fue 'triunfal': mi mujer, Rosario, y yo, llegamos de noche, sin conocer nada ni a nadie, con cara de pipiolos y un Ford Fiesta con los asientos para adelante y lleno de cosas de Rosario, de maletas y hasta con un congelador donde había un venado entero despiezado correctamente, un cordero de 30 kg en las mismas condiciones y todo lo que pudimos meter de la matanza del campo de mi suegro.

Me había casado con Rosario un año antes: cuando terminé en la Escuela tuve que realizar las prácticas en Córdoba y con un sueldo inicial de tan solo 15.000 pesetas, pero seguro, pudimos pensar en una vida en común. Además, la casa donde vivíamos era prestada y todo nos resultaba maravilloso.
          Como digo, la entrada en Bilbao fue espectacular. ¿Donde ir? Viendo la cara de Rosario la respuesta era obvia: un taxi. "Por favor, le seguimos hasta el mejor hotel de Bilbao, pero que tenga aparcamiento subterráneo". El taxi nos llevo al Ercilla, y bueno, ahí, en la cochera del Ercilla estuvo el congelador una semana enchufado al lado del coche.

Vida en Bilbao

Seguíamos durante dos meses practicando seguimientos y un poco cansados de contemplar como la Superioridad no sabía qué hacer. Comenzamos a preparar asuntos, ya reales, con vigilancias a elementos terroristas y todo lo relacionado con la información. Una vez terminada esa vigilancia y analizados los datos, iban a lo que llamábamos "el zulo", un cajón misterioso bajo el armario.

De pronto, cuando según se podía deducir las condiciones políticas eran idóneas, el gobierno socialista, con una policía franquista se puso a trabajar con normalidad. Esto da para pensar mucho sobre la cautela y la posible purga en la que podrirán pensar "los Jefes" de entonces.

Qué bien fue todo, y qué poco tendrían que temer los 'mandos' que hasta pocos años antes habían metido en la cárcel a los que hoy eran sus jefes políticos, que a finales de 1983, cuando llevaba ya un año en Bilbao, resulta que esos 'mandos' deciden secuestrar a un ciudadano francés.

¡Qué honor!, que te elijan para custodiar a un terrorista, tú que eres el último de la fila, un Inspector de Tercera al que se le notaba que sabía de la vida en el campo y que procuró que aquel pobre hombre que resultó ser después -ni terrorista ni nada parecido-, no se muriera de frío. En fin, que fue un honor mezclado con el sufrimiento y el miedo de Rosario. Es posible que con los años se vuelva uno más sentimental, pero cada vez me cuesta más mantener mezclados en mi mente todos estos recuerdos y cosas que han sucedido después y mi vida con Rosario. Lo que la quise y la hice sufrir y el profundo homenaje que tendría que hacerle y que las decisiones que he tomado después me impiden ahora hacerlo.

He tenido una vida que cualquiera diría que no ha sido plana, y sé que no es la expresión adecuada, porque ha sido profunda e intensa, lo cual no es sinónimo habitualmente de felicidad.

La verdad es que solo son felices los idiotas. Hay que ser feliz solo a ratitos, y es verdad que han sido muchos ratitos, pero no todos.

Ahora, muchos años después, puedo jurar que dediqué mi vida a mi familia y a la policía. De mi estancia en Bilbao llené seguramente varios folios de mi "Hoja de Servicios" con muchísimas horas de trabajo y la desarticulación de veinticinco comandos terroristas.

De Bilbao fui destinado a Málaga a trabajar en algo parecido y de lo que resultó la detención de algunos grupos y organizaciones de traficantes de droga, quizá diez o quince, algunos muy gordos, desde Almería hasta Cádiz.

Después me ofrecieron trabajar en la policía Científica, que ahora está tan de moda con la serie norteamericana CSI, pero que antes no la conocía nadie; es más, nadie se lo creía. Formé el primer grupo de Inspección Ocular y Fotografía de la Comisaría de Málaga y fui promotor y tutor del primer Curso de Inspección Ocular para policías de la Escala Básica. Tuvimos mucho éxito y construimos un Laboratorio donde aplicábamos técnicas muy modernas con un rigor que realmente nos llenaba de satisfacción.

Pero todo se truncó. En julio de 1998 fui condenado por el Tribunal Supremo a cinco años de cárcel e inhabilitación absoluta por ocho años, por un delito de secuestro, el de Segundo Marey. La justicia es lenta, pero implacable, y quince años después todo aquello, a la cárcel, sin un duro en casa y con pocas perspectivas de futuro.

Deuda saldada

De todas formas, visto desde la distancia, qué tranquilidad. Muchas veces, muchas, pensaba en el pobre Marey, las veces que nos preguntaba si lo íbamos a matar.

Siempre he sido un católico muy normalito... Años antes del juicio y de Garzón y de que nadie tuviera ni idea de este tema puse en paz mi conciencia, que no lo estaba porque, como le dije a Segundo Marey, "contribuimos a su sufrimiento". Pero realmente con el juicio y la sentencia fue cuando realmente aquella deuda quedo saldada. Tuve la oportunidad de hablar con él y sentir un placer inmenso cuando al oír mi voz por primera vez después de tantos años y ver mi cara -aunque camuflada por aquella barba- me dijo: "Usted es...  '¡Segundo, tranquilo!', '¡Segundo, tranquilo!'", y yo le contesté mientras estrechaba su mano: "Sí, soy yo".

Minutos después de comunicarnos la sentencia, y fueron minutos, fuimos a una sucursal del BBV, creo recordar, que hay en la calle Ferraz, e hicimos el ingreso del millón de pesetas a nombre de Segundo Marey. Ibamos Corujo con su mujer, Rosario y yo, y del banco salimos directamente a Francia a llevárselo. Teníamos prohibida la salida del territorio nacional y no me puedo imaginar qué hubiera sucedido si al llegar a su casa se le ocurre llamar a la policía porque estaban sus 'secuestradores' en la puerta. Para llegar por la mañana nos quedamos a dormir en el hotel Norte y Londres, en Burgos.

Salvo las actuaciones públicas que hicimos Corujo y yo no hemos dado un ruido, y no ha sido por falta de posibilidad. Solamente nos movimos juntos recogiendo firmas para nuestro indulto y no solamente en ambientes cercanos, no. Tuvimos las firmas del Comité de Empresa de Astilleros de Cádiz, y hay que conocer bien la extrema izquierda para saber donde nos metimos, o el Comité de Santana Motor, en Linares.

Cumplimiento y ¿rehabilitación?
Cumplimos nuestra parte: cumplimiento de condena, pago de indemnizaciones y un millón mas de Damborenea y compañía que resultaron 'insolventes', el perdón de Segundo Marey... Y así, al amparo de lo previsto en el apartado 4 del artículo 37 del Decreto 315/1964, de 7 de febrero, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley de Funcionarios Civiles del Estado, adicionado por el artículo 105 de la Ley 13/1996, de 30 de diciembre, de Medidas fiscales, administrativas y de orden social; y de acuerdo con el procedimiento establecido al respecto por el Real Decreto 2669/1998, de 11 de diciembre solicitamos al Gobierno nuestra reincorporación.

Los mismos que nos ordenaron aquel trabajo, los mismos que nos utilizaron cuando, aun habiéndose equivocado de persona, decidieron para mayor injusticia y mayor vileza mantenerlo en aquellas condiciones, sacrificar a él y a nosotros a semejante cosa, personas que tenían entonces los años que tengo yo ahora y no veinticuatro, hacerle correr el riesgo a Marey de que los terroristas aquellos franceses lo hubieran matado después de conocer el error, llegar al punto de que aquellos franceses dijeran: "Lo matamos o no, pero nos pagáis que nos vamos", aquellos que vieron cómo nuestra vida profesional quedaba arruinada, los mismos que nunca tuvieron una sola palabra para nuestras esposas mientra estuvimos en la cárcel, los mismos que permitieron que Garzón ordenara el ingreso en prisión preventiva y expresamente nos negaron aquella tarde la fianza que la familia y un querido cuñado depositaron en la Audiencia, los mismos, el propio Rubalcaba, ahora flamante candidato, que personalmente nos forzó a pedir a la viuda de Segundo Marey un documento firmando que no se opondría... qué poca vergüenza lo de este documento... Pues estos mismos son los que nos han contestado hace unos meses esto que transcribo:

"Tercero.- Una vez acreditada en el expediente la extinción de cualquier clase de responsabilidad.......conclusiones:

a)    ...los hechos delictivos por los que fue condenado estaban directamente relacionados con el desempeño de su cargo como funcionario... y que el incumplimiento de sus obligaciones... determino que fueran constitutivas de delito...
b)    ...daño y perjuicio para el servicio público... quien de forma directa y voluntaria privo de libertad a una persona manteniéndolo encerrado durante nueve días... traición de la confianza que la sociedad ha puesto en ellos... grave afectación y trascendencia  que la conducta del interesado ha producido en la imagen de la institución policial... conducta impropia... gran repercusión en los medios de comunicación en el marco de las acciones de los Grupos Antiterroristas de Liberación...
c)    ...naturaleza dolosa del delito cometido... actuación manifiestamente ilegal desde su inicio... y esto lo sabían quienes fueron los custodios en la cabaña, entre ellos el solicitante...
d)    En cuanto al tiempo transcurrido... más de veintiséis años... no resulta significativo... En cuanto a su conducta y  antecedentes penales previos... carece de antecedentes disciplinarios... en cuanto a su comportamiento posterior se carece de dato.
e)    que la pena haya conseguido el objetivo de la reinserción es, sin duda, positivo pero no suficiente.
f)     Comité de Derechos Humanos de la Naciones Unidas, de 25 de marzo de 2.008... violándose el artículo 14, párrafo 5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, por parte del Estado español... no tiene incidencia en los expedientes de solicitud de rehabilitación.

Acuerdo

Desestimar la rehabilitación de Don Luis Hens Serena en la condición de funcionario público.

Fdo. Manuel Chaves González"


De qué sirve ser víctima? ¿Para qué? ¿Dónde está el honor de las víctimas?

¿Qué podemos esperar de un Gobierno que tantos deshonores ha cometido y a tantos intereses políticos ha servido por encima del honor y la memoria de los nuestros? ¿Con quién están, de qué lado están? Claro, que si les preguntamos seguro que lo aclaran todo. Una aclaración para mentes y conciencias fáciles. Yo suelo practicar eso de "no me acuerdo exactamente, pero lo que sí recuerdo con claridad es que en ese momento me pareció escandaloso". Luego están las hemerotecas para recordar. Los intereses políticos siempre han estado por encima de la moral.

Dios me libre de cometer la osadía y la injusticia de no situarme al lado de las victimas, de las victimas con mayúsculas del terrorismo, que han sido reiteradamente vilipendiadas y ninguneadas por el Estado. ¿Donde está una declaración rotunda, donde está un apoyo rotundo? ¿Donde está el honor y la grandeza de las personas?

Estúpidos, no saben que incluso políticamente sería rentable
A la vista de lo sucedido, después varios años luchando contra el Estado y soportando sus argumentos, después de haber sido incluso amenazado por ETA, hecho que me fue comunicado por la Dirección General de la Policía tras la intervención de la documentación al etarra 'Pototo', después de haber conseguido únicamente por meritos propios mantenerme a flote, y después del trato recibido por esas personas, yo también me considero victima del propio Estado, de su injusticia y de su arrogancia. De un Estado que a través de su Gobierno no respeta ni sus propios acuerdo internacionales.

Me acuerdo del momento en que me llamaron para ir a aquella casa de Colindres. Solo se vive una vez y esa llamada ha ocupado la mitad de mi vida, de lucha, de búsqueda de trabajo, de iniciativas laborales fallidas. Me ha costado incluso mi matrimonio. Es muy difícil que tanta inestabilidad no pase factura.

Cumplí con mi obligación en aquel momento, no me puedo arrepentir de algo que hice con nobleza y con obediencia. He mantenido una posición correcta en todo momento y desde entonces no he recibido del Estado ni de los responsables políticos que causaron enta situación nada mas que desprecio e injusticia.

Dictamen de la ONU que Zapatero, Chaves y Rubalcaba rechazan
Comité de Derechos Humanos del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la Organización de las Naciones Unidas:

"10. El Comité de Derechos Humanos, actuando en virtud del párrafo 4 del artículo 5 del Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, considera que los hechos que tiene ante sí revelan una violación al artículo 14, párrafo 5, del Pacto.

"11. A tenor de lo dispuesto en el apartado a) del párrafo 3 del artículo 2 del Pacto, el Estado Parte debe proporcionar a los autores una reparación adecuada que incluya una indemnización y tomar las medidas necesarias para asegurar que este tipo de violaciones no se repitan.

"12. Al pasar a ser Parte en el Protocolo Facultativo, España reconoció la competencia del Comité para determinar si ha habido o no una violación del Pacto. En virtud del artículo 2 del Pacto, el Estado Parte se ha comprometido a garantizar a todos los individuos que se encuentren en su territorio y estén sujetos a su jurisdicción los derechos reconocidos en el Pacto y a proporcionarles un recurso efectivo y aplicable en caso de que se demuestre que se ha producido una violación. El Comité desea recibir del Estado Parte, en el plazo de 180 días, información sobre las medidas adoptadas para aplicar el dictamen del Comité. Se ruega al Estado Parte que publique el dictamen del Comité".

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (4)

    18577 | celes - 01/03/2013 @ 14:39:23 (GMT+1)
    Ya te lo dije. Si me lo llegan a decir a mi, hubiera hecho lo mismo. Un abrazo
    741 | el-aparecido - 18/11/2011 @ 22:40:06 (GMT+1)
    Es la historia de los GAL.La verdadera historia.La que al gobierno no le interesa que se sepa.Parece mentira que éste gobierno califique de delincuentes a quienes entonces cumplían órdenes,cuando los verdaderos delincuentes son quienes daban dichas órdenes.Parece mentira.Pero no lo es.
    730 | Joaquin Hens - 18/11/2011 @ 08:31:00 (GMT+1)
    Obviamente soy parte interesada y aunque nunca el Sr. Vera ha sido "santo de mi devoción" agradezco sus palabras. No está reñido el olvido y si es el caso la ignorancia consentida con el siempre indeseable rencor
    729 | Creo en la Justicia - 18/11/2011 @ 08:26:26 (GMT+1)
    Creo que Manolo Escobar tiene que rehacer su cancion " Viva España " a "Vivan los Españoles ! Yo ya no creo en la politica !!

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.