www.diariocritico.com

XX Congreso del Partido Popular Europeo

¿Fin al silencio de Rajoy con 'la Marsellesa'?

¿Fin al silencio de Rajoy con 'la Marsellesa'?

martes 06 de diciembre de 2011, 09:46h
Varios líderes europeos, entre ellos el Presidente del Gobierno electo español, se reunirán en Marsella en el XX Congreso del Partido Popular Europeo (PPE), que tendrá lugar los próximos días 7 y 8 de diciembre.
El encuentro se producirá tras la reunión mantenida el lunes en París entre el dúo que viene conociéndose como Merkozy, formado por la Canciller alemana, Angela Merkel y por el Presidente francés, Nicolas Sarkozy, y que parece llevar las riendas del futuro de toda la Unión Europea sin que nadie lo cuestione demasiado. Los mercados parecieron dar el visto bueno a este liderazgo, pues el lunes se levantaron de muy buen humor en las principales bolsas europeas, aunque esta mañana han sido algo menos optimistas tras la amenaza de Standard & Poor's de la rebaja de la nota de varios países de la zona Euro, incluyendo la triple A de Alemania y Francia.

Merkel y Sarkozy pactaron ayer en París impulsar una reforma a los Tratados de la Unión Europea, que modificará la forma de gobierno de la eurozona para equilibrar los presupuestos nacionales y obligará a los Estados Miembros a incluir cláusulas constitucionales que limiten el déficit y la deuda, dando luz verde al Tribunal de Justicia de la UE para sancionar a los países incumplidores. Para facilitar el procedimiento, el acuerdo estaría limitado en principio a los países de la zona Euro, pero dejando abierta la posibilidad de que se adhieran los Estados Miembros que deseen hacerlo.

En este momento clave para la Unión Europea, el PPE, una agrupación política que reúne a los principales partidos europeos de centro-derecha, inaugura mañana por la tarde su XX Congreso bajo los auspicios de la UMP (Unión por un Movimiento Popular, el partido de Nicolas Sarkozy). Este evento permitirá a los líderes de estos partidos discutir de manera informal los puntos de un impulso necesario para que Europa no se desuna.

Será la primera vez que Mariano Rajoy se encuentre con numerosos mandatarios europeos tras haber sido elegido Presidente del Gobierno, y aprovechará la ocasión para manifestarles su intención de que España esté en "primera línea" del nuevo Tratado. Allí estarán Nicolas Sarkozy y su Primer Ministro, François Fillon; Angela Merkel; el Primer Ministro de Polonia y presidente de turno del Consejo Europeo, Donald Tusk y el Primer Ministro portugués, Pedro Passos Coelho, además de Traian Basescu (Rumanía), Viktor Orbán (Hungría), Frederik Reinfeldt (Suecia), Enda Kenny (Irlanda), Boyko Borisov (Bulgaria), Lawrence Gonzi (Malta) y Jyrki Katainen (Finlandia). También asistirán los líderes de los partidos miembros del PPE que no están en el Gobierno, entre otros el ex-Primer Ministro italiano Silvio Berlusconi, y completan la lista de invitados algunos jefes de Estado y de Gobierno de Estados no miembros de la Unión Europea, como Mikheil Saakashvili (Georgia), Vlad Filat (Moldavia) o Sali Berisha (Albania).

Este "postre" de la reunión parisina será a la vez el "aperitivo" del Consejo Europeo, que reunirá a los jefes de Gobierno de los 27 Estados Miembros los días 8 y 9 de diciembre en Bruselas, donde se decidirán los asuntos abordados el lunes en París. Como ya se sabe, Merkozy es quien dirige la orquesta, algo que además parece evidente nada más ver la agenda de la semana: Alemania y Francia llegan a un principio de acuerdo el lunes, lo celebran con un apéritif con sus amigos el miércoles, para conocer la decisión de sus pupilos el viernes, aunque en el caso de no recibir su beneplácito, podría desencadenarse otra crisis de credibilidad del proyecto europeo.

Por otra parte, éste será el último Consejo Europeo en el que participará José Luis Rodríguez Zapatero. El Presidente del Gobierno en funciones deja una herencia llena de deudas al nuevo Ejecutivo, que, sin aceptarla a beneficio de inventario, aún no ha dejado nada claro cómo va a gestionar la crisis económica. Precisamente por ello, en España se espera el Congreso de Marsella con especial expectación. Esta puede ser la ocasión para que Mariano Rajoy desvele ante sus colegas europeos cuál va a ser su receta milagrosa para sacar a España del estancamiento económico y para detallar los pormenores de la inminente reforma laboral, que pretende dar un importante impulso al empleo en nuestro país, que tiene la medalla de oro de la Unión Europea en porcentaje de paro.

Sin embargo, Rajoy ha dejado entender que hasta que no tenga acceso a las cuentas públicas, no le será posible revelar esta información. Esperemos que, por lo menos, al son de la Marsellesa, dé algunas pistas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
3 comentarios