www.diariocritico.com

Asegura que quiere un partido de militantes

Rubalcaba dice que "no" quiere un "partido de palmeros"

martes 17 de enero de 2012, 21:44h
 El precandidato a la secretaría general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha enfatizado este martes que no quiere "un partido de palmeros" y ha asegurado no tener "ningún miedo" al debate interno.
"A estos compañeros, a estos militantes que ya están les quiero decir que yo no quiero un partido de palmeros, sino un partido de militantes que opinan y que tienen voluntad y que hacen valer sus opiniones y su voluntad en la dirección del partido cuando hay congreso y durante todos los días entre congreso y congreso", ha remarcado.

   Durante un encuentro con militantes y simpatizantes del PSOE en Badajoz en el que también han estado presentes los expresidentes extremeños Guillermo Fernández Vara y Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el precandidato ha recalcado que su "primera preocupación", además de los simpatizantes, son los "los que están dentro" del PSOE, por lo que quiere contar con su opinión.

   "Creo profundamente en ese tipo de partido, no le tengo ningún miedo al debate interno, al contrario, no hay nada que enriquezca más, a los que lo hacen, y desde luego a los dirigentes", ha remarcado.

   De esta forma ha hecho hincapié en la importancia de acordarse "todos los días de los militantes". "Entre otras cosas porque si lo hacemos así seguramente algunos de los errores que hemos podido cometer no los hubiéramos cometido", ha recalcado.

"Ver qué ha pasado"

   En este sentido, Pérez Rubalcaba ha indicado que se presentó como candidato a la Presidencia del Gobierno porque creía que podía ser "útil" a su partido. "Ahora pienso que es útil pedirle a los compañeros la confianza para mi partido", ha agregado.

   A este respecto, se ha mostrado "muy orgulloso" de sus anteriores cargos como ministro socialista de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y de Felipe González, aunque ha recalcado que ello "no quiere decir" que piense que lo han hecho "todo bien".

   Así ha recordado que pertenece a una generación que "no se llamaba autocrítica", sino de "contrición, dolor de los pecados, examen de conciencia" y que "lleva en los genes" el "mirar hacia dentro" y "ver qué ha pasado".

   "Yo creo que esto es un congreso", ha señalado, "para elegir a un secretario general, y deberíamos pensar en eso, sólo en eso". "Por tanto qué os pido, que votéis lo que creáis que es mejor para el PSOE", ha apuntado, al tiempo que ha sostenido que si se hace "así, seguramente" el partido saldrá "reforzado de este congreso".

"Defender los intereses" de los votantes

   Asimismo, Alfredo Pérez Rubalcaba también ha considerado en su intervención que "no" se tiene "mucho tiempo" y que "no" se puede pedir a los ciudadanos "tiempo muerto" dado que ha desarrollado un programa electoral que ha sido votado por 7 millones de personas y "la crisis está ahí, la gente lo vive" y los ciudadanos le preguntan "qué pasa" con el empleo, la educación, los recortes o los impuestos.

   "Tenemos la obligación, porque los ciudadanos nos han puesto en la oposición, desde este primer momento en la oposición, de empezar a hacer política, empezar a defender los intereses de aquellos que nos han votado para desde esa defensa intentar conseguir reconquistar la confianza de aquellos que no nos votaron, esa es la razón por la que perdimos porque hubo mucha gente que no confió en nosotros para salir de la crisis", ha apuntado.

   En este sentido, ha subrayado que "la primera parte del proyecto político del nuevo secretario general tiene que ser necesariamente la tarea de oposición, ya desde el primer momento" en aras de saber "qué tipo de oposición" quiere hacer el PSOE, al tiempo que también ha mostrado la importancia de "hacer valer" la "voz" del partido y su "solvencia" como "proyecto político".

   Alfredo Pérez Rubalcaba también se ha referido a la muerte de Manuel Fraga al subrayar el papel del PSOE durante la transición española y ha apostado por "cambiar cosas" y "estar ahí" para que se les "reconozca como parte del proceso", para lo cual, a su juicio, deben contar con un "proyecto de gobierno" aunque estén en la oposición.

Ser "más municipalistas"

   El precandidato también ha defendido la importancia de ser "más municipalistas" y "más democráticos", de utilizar la red, y de "profundizar" en ser "un partido de mayorías" en el que se "reconozcan los más desfavorecidos" pero también la "clase media".

   Igualmente ha señalado que su proyecto político pretende ser "intergeneracional" preocupándose por "los jóvenes, los no tan jóvenes y los mayores" y apuesta por "recuperar la seña de identidad" de los 80 y 90 cuando "el Partido Socialista decía lo mismo en todas las comunidades autónomas".

   Pérez Rubalcaba ha estado precedido en su intervención por el expresidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien ha dicho ser "un firme defensor" de "aprovechar este momento para hacer un profundo debate interno" sobre el Partido Socialista "sin volvernos locos" manteniendo "cosas" y cambiando "otras".

   En su intervención, Fernández Vara ha añadido que la federación extremeña 'socialista' "ha sido siempre profundamente leal con este partido" a la vez que "crítica" y que "ha defendido siempre aquello" que creían que debían defender. "Ha estado cuando se la ha necesitado y ahora va a estar también", ha apuntado.

   Sobre Rubalcaba, ha dicho que en Extremadura le quieren "mucho" y respetan "más" y que "siempre" le desearán en la vida "lo mejor". "Donde le coloque la vida siempre sabremos que habrá un buen socialista y un gran amigo de Extremadura", ha agregado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios