www.diariocritico.com

La Europa de dos velocidades es un hecho

Reino Unido dinamita el pacto y obliga al euro a una huida hacia delante

Reino Unido dinamita el pacto y obliga al euro a una huida hacia delante

> Los 17 harán un acuerdo intergubernamental al que se sumarán otros 6 países que no están en la unidad monetaria

viernes 09 de diciembre de 2011, 07:48h
Se veía venir. El primer ministro británico, David Cameron, ha dinamitado toda posibilidad de acuerdo entre los 27 miembros de la Unión Europea para un refuerzo de la gobernanza económica. Lo había advertido y lo ha hecho sin importarle las consecuencias, puesto que no estaba dispuesto a una regulación de los mercados financieros y su preciada, y especuladora, City de Londres. "Estoy contento de no estar en el euro", dijo al término de nueve horas de negociaciones.

- Rajoy tranquiliza a Barroso, Merkel y Sarkozy: "España es fiable"
- La decisión del BCE de abandonar a su suerte a los estados mete en dudas a esta cita
Ante esa situación, los líderes de los 17 países de la moneda única decidieron seguir adelante con sus planes de integración y austeridad presupuestaria a través de un acuerdo intergubernamental,  un remedio de último recurso al que hay que aferrarse aunque nadie esté seguro al cien por cien de querer lo mismo que sus compañeros de viaje y la forma jurídica adecuada para hacerlo.

Un total de 23 países suscribieron la totalidad de las propuestas franco-alemanas, pero se quedaron en el tintero cuestiones trascendentales como la creación de eurobonos y la dotación de una licencia bancaria para el fondo de rescate que supondría la implicación ilimitada del BCE en la compra de deuda soberana para detener la sangría de la especulación.  Hungría y Reino Unido han dicho claramente que se quedan fuera de la aventura, y suecos y checos aplazan la decisión hasta consultar la opinión de sus parlamentos nacionales.

"No puede obligarse a Reino Unido a apreciar al euro si no lo quiere. El inmovilismo no era una respuesta", justificó el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien consideró que lo logrado, no obstante, "permite reconfortar al euro". El texto del nuevo acuerdo intergubernamental tendrá que estar listo para marzo de 2012 y la próxima semana se estudiará la posibilidad de elevar los fondos del FMI 200.000 millones de euros.  Además, será el BCE quien gestione  los dos fondos de rescate, el transitorio y el permanente, pero no se modificará el mandato de la institución financiera para usar su potencia de fuego indefinida en la compra de bonos.

¿Será creíble para los mercados este acuerdo de mínimos sacado con fórceps y jurídicamente al margen de los tratados de la UE? Para el presidente del BCE, Mario Draghi, el acuerdo es para la zona euro "muy bueno" porque "es la base para un pacto monetario con más disciplina en las políticas económicas de los Estados miembros"; un dictamen que no tardará en verse confirmado, o desmentido, en los mercados. Para el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, "la rapidez va a la par que la credibilidad" y esperar a la ratificación por parte de todos era una opción muy lenta. "A 27, no ha sido posible, de modo que hemos tenido que elegir otro enfoque y elegir una base intergubernamental. No se trata de algo muy comprometido a nivel jurídico pero políticamente es igual de fuerte", señaló en una rueda de prensa celebrada a las 5h de la madrugada.

La canciller alemana, Angela Merkel, tildó de "muy buen resultado" el pacto resultante porque permitirá a los 17 estados de la zona euro "recuperar la credibilidad" perdida en los mercados.

Incluso el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, tuvo que darse por satisfecho con el resultado aunque todo suene a fracaso estrepitoso, y recalcó que los participantes en el nuevo pacto euro plus se han comprometido a incluirlo "cuanto antes en el tratado". Mientras tanto, en un gesto de voluntarismo,  los servicios jurídicos

Según la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, es un "buen paso en la buena dirección"  porque refuerza las reglas de coordinación fiscal y las sanciones,   les da un carácter automático, y se acelera la puesta en marcha del mecanismo europeo de estabilidad.  "Es un paquete que va realmente en la buena dirección", dijo.

Mientras tanto, y para tranquilizar otra vez la zozobra de los mercados creada por el debate de los meses pasados sobre la quita, el acuerdo incluye exonerar a la banca de implicarse en la reestructuración de la deuda soberana de los Estados miembros, lo que en la práctica supone que no pagarán la factura de la crisis, como se forzó en Grecia.


Lea también:
- Rajoy vuelve a salir victorioso de sus encuentros internacionales
- Rajoy tranquiliza a Barroso, Merkel y Sarkozy: "España es fiable"
- La decisión del BCE de abandonar a su suerte a los estados mete en dudas a esta cita
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios