www.diariocritico.com

Crítica de cine

'Drive': Cine negro con espíritu ochentero

'Drive': Cine negro con espíritu ochentero

miércoles 28 de diciembre de 2011, 20:01h
'Drive' viene dando que hablar desde su presentación en el Festival de Cannes de este año, donde fue una de las sorpresas y logró alzarse con el galardón al mejor director. Las encuestas de fin de año en EEUU no han hecho sino confirmar que estamos ante una de las películas favoritas de la crítica. Su mezcla de cine negro con un espíritu muy ochentero, que se puede apreciar desde los títulos de crédito iniciales, hacen de esta película una de las más originales de toda la temporada. Además ha logrado hacer de su protagonista, Ryan Gosling, uno de los hombres del año. Algo incomprensible ya que su principal problema reside en él.
'Drive' es en su argumento una película de cine negro, de atracos, cuentas pendientes y traiciones pero a la hora de llevarla a la pantalla, su director, Nicolas Winding Refn, se aleja del clasicismo de la época dorada del género, años 40 y 50, para componer una película visualmente influenciada por la estética del cine de los años 80. El director se aleja del blanco y negro, las sombras y las gabardinas, y entrega una película colorista, llena de luz y con chaquetas de escorpión.

Comienza, como decíamos, con unos títulos de crédito que parecen indicar que estamos ante una mezcla de 'Superdetective en Hollywood' y una película porno pero sin que nos queramos dar cuenta el director ya nos tiene metidos en el bolsillo. Esa secuencia inicial, en la que no se pronuncia casi ningún diálogo, es un magnífico prólogo que hace pensar que estamos ante algo especial. Algo que no termina completamente de ofrecer.

Puede que mi problema con esta película sea que la inexpresividad de Ryan Gosling, que algunos han visto como el nuevo epítome de lo 'cool', a mí me parece simplemente inexpresividad. Le quieren vender como el nuevo Steve McQueen pero al chico simplemente le falta carisma. Para añadir más leña al fuego, la película tiene uno de esos malvados, en la mejor tradición del cine negro, que terminan por robar todos los planos al protagonista. En este caso el veterano Albert Brooks compone un personaje inolvidable, de esos en los que hasta la más sincera sonrisa puede ser vista como algo amenazador.

Quitando esto 'Drive' es una película altamente original, en la que destaca sobremanera el trabajo de Nicolas Winding Refn tras las cámaras que lleva la película con un ritmo endiablado, dándole el tono apropiado a la historia en cada momento. Sin duda estamos ante una de las mejores películas del año pero puede que tanta expectación haya jugado en su contra. 

Vea también:

- Las 10 mejores películas de 2011
- 'El Topo': La Guerra Fría sin martinis ni 'chicas Bond'
'Arthur Christmas. Operación regalo': El regalo de Navidad de la factoría Aardman
'La conspiración': El recado de Robert Redford a George W. Bush
'Acero Puro': Lágrimas artificiales
'Un método peligroso': Psicoanalizando un triángulo
'El gato con botas': Viviendo de las rentas de Shrek
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.