www.diariocritico.com

Satisfecho pese a no lograr poder de veto en el fondo de rescate

Zapatero se despide de Europa hablando de la recuperación: nos queda 'la mitad del camino'

Zapatero se despide de Europa hablando de la recuperación: nos queda "la mitad del camino"

> Evita criticar las decisiones que llevaron a la contaminación de la crisis de la deuda

viernes 09 de diciembre de 2011, 16:12h
El presidente en funciones del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, manifestó hoy viernes que queda "la mitad del camino" para salir de la crisis pero dio prueba una vez más, al término de su último Consejo Europeo, de su optimismo y consideró que "se ve luz al final del túnel".

Tras su reunión número 44 con sus colegas europeos, Zapatero quiso hacer una reflexión sobre estos años difíciles que, según ha dicho, han afianzado su talante europeísta. "Ha sido para mí un inmenso honor representar a mi país en un foro como este, en Europa. Siempre he trabajado pensando que fortalecer la Unión Europea es fortalecer España, el futuro y el bienestar de los españoles", destacó.  "Llegué aquí con toda mi convicción y vocación europeísta y después de estos años, los dos últimos de debates difíciles e intensos, mi convicción europeísta es aún más firme. El presente y el futuro de España,  su bienestar y su recuperación económica dependen en gran medida de la vocación de unión de los europeos", dijo Zapatero.

"La luz, aunque sea lejos, se ve al final del túnel, y el primer paso es la recuperación de la confianza porque si la presión sobre los mercados soberanos se mantiene indefinidamente la recuperación económica para pagar las deudas será mucho más difícil", advirtió Zapatero. Para él, España se ha caracterizado por mantenerse fiel al "europeísmo constructivo". "Esa es la línea que he mantenido y es la que le conviene a España", dijo deslizando un consejo a su sucesor, Mariano Rajoy.

Para el líder socialista,  "falta perspectiva" a la hora de analizar lo que está ocurriendo pero hay que partir del hecho "claro e incontestable" de que la UE ha afrontado su crisis más dura desde su nacimiento. "Queda la mitad del camino para garantizar la sostenibilidad de la deuda, para garantizar la recuperación económica que es el objetivo (y el empleo) y para perfeccionar la arquitectura que, sin duda, la unión monetaria necesitaba perfeccionar. Era una moneda común sin una unión fiscal, sin un mecanismo de defensa común", reflexionó.

Zapatero no quiso sin embargo despedirse atacando a ninguno de sus colegas, ni siquiera a la canciller alemana, Angela Merkel, por forzar la aplicación de una reestructuración de la deuda griega, aunque ello haya contribuido a la contaminación de la crisis de la deuda a otros países periféricos como España. Recordó que él se mostró en diversos foros que la conecuencia del pacto de Deauville entre Alemania y Francia, que abrió la implicación de la deuda privada, "había sido factor decisivo para la extensión de la situación sistémica", pero a la vez Zapatero planteó que se puede argumentar a favor de esa decisión "el ingente volumen de la deuda griega y la dificultad de asumir el coste".

A su juicio, puede que los análisis adolezcan de perspectiva, pero desde abril 2010 "el esfuerzo ha sido enorme" aunque sea verdad que los problemas de deuda se han extendido a varios países. "Es la primera vez que una unión política afronta este desafío y donde una buena parte de los países de la zona euro tienen que explicar a sus ciudadanos que se presta dinero a otros países. Esto no estaba en el diseño de los padres fundadores cuando diseñaron la unión monetaria", planteó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios