www.diariocritico.com

"Cuando fuimos los mejores"...

De Camps a Alberto Fabra: el camino hacia el pozo en la Comunidad Valenciana

De Camps a Alberto Fabra: el camino hacia el pozo en la Comunidad Valenciana

jueves 05 de enero de 2012, 11:02h
"Cuando fuimos los mejores, el dinero se gastaba, se podía comprar todo, incluso vuestras almas". Esta es una de las estrofas de una conocida canción de la banda Loquillo y los Trogloditas. Puede definir muy bien los tiempos de las vacas gordas que se vivieron en la Comunitat Valenciana. Esa etapa ya ha sido enterrada.

- El Gobierno valenciano desmiente su horror económico
- V?£???i?, por Manuel Pascua
- Diariocrítico de Valencia>>
Muchos están mirando a la herencia dejada por Francisco Camps para responder a los problemas financieros que tiene la Generalitat valenciana en la actualidad. La falta de liquidez, que se convierte en retrasos en los pagos a proveedores, es la consecuencia de una política de centrifugación de la deuda que ahora está tocando a su fin.

Esta semana, principalmente en la prensa de Madrid, se han multiplicado las reacciones ante la ayuda-rescate-apoyo, o como se quiera llamar, del Gobierno a la Comunitat para hacer frente al pago de unos 120 millones que se debían a Deustsche Bank. En Valencia se habla de un anticipo de la financiación del Estado. En Madrid de un rescate. Los expertos decidirán el término, lo cierto es que el Consell de Alberto Fabra está haciendo encaje de bolillos para resolver los compromisos financieros.

Fabra ha respondido a las dudas sobre la solvencia de la Administración autonómica con un plan de ajuste sin precedentes en la Comunitat Valenciana. Algunos denunciaban falta de concreción en las medidas anunciadas por el presidente en su discurso de año nuevo. Pues bien, esta semana las iniciativas, o las tijeras, han empezado a surcar la realidad del sector público valenciano.

Las empresas públicas pasan de 46 a 6 y los funcionarios están en pie de guerra por un ajuste que va afectar a sus jornadas laborales y salarios. "Esta crisis es como una guerra mundial", lamentaba el conseller de Hacienda y Administraciones Públicas, José Manuel Vela.

Toca bailar con la más fea y Fabra es consciente de ello. Estas navidades, en sus encuentros con los medios, repitió en público y en privado que se tomarían "todas las medidas que hagan falta" como en "cualquier hogar" que está sufriendo la crisis. Era un aviso a navegantes.

El discurso de Fabra del pasado 1 de enero fue realista. La oposición le echa en cara que hiciera el toque de corneta sobre la gravedad de la situación, semanas después de aprobar los prepuestos del Consell en Les Corts. Es cierto. También lo es que el recorte anunciado en las empresas públicas es muy parecido a lo que pregonaba el líder de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, durante los últimos años.

En el pasado, tanto en Les Corts como en los actos institucionales y de partido, Francisco Camps repetía hasta la saciedad que la Comunitat sería la "primera en salir de la crisis". Incluso en su discurso de fin de año ensalzaba a la autonomía valenciana como el "motor" para que España siguiera creciendo, manteniendo el tono reivindicativo con el Gobierno.

Mucho ha llovido desde ese parlamento en Canal 9. El entonces presidente está sentado en el banquillo por unos trajes. España no arranca ni con el motor importado de Bruselas. Y en el Gobierno central está el 'primo hermano' Rajoy que vive obsesionado por el déficit y que ha incumplido su promesa de no subir impuestos.

Se acabaron los tiempos del glamour en la Comunitat. Los más defensores de la política de grandes eventos siempre mantendrán el argumento de que a los valencianos "no nos pagaron" una Expo o unos Juegos Olímpicos como, dicen, a los andaluces o a los catalanes. Es decir, que para situar a la región en el mapa internacional -F-1, Copa América...- las arcas valencianas han tenido que ser exprimidas. Los más críticos con el PPCV pensarán que la 'burbuja de la fantasía' estaba predestinada a pincharse.

Es lo que hay. España está intervenida, de facto, por Europa. Y las comunidades, según anuncia el propio ministro de Economía en la prensa extranjera, también tendrán que superar el listón de Rajoy para aprobar sus cuentas. Ya no es tiempo de "ser los mejores". Es época de, simplemente, poder ser cada día.


Lea también:
- El Gobierno valenciano desmiente su horror económico que describe la prensa madrileña
- La Comunidad Valenciana, ¿del milagro económico al colapso?
- V?£???i?, por Manuel Pascua
- Diariocrítico de Valencia>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios