www.diariocritico.com

Más de un millar de asistentes en loa presentación de su candidatura en UGT

Rubalcaba acepta 'primarias a la francesa': que voten los simpatizantes

Rubalcaba acepta 'primarias a la francesa': que voten los simpatizantes

- Irónico y conciliador: "No tengo adversarios en el PSOE: tengo compañeros"

jueves 29 de diciembre de 2011, 19:35h
"Tengo ideas, tengo fuerza y tengo una ilusión que quiero convertir en ilusión colectiva. Por esa razón estoy aquí con vosotros".  Son las tres 'razones' por las que Pérez Rubalcaba ha presentado en la sede de UGT de Madrid su candidatura a la Secretaría General socialista. En un salón de actos auténticamente abarrotado, en mangas de camisa, con multitud de altos cargos del partido como 'escuchantes' de lujo, Rubalcaba se ha presentado con multitud de frases grandilocuentes, pero con una buena dosis de cinismo inicial: "El mejor compañero en democracia es el que más votos tiene", la primera; "no tengo adversarios en el Partido Socialista: tengo compañeros y compañeras", la segunda, y la aceptación de 'primarias a la francesa' -que voten tanto militantes como simpatizantes-, el remate.
El salón de actos de la sede de UGT en Madrid estaba abarrotado: casi un millar de militantes y simpatizantes ugetistas y socialistas se reunieron para escuchar cómo Alfredo Pérez Rubalcaba daba el disparo de salida para el 38 Congreso Federal. Muchos nombres altisonantes, casi todos ya fuera de los distintos gobiernos -local, autonómico, del Estado- y a la espera de destino.

La lista podría ser interminable, pero allí estaban desde José María Maravall a Valeriano Gómez y Trinidad Jiménez; desde su antiguo 'escudero' Enrique Guerrero hasta dirigentes regionales como José María Barreda (Castilla-La Mancha), Roberto Jiménez (Navarra), Oscar López (Castilla y León) o Tomás Gómez (Madrid); y cargos, y muchos ex cargos: Pedro Castro, Trinidad JiménezCarmela Silva, Jaime Lissavetzsky, López Garrido, Justo Zambrana, Ruth Porta, Rafael Simancas, Carlos Totorika (ex alcalde de Ermua), Elena Valenciano...

Y un público más bien madurito que no cabía en la sala, que aguantó estoicamente más de una hora de discurso denso -a veces intenso- y que aplaudió frenéticamente en diversas ocasiones. Y que incluso rió con ganas con frases 'simpáticas' como "os lo agradezco a todos: a los que espero que me votéis y a algunos que estoy seguro que no lo haréis". Porque Rubalcaba sabe, como sabía todo el mundo en esa sala, que muchos de los que allí estaban probablemente no le van a votar a él, sino que apoyará a su rival, Carme Chacón, como será el caso más que probable del madrileño Tomás Gómez y el manchego Barreda.

"No tengo rivales en el Partido Socialista"

Rubalcaba ha demostrado con este acto que ha recuperado las viejas y tradicionales fórmulas básicas del mitin que tan escasamente usó en la pasada campaña electoral. Y le dio buen resultado: aplausos y ovaciones cuando dijo que "para eso necesitamos un partido: un gran partido para recuperar el poder". Y en este punto pidió unidad y aceptó la petición de 'primarias a la francesa' -es decir, que puedan votar tanto militantes como simpatizantes- siempre y cuando los simpatizantes estén inmersos en la labor de construcción de una alternativa de partido.

O como cuando dijo que "quien no tenga tolerancia y respeto no estará conmigo", o que "no voy a entrar en ese debate de las ideas y de las personas, porque yo estudié a Platón hace tiempo y ya lo tengo superado", o que "tampoco me voy a apropiar de banderas que son todos". En resumen, éxtasis cuando casi gritó que "en el Partido Socialista yo no tengo adversarios, sólo tengo compañeros". Acaso por eso no citó ni una sola vez a la catalana Carme Chacón, a la que, por alusiones indirectas, le lanzó algunos mensajes de colaboración después de Congreso, como que acepta su propuesta de que haya 'primarias a la francesa".

"Abandonar el pesimismo y abrirnos a la sociedad"

Rubalcaba estructuró un discurso en sentido creciente. Primero, explicando el por qué del lugar elegido -"porque yo soy de UGT desde hace más de 30 años... y marca el sentido de lo que será la labor de la Ejecutiva socialista si la candidatura sale adelante"-; segundo, con los agradecimientos a los 'cinco partidos' allí presentes: el PSM; el de Cantabria -en el que él mismo milita en la Agrupación de Solares-, el de Andalucía, el de Euskadi -representado por Carlos Totorika, recordando que ya en 1997 Almunia le encargó la coordinación de la política antiterrorista-, y la Agrupación Sectorial de Educación -con un guiño especial al ex ministro de Educación, José María Maravall, a cuyas órdenes sirvió-.

Más tarde, explicación del por qué está -sigue- en política y de por qué presenta su candidatura: "Para ser útil a la sociedad" y porque todo tiene que cambiar, pero hay algo que no tiene recambio, que es el PSOE: "Tenemos una responsabilidad con la democracia y con la izquierda española". Se trata de "abandonar el pesimismo", de "abrirnos a la sociedad", de "recuperar el prestigio de la política" y porque "nunca me he dejado de enfrentar a los problemas".

Y finalmente, las dos razones por la que está en este acto: ser "útil a mis ideas" y "fiel a mi compromiso". "Por eso estoy hoy aquí: puedo ser útil y aportar ideas", dijo, para añadir que "tengo ideas, tengo fuerza y tengo una ilusión que quiero convertir en ilusión colectiva. Por esa razón estoy aquí con vosotros".

Un poco de autocrítica... y de dardos al PP

Sorprendió, desde luego, ver a un Rubalcaba con una cierta dosis de autocrítica por la absoluta derrota electoral del 20-N. "El resultado dice a las claras que los españoles no confiaban en nosotros para afrontar la tarea para luchar contra la crisis", dijo, y aún añadió que "hemos perdido los votos porque hemos perdido la confianza de los españoles", y que la clave para el futuro es "recuperar la confianza de los ciudadanos".

De la autocrítica paso a como la tarea de la oposición hay que vincularla a la salida de la crisis y a la cohesión social: "No podemos ser irrelevantes en la lucha contra la crisis". Y rechazó por 'banal' la discusión sobre si la oposición debe ser 'dura' o 'blanda': "Hay un concepto que acuñó Rodríguez Zapatero que yo quiero recordar hoy aquí: la oposición útil". Es decir, que hay que ser útil y acordar cuando se pueda, pero ser "firme y beligerante" cuando la derecha pretenda cambiar los derechos básicos: "Nos equivocaríamos si hiciéramos la oposición que ha hecho el PP".

Finalmente, el líder socialista, tras innumerables guiños a UGT y, sobre todo, a la organización socialista andaluza -la más importante en número de militantes y, por lo tanto, de delegados al Congreso-, la crítica a las políticas que ya está haciendo la derecha que representan Mariano Rajoy y el PP: "Ahora, poco a poco, en cómodos plazos nos irán dando la medicina que tenían en la cabeza", dijo, y justificó que han llegado a las elecciones "con ese truco, con esa falsedad, sabiendo lo que iban a hacer".



Lea también:

- Rubalcaba inicia su campaña con el apoyo mayoritario en la cúpula socialista
- Rubalcaba y Chacón hacen 'cuentas' y calibran sus apoyos
- Chacón apuesta por las primarias abiertas con "cuanta más gente mejor"
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
4 comentarios