www.diariocritico.com

Exclusiva Diariocrítico

La Guardia Civil afronta una de las peores crisis de su Historia

La Guardia Civil afronta una de las peores crisis de su Historia

· El mando de la Benemérita pide castigos ejemplares en la Agrupación de Tráfico
· La tensión es tal que hay una orden de que no haya más arrestos disciplinarios

El mando de la Guardia Civil (militar, por supuesto) afronta una de las peores crisis de la Benemérita, al menos en la etapa democrática. La situación se puso especialmente conflictiva en Badajoz, y le siguió en Talavera de la Reina, pero ha llegado hasta A Coruña y Corcubión y amenaza con extenderse por toda España. El mando está inquieto y se están dando órdenes contradictorias, como les revelamos en este diario. Hemos tenido acceso a dos documentos internos que no dejan lugar a dudas. Los generales están enfrentados: unos piden castigos ejemplares y otros apuestan por una nueva regulación del régimen disciplinario.

Como ya les contamos en auténtica primita informativa la pasada semana, al menos el 80% del Destacamento de Tráfico de A Coruña se encuentra de ‘baja psicológica’. El mando teme que esas ‘bajas por estrés’ no sean más que una forma de protesta por la situación que, en general, vive la Agrupación de Tráfico, y una parte de ese mando -especialmente el general de División al frente de la Agrupación, Rogelio Martínez Masegosa- pide un duro castigo.

Debido a su alto interés informativo, reproducimos de forma íntegra el documento interno sobre la situación del Destacamento de Tráfico en A Coruña:

“Asunto: Conflicto en la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil

“Motivo: Reivindicación Laboral de los agentes que realizaban sus servicios en la red viaria de la provincia.

“Petición: Equiparación salarial con los agentes que realizan labores burocráticas y permanecen permanentemente en sus oficinas, sin prestar servicio en carretera. Estos agentes no trabajan los fines de semana, perciben un sueldo superior y se benefician en mayor medida de las gratificaciones económicas y la asistencia a cursos.

“Plantilla afectada: Básicamente al subsector de A Coruña (80%) y Corcubión. En otros puntos de la provincia su incidencia es nula o mínima, como el caso de Ferrol.

“Forma de la protesta: Baja laboral por estrés o depresión.

“Reacción de los mandos: Revisión médica de todos los agentes de baja. Se está efectuando por los servicios de la propia Comandancia de A Coruña bajo la supervisión de los mandos locales. Nadie se ha desplazado a A Coruña, a estos efectos, desde la Dirección General de la Guardia Civil.

“Posición del Mando: La situación es inadmisible e intolerable. Inicialmente, se ha comenzado con las revisiones médicas a los agentes de baja para confirmar el cuadro de estrés o ansiedad que dicen presentar. En una segunda fase, están dispuestos a trasladar sus investigaciones a la Justicia Militar por si huviera (sic) lugar a un delito de sedición (difícil de probar) o de deslealtad (más fácil de documentar).

“En todo caso, bajo ningún concepto están dispuestos a tolerar esta situación que, por cierto, afecta a todos los guardias civiles de España destinados en la agrupación de Tráfico, no sólo a los de la provincia de A Coruña. Los mandos de aquí se limitan a cumplir las instrucciones que, al respecto, ha dictado la Dirección General del cuerpo. Sostienen que, al margen de esta situación concreta, se crea un peligroso precedente que consideran absolutamente inasumible.

“A los agentes implicados se les ha advertido de la gravedad de su actitud y del riesgo que corren –incluso de permanencia en la Guardia Civil- si se puede demostrar el delito de sedición (más de cuatro implicados en el mismo fin) o de deslealtad”.

Como se ve, este documento confirma lo que este diario les reveló hace unos días: que desde la Dirección General de la Guardia Civil se pretende abrir expedientes por sedición a los que se hallan en baja psicológica, porque entienden que tales bajas son, en realidad, una forma encubierta de protesta. Sin embargo, nadie quiere poner orden en el supuesto origen inicial del conflicto: la política retributiva para con el Cuerpo en general y en especial el reparto de pluses por productividad.

Esta posición dura, ha encontrado lo que parece una respuesta ‘blanda’ por parte de la Dirección Operativa, como veremos a continuación. Lo cual nos da una idea de la línea zigzagueante que siguen los actuales ministros de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de Defensa, José Antonio Alonso, para con el benemérito Cuerpo.

El Director Operativo pide que no haya sanciones a los guardias

Arriba decíamos que una parte del mando –determinados jefes y oficiales- propone una línea ‘dura’, pero una reciente sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre el caso de un guardia que fue expedientado parece que va a influir en la ‘humanización’ del Cuerpo.

De hecho, este diario ha tenido acceso a un segundo documento remitido por la Zona de Sevilla a determinadas Comandancias. El documento, firmado en Sevilla el 11 de diciembre por el coronel jefe de la Plana Mayor, Felipe Peregrina Salazar, recoge una orden taxativa del general de División, Director Adjunto Operativo, de la cara a la apertura de expdientes.

Por su importancia, reproducimos aquí el documento, que es suficientemente explicativo:

“Tema: Abstención de imponer sanciones de arresto

“DG. Estado Mayor-Peronal y Organización. Personal, en correo electrónico fecha 7 actual dice:

“De Orden de S. E. el General de División, Director Adjunto Operativo, se parti cipa que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en su sentencia de fecha 2 de noviembre actual, relativa a la demanda interpuesta por un componente del Cuerpo, condena al Reino de España al apreciar una vulneración del artículo 5 del Convenio Europeo de derechos Humanos, y dado que la misma coincide con la iniciativa de reforma vigente del régimen disciplinario de la Guardia Civil, el Director General ha dispuesto que, a partir de la recepción de la presente y en lo sucesivo se abstendrán de imponer sanciones de arresto al personal del Cuerpo.

“Lo que traslado para conocimiento y cumplimiento”.

¿Será cierto que se está trabajando en un nuevo régimen disciplinario más humano tal y como prometió Rodríguez Zapatero en rueda de prensa en Moncloa a principios de febrero? Claro, que entonces el presidente anunciaba el nuevo régimen para antes de finalizar el pasado periodo de sesiones. Y la reforma no llegó al Congreso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios