www.diariocritico.com

Está en contra la casi totalidad del Gabinete

Sinde estudia llevar su polémica 'ley' al último Consejo de Ministros

Sinde estudia llevar su polémica 'ley' al último Consejo de Ministros

miércoles 14 de diciembre de 2011, 17:22h
La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, apoyada por Zapatero, estudia la posibilidad de llevar al último Consejo de Ministros socialistas, este viernes, su polémica ley contra las descargas. Salvo Elena Salgado y Cristina Garmendia, está en contra la totalidad del Gabinete, pero la ministra tiene sus propios compromisos con el sector y quiere arrastrar a Zapatero a que el último día de su Gobierno apruebe la Ley, lo critique quien lo critique.
La más que polémica "Ley Sinde", relativa a la regulación de webs y la protección de la propiedad intelectual y que prevé el cierre de sitios web que faciliten las descargas no autorizadas, ya fue llevada por sorpresa al Consejo de Ministros de hace dos semanas, pero Rodríguez Zapatero dio marcha atrás ante la presión de casi todo su Gobierno. Sólo estuvieron de acuerdo en sacar adelante esa ley, que se hallaba inicialmente incluida en la Ley de Economía Sostenible (LES) aprobada por el Consejo de Ministros el 27 de noviembre de 2009, la vicepresidenta Elena Salgado y la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia.

La historia de ese Consejo de Ministros fue realmente rocambolesca. González-Sinde presionó a Zapatero para aprobar la ley, aunque la misma no estaba incluida en el índice del Consejo de Ministros. Zapatero, ese mismo viernes, pidió al ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, que anunciara en la radio que el Consejo de Ministros la aprobaría, lo cual se interpretó en círculos socialistas como un aviso del presidente del Gobierno a sus ministros sobre que estaba decidido a sacar la ley pasara lo que pasara.

Sin embargo, tras el anuncio se movieron los blogueros y el conjunto de las redes sociales en su contra y todos los ministros, todos, salvo las excepciones de Garmendia y Salgado, y la postura neutra que adoptó Jáuregui, se mostraron en contra de aprobar la ley: desde José Blanco, uno de los más firmes detractores, hasta Miguel Sebastián.

Pero no fueron ni los bloggers ni los ministros los que hicieron decidir a Zapatero a posponerla: fueron unas declaraciones de la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, diciendo que su partido no había pactado la aprobación de esa, y por lo tanto si el Gobierno decidía aprobarla, que fuera bajo su responsabilidad exclusiva y asumiendo Zapatero el coste de la misma. "El PP había pactado apoyarla", nos dicen fuentes conocedoras del caso, pero las declaraciones de la portavoz popular acabaron por vencer las resistencias de Zapatero y la ley se dejó sobre la mesa.
Ahora, según esas fuentes, González-Sinde, por compromisos con el sector, según parece, estudia volver a la carga, ya que sólo tiene una última posibilidad: la del Consejo de Ministros de este viernes, el último de la 'era del zapaterato'. Y, según esas fuentes, quiere convencer al presidente del Gobierno para que la ley se apruebe.

Sin embargo, el resto del gabinete sigue en la misma posición que hace dos semanas y no quieren ni oír hablar de que el tema entre en el orden del día. "Tengamos la fiesta en paz y despidámonos del Gobierno en paz y concordia", dicen que dicen algunos ministros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

55 comentarios