www.diariocritico.com
Fabra quiere que políticos, patronal y sindicatos den ejemplo en los ajustes

Fabra quiere que políticos, patronal y sindicatos den ejemplo en los ajustes

> Las sorpresas del trío de 'reyes' del Gobierno de la Comunidad valenciana
> Diariocrítico de la Comunidad Valenciana

El presidente del Consell quiere reivindicar su petición de ejemplaridad: la vinculación de los salarios de altos cargos al déficit no tiene precedentes en otras comunidades y acaba la 'barra libre' de subvenciones a los agentes sociales.
  
Mucho se ha hablado en los últimos días del plan de ajuste del Gobierno valenciano. La subida de impuestos y la revisión de los grandes eventos han sido, sin duda, las cuestiones más comentadas. Pero hay otras iniciativas que el presidente del Consell, Alberto Fabra, ha ordenado para personalizar la necesidad de "ejemplaridad" que él mismo reclamó a los políticos en su discurso de año nuevo.

El jefe del Consell ha recalcado a los suyos que los esfuerzos en la época de ajustes tienen que ser "conjuntos" y, entre otros, los políticos también deben dar ejemplo. Sin duda, la medida más novedosa en el paquete de medidas anunciado en la semana que ahora acaba es la vinculación de los sueldos de los altos cargos, también el de los consellers, al cumplimiento a 'rajatabla' de los objetivos para reducir el endeudamiento.

La administración valenciana será la primera en España que vivirá consecuencias si se produce un desvío en la deuda. Es decir, un político -personal de confianza también- del Consell perderá salario en el mismo porcentaje en el que aumente el déficit. Fabra quiere dar un mensaje interno para que el control del gasto sea la máxima prioridad. Esta iniciativa no tiene precedentes ni en regiones gobernadas ahora por el PP como Castilla-La Mancha o Baleares. por poner algún ejemplo.

Ajustes internos

La ejemplaridad, antes citada, que reclama Fabra tiene otros casos dentro del plan de ajuste. El parque móvil al servicio de las Consellerias se reducirá la mitad. El presidente ha dado orden de que sólo se usen coches oficiales para lo "imprescindible". Los vehículos sobrantes saldrán a subasta pública o se dará de baja el contrato de renting.

La reducción del número de empresas públicas -con un ahorro previsto de 120 millones- y la creación de seis holdings para tener un control más contundente de sus movimientos no será el único retoque en el sector público. Desde la aprobación del nuevo decreto de medidas urgentes, el Consell va a limitar las horas extras en la administración general y empresas públicas. "Sólo se mantendrán las estrictamente necesarias", aseguran fuentes de la Generalitat.

La 'libertad de horarios' que algunos se tomaban en la administración pública también va a ser vigilada. El presidente también está decidido a poner coto al absentismo laboral. Se aplicarán mecanismos como el de la huella digital.

Incentivos y adiós a subvenciones

Otra de las cuestiones novedosas dentro del plan del Consell es el final a la 'barra libre' en las subvenciones. También Fabra marcó el camino en su discurso de año nuevo y, esta semana, lo volvió a subrayar: "Se acaban las subvenciones y empiezan los incentivos". El asunto va dirigido a las patronales y sindicatos.

Desde el año recién estrenado, se van a mirar con lupa los fondos destinados a los agentes sociales. Los nuevos 'incentivos' que recibirán las organizaciones empresariales y sindicales estarán vinculados al crecimiento de empleo. Un proyecto recibirá dinero público cuando quede constatada la creación de empleo.

Todas las medidas están enmarcadas en un evidente cambio de rumbo. Dentro de la política económica, la máxima prioridad que ha ensalzado el presidente Fabra es el pago a los proveedores. Quiere que, durante 2012, se cumplan los compromisos con las farmacias, las asociaciones de dependientes o los abogados, entre otros colectivos.

El control del déficit va a estar presente en todas las iniciativas. Por ello, el nuevo vicepresidente y portavoz, José Císcar, aseguró que la Generalitat acepta el control previo que el Ejecutivo central quiere hacer a las cuentas de todas las comunidades. Eso sí, a su vez, el Consell advirtió que mantendrá sus reivindicaciones para que el modelo de financiación tenga en cuenta el aumento de población de la autonomía valenciana.

Otro de los planteamientos del Gobierno sobre el que se ha recogido el guante en Valencia es el anunciado por el Ministerio de Exteriores. Las distintas delegaciones del IVEX se agruparán en las embajadas de ámbito nacional.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios