www.diariocritico.com

Corrillo informal con periodistas tras la apertura de las Cortes

El Rey lamenta que la prensa 'personalice' a veces sus discursos

El Rey lamenta que la prensa 'personalice' a veces sus discursos

martes 27 de diciembre de 2011, 14:45h
En un corrillo con periodistas inmediatamente después de la apertura solemne de las Cortes, el Rey Don Juan Carlos ha agradecido a la prensa la labor que desarrolla, pero se ha lamentado de que "a veces" se personalizan sus discursos, lo que ha sonado como un cierto reproche por la interpretación que algunos medios hicieron de su mensaje de Navidad respecto a las actividades de su yerno, Iñaki Urdangarín.

- Así fue acogido el mensaje navideño del Rey>>
- Todo sobre el 'caso Urdangarín'>>
En la recepción posterior a la apertura de la Cortes, el Rey se mostró absolutamente distendido y permitió que la prensa le rodease -literalmente-. En ese encuentro informal, el monarca no ocultó su emoción por la larguísima e intensísima ovación que minutos antes había recibido por parte de los diputados y senadores. En ese ambiente distendido y emocionado, el Rey dedicó unos minutos de comunicación.

"El aplauso está muy bien, pero hay que saber entender lo que te exige", aseguró el monarca. Porque, según él, se presenta ahora una etapa difícil, pero en la que hay que estar "con ilusión y con trabajo", al tiempo que hacía un expresivo gesto con los dientes apretando un dedo de su mano.

La duda surgió sobre su mensaje de Navidad, y especialmente la aparente referencia que, según algunos, habría hecho sobre su yerno Iñaki Urdangarín y sus negocios. En este punto, Don Juan Carlos fue claro y expresivo: "No hay que personalizar... y eso es lo que a veces hace la prensa. Pero bueno...". Y añadió que él siempre dice lo que tiene que decir.

Pasando rápidamente de este asunto, el monarca se mostró más relajado cuando fue interrogado sobre sus nietos y los preparativos navideños. "¿Cómo están los nietos?", fue la pregunta. Y riéndose dijo: "¡Pues a patadas¡", en referencia a que son muy traviesos. "¿Y cuáles sus preferencias?", se insistió. "¡Uy, hay que tener mucho cuidado, porque enseguida surgen los celillos!". En definitiva, que no ha preferencias, sino que los quiere a todos por igual.

A escasos metros del Rey, en el mismo Salón de los Pasos Perdidos, se hallaban los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia. La Princesa fue también literalmente 'rodeada' por los informadores, pero rehusó hacer declaraciones de ningún tipo, alegando que 'luego se dicen cosas que...' y buscando con la mirada para que la rescatara el Príncipe. Simplemente comentó que sus hijas estaban estupendamente y muy ilusionadas con las Navidades.

El Príncipe, por su parte, en un breve corrillo similar, valoró el prolongado aplauso que los diputados y senadores han dedicado al Rey en el Hemiciclo al término de su discurso. "Eso impresiona y dice mucho", afirmó Don Felipe. La Reina también estaba emocionada por esos aplausos.


Lea también:
- PP y PSOE halagan al Rey y valoran que haya estado "a la altura de las circunstancias"
- Todo sobre el 'caso Urdangarín'>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios