www.diariocritico.com

Crítica de la película

'El Havre': El Kaurismaki más luminoso y optimista

'El Havre': El Kaurismaki más luminoso y optimista

jueves 29 de diciembre de 2011, 15:40h
El Kaurismaki más optimista y humanista entrega una película, por otro lado, cien por cien marca de la casa. Su sabia combinación de drama y comedia, su galería de personajes 'freaks', su mirada a un submundo social en el que conviven los desheredados y los bohemios. 'El Havre' está llena de calidez pero libre de sensiblería. Los fieles del director finés se sentirán como en casa, los profanos tienen en esta amable película una gran oportunidad para entrar en su mundo.
Desde sus primeros planos 'El Havre' parece decir bienvenido al mundo Kaurismaki, sin ir más lejos, el personaje protagonista, el escritor Marcel Marx reconvertido por propia voluntad en limpiabotas, ya aparecía en 'La vida de bohemia'. Pero que nadie se preocupe, 'El Havre' no es una secuela sino una película propia. En este caso el director de 'Un hombre sin pasado' trata el tema de la inmigración, pero en vez de excarbar en las miserias sociales, Kaurismaki encuentra un tono cercano al del cine de Capra, claro que totalmente 'kaurismakizado', sus protagonistas no son la personificación del hombre medio norteamericano, al que daba vida como nadie James Stewart, sino gente única y especial como Marcel Marx o ese rocker llamado Little Bob.

El universo de Kaurismaki está lleno de estos caracteres tan propios, gente con un rostro inolvidable como Kati Outinen, habitual del director, o como André Wilms, inconmesurable en su quijotesco papel de Marx. Es sobre este personaje sobre el que se construye la historia. Cuando su mujer enferma y encuentra un joven inmigrante ilegal, el limpiabotas demostrará su verdadera valía. A su alrededor aparecerán esos secundarios tan propios de Kaurismaki como el inspector interpretado por Jean-Pierre Darroussin o el mencionado Little Bob que tendrá su momento de gloria interpretando una canción en directo. Y es que Kaurismaki vuelve a cuidar su banda sonora, blues del delta del Mississippi, tango y rock'n'roll se dan la mano a lo largo de su metraje. Como curiosidad podemos decir que Jean Pierre Leaud tiene un pequeño papel, claro que al que fuera Antoine Doinel, le ha tocado el personaje más desagradable de toda la película.

En definitiva, 'El Havre' muestra que el huraño director también tiene su corazoncito. Puede que no sea su película más redonda pero sus 93 minutos pasan volando y dibujan en el espectador una amplia sonrisa de satisfacción. Puede que solo toque la superficie del terrible drama de la inmigración, pero no parece que ésa sea la intención de un director que toma como excusa ese tema para plantear una fábula sobre la relación entre seres humanos. Algo tan sencillo, y a la vez complicado, como eso.

Vea también:

'Drive': Cine negro con espíritu ochentero
- Las 10 mejores películas de 2011

- 'El Topo': La Guerra Fría sin martinis ni 'chicas Bond'
'Arthur Christmas. Operación regalo': El regalo de Navidad de la factoría Aardman
'La conspiración': El recado de Robert Redford a George W. Bush
'Acero Puro': Lágrimas artificiales
'Un método peligroso': Psicoanalizando un triángulo
'El gato con botas': Viviendo de las rentas de Shrek
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.