www.diariocritico.com

Segundo día del Congreso del Partido Popular Europeo en Marsella

Rajoy adelantó a Barroso el mismo mensaje que a Merkel y Sarkozy: 'España es fiable'

Rajoy adelantó a Barroso el mismo mensaje que a Merkel y Sarkozy: "España es fiable"

jueves 08 de diciembre de 2011, 09:05h
Primer día de Mariano Rajoy ejerciendo, no oficialmente pero casi, como presidente del Gobierno español. Lo está siendo en el Congreso del Partido Popular Europeo (PPE) con una serie de reuniones con los auténticos poderes europeos: Merkel, Sarkozy y Durao Barroso. Y con un denominador común para todos como mensaje de esperanza y confianza en lo que va a ser su política económica: "España es un país respetable, fiable,creíble y que cumple sus compromisos". Así lo ha comentado Rajoy a los tres.
El inminente Presidente del Gobierno español acaba de finalizar su primera reunión europea del día. Tras haber obtenido el visto bueno de EEUU de la mano de su Secretario del Tesoro, Timothy Geithner, se ha reunido en la mañana de este jueves con el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso durante más de una hora. Ambos han estado analizando la situación de cara al Consejo Europeo de este viernes, especialmente en lo relativo la reforma del Tratado y las distintas posiciones consideradas para la misma, ya que la defendida por Berlín  y la de Herman Van Rompuy difieren en algunos puntos, como la imposición de sanciones automáticas a los Estados Miembros que incumplan la "regla de oro" del déficit y la creación de eurobonos.

Con estas primeras reuniones internacionales, Rajoy busca el apoyo exterior en un momento clave para  la economía española y para la supervivencia del Euro. A continuación, se reunirá con el Primer Ministro polaco, Donald Tusk, y con los líderes indiscutibles de la reconstrucción de Europa, Nicloas Sarkozy y Angela Merkel para tratar estos mismos asuntos. Fuentes del PP han afirmado que Rajoy tampoco se pronunciará sobre su posición en lo relativo a  la reforma del Tratado, que aún debe ser negociada.

Y es que los ojos del mundo están puestos en España. Prueba de ello es que, según fuentes del PP, Geithner se trasladó a Marsella con el solo objeto de reunirse con Mariano Rajoy. Por otro lado, Le Figaro señala este jueves que, después de Grecia, España e Italia comienzan a estar amenazadas, aunque de nuevo destaca el silencio esta mañana respecto al Congreso del Partido Popular Europeo (PPE) en Marsella en los principales diarios franceses. Sin embargo, la de Marsella es una cita de gran importancia para España por la comparecencia del Presidente del Gobierno electo, que se reunirá con Sarkozy, Merkel y Barroso, cuyos partidos políticos pertenecen, todos ellos, a  la "gran familia europea" del PP, y que también intervendrán en el plenario del Congreso.

Como ya señaló ayer este medio, el "plato caliente" del Congreso se servirá hoy, antes de que los dirigentes europeos se trasladen a Bruselas para discutir las medidas acordadas el lunes por Merkozy, en la crisis más grave que ha atravesado la Unión Europea, como apuntó el Primer Ministro galo François Fillon en la sesión de la cumbre del PPE celebrada ayer. Nicolas Sarkozy advirtió en París ante los diputados de su partido, el UMP, que Europa está en "riesgo de explosión". Tildó la coalición franco-alemana de "indispensable" y, ante las tensiones "germanófobas" de algunos políticos franceses, planteó irónicamente a la posibilidad de cambiarla por una asociación con los países más vulnerables en este momento, Italia o España.

Propuestas de los líderes populares

En este contexto, se habla del Consejo Europeo que dará comienz en Bruselas como el "Consejo de la última oportunidad." Los veintisiete deberán aceptar las medidas merkozianas, que quedaron recogidas en un Plan elaborado por el Presidente de la Comisión Europea,  José Manuel Durão Barroso y el Presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y que, como se ha revelado en el Congreso del PPE, ha sido bien acogido por los mandatarios conservadores europeos. No obstante, aún quedan importantes barreras que superar, en particular el veto británico, cuyo gobierno conservador (no perteneciente al PPE) ha advertido  que exigirá "reglas que mantengan el mercado único justo y abierto para la industria británica" para aceptar reformas a los Tratados.

Los líderes del PPE también han elaborado ciertas propuestas que remitirán al Consejo Europeo. Apostaron ayer en Marsella por relanzar un plan económico  y "reabrir la economía social de mercado" como primeros pasos para lo que muchos llaman la refundación de Europa, aunque podría pensarse que se está haciendo a base de parches con tanta reforma. Desde luego, la construcción europea tiene dificultades inherentes, como ya señalara en su momento el primer Presidente de la Comisión Europea, Walter Hallstein, al referirse a ella como un milagro. Pero en el fondo, todos quieren dar a entender que reina una actitud de optimismo, manifestada tanto por Hallstein en su día como por el Presidente del PE, Jerzy Buzek, en su intervención de ayer en Marsella.

LEA TAMBIÉN

Rajoy sale victorioso de su 'ópera prima': EEUU respaldará las medidas económicas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios